La inteligencia artificial desde su campo ha empezado a realizar funciones y actividades que anteriormente el hombre realizaba, esto es debido a que el cerebro del ser humano ha empezado a desarrollarse en aplicar sus conocimientos en el ámbito de la tecnología, provocando una discusión en el desarrollo del cerebro humano y la del ordenador, tratando de conocer cuál de estos han evolucionado o desarrollado mejor su inteligencia.

Las 6 diferencias más notorias

En el sitio robots-argentina.com.ar se realizó un exhaustivo estudio sobre el tema y marcaron diez diferencias claves entre un cerebro humano y un ordenador, entre las diferencias más notorias que se marcaron en este estudio se encuentran las siguientes:

  • El cerebro usa una memoria de contenido direccionable
Dando como justificación que el acceso a través de las computadoras se realiza buscando información en el preciso lugar en la memoria y a esta memoria se le denomina byte-direccionable, mientras en la del ser humano la memoria es de contenido direccionable, debido a que se puede acceder a esta a través de conceptos relacionados.

  • La velocidad de procesamiento cerebral no es fija; no hay ningún reloj de sistema
El cerebro humano no cuenta con un tiempo fijo para dar información o para procesar y realizar actividades, esta puede variar; sin embargo, dentro del cerebro sí se cuenta con una noción de tiempo y espacio. De igual forma existen evidencias que hacen referencia a que la velocidad está sujeta a una cantidad de variables, por ejemplo en el tiempo que tarda la señal en llegar al cerebro, mientras que los ordenadores cuentan con un sistema encargado de generar pulsos y esto marca el ritmo con que se llevan a cabo, por ejemplo disminuir la velocidad para ahorro de energía.

  • La memoria a corto plazo no es como la RAM
La diferencia más clara es que la memoria a corto plazo con la que cuenta un cerebro humano tiende a no tener límites, mientras que la memoria RAM que utiliza un procesador tiende a ser finita, es decir tienen un fin o un límite establecido.

  • A diferencia de las computadoras, el procesamiento y la memoria son llevados a cabo por los mismos componentes en el cerebro
En un ordenador es el microprocesador el encargado de trabajar con los datos que obtiene y depositarlos en su memoria, mientras que el cerebro humano las mismas neuronas que procesan la información pueden ser el asiento de su memoria.

  • El cerebro es un sistema auto-organizado
Esta característica que diferencia a un ordenador del cerebro humano, permite que en caso de lesiones que sufra el cerebro de una persona, una zona de este llegue a realizar las funciones perdidas y se le conoce como “plasticidad inducida por un trauma”, mientras el ordenador no cuenta con una función similar.

  • Los cerebros tienen cuerpos
Esta característica aunque es calificada como trivial, hace que el cerebro del ser humano al contar con un cuerpo, pueda utilizar el medio ambiente como una extensión de sí mismo, aparte de que se encuentra a su entera disposición.

Autores fundamentan las diferencias

Estas características son de las más destacadas en el ámbito de la Inteligencia Artificial y la diferencia con el cerebro humano en un estudio realizado en Argentina, no obstante también han existido autores que han realizado valiosas aportaciones a este tema y han defendido algunas de las diferencias mencionadas anteriormente. Uno de ellos es Gubern en el libro El eros electrónico (2000) quien declara que “el cerebro humano no es en realidad una computadora, sino muchas a la vez, que trabajan coordinadas con funciones (o programas) distintos y complementarios”.

Con esta declaración Gubern realiza un reconocimiento a la capacidad que tiene el ser humano para realizar sus funciones, así como su memoria la cual no se encuentra restringida a un número de megabytes como la de un ordenador, ni sustentada a un hardware, y reflejando la capacidad que tiene el cerebro humano en comparación con un ordenador. No obstante ha mencionado en el mismo libro que el sistema de un ordenador es rígido y si los códigos no se introducen de una forma correcta la máquina no responderá a la función o lo codificará como error.

Rafael Lomeña Varo (2008) es otro autor que ha realizado aportaciones sobre este tema y menciona que los procesadores pueden llegar a integrar más de 100 millones de transistores y ejecutar a un velocidad increíble operaciones de cálculo. Sin embargo, el cerebro cuenta con 100.000 millones de neuronas unidas en una capacidad auto-organizativa que hacen que el cerebro se convierta en un gran rival inalcanzable debido a su complejidad y sus procesos cognitivos, añadiendo a esto que el cerebro está sustentado en millones de años de evolución llegando a convertirse en un órgano diseñado para aprender. También ha admitido que “ la máquina ha superado al hombre en multitud de aspectos, pero nadie, hasta la fecha, puede atribuirse la autoría de haber enseñado a pensar a una máquina”.