Por lo general, los cantantes visten una ropa y adoptan un estilo de vida en la misma dirección con su música, probablemente por la necesidad de ser identificados por sus fans, y diferenciarse de otros. La música se convierte en su manera de vivir porque esto es lo que son, músicos. Los fans o los adeptos de un cierto género musical, adoptan un estilo parecido al de sus ídolos. Donde más sucede esto es en las filas juveniles, entre adolescentes que se buscan y tienen la impresión de encontrarse en un cierto género musical.

El problema aparece cuando el adolescente capta de manera equivocada el mensaje, lo interpreta a su manera. De esta forma pueden surgir acciones xenófobas o violentas, caracteres introvertidos o poco sociables. La música es algo normal sí, pero hasta el punto de confundirse con ella. Pero no son los jóvenes los únicos responsables. Martín Coman habla en su estudio sobre la manipulación de las discográficas, del impacto psicológico y social que tiene la música sobre la sociedad en general y sobre jóvenes y adolescentes en particular.

Los géneros musicales de cada década

Desde finales del siglo XIX, cuando apareció el ragtime (Regged-time, tiempo rasgado), hasta nuestros días, la música se desarrolló y se diversificó de tal manera que hoy en día hay multitud de géneros y subgéneros, para todos los gustos y estados de ánimo. Cada década trajo algo nuevo y dejó su imprenta musical.

En la primera década del siglo XX aparece el estilo hot, que se puede entender como algo parecido al jazz. En los ´20 surge el blues clásico femenino, con interpretes como Gertrude “Ma” Rainey, Mamie Smith o Bessi Smith, conocida como “La emperatriz del blues”. Los ´30 traen subgéneros del blues o del jazz, como el boogie-woogie y el jump blues o el swing y el western swing respectivamente. Lo mismo pasa en la siguiente década que aporta el bebop y el doo wop, como nuevos estilos.

Uno de los primeros géneros del rock and roll nace en 1950, el rockabilly. Con influencias del swing y el blues, tiene su origen en la región sur de los Estados Unidos.

En los ´60 aparecen más subgéneros del rock, pero también el reggae y el ye-ye. Es el periodo de la “invasión británica”, cuando grupos de rock and roll, a raíz del éxito de los Beatles, conocen una alta popularidad.

El funk y el disco dejan su huella en los ´70, para que el techno y el dance lo hagan en los ´80 y los ´90 respectivamente. En los años 2000 el estilo de moda es el house, que llegó a Europa desde mediados de los noventa.

Estilos musicales y sus ideologías

El punk, el gótico, el metal en todas sus formas (heavy, death, gore) son de los estilos que más influencia tienen, o de los que más se hacen notar.

Aparecido a mediados de los 70, el punk es un género musical, dentro del rock, que se caracteriza más que nada por su actitud independiente. En sus principios, el punk era una música simple, casi descuidada. Su filosofía empezó a promover ideas como la libertad individual, el pensamiento libre y la lucha contra el autoritarismo. Si al principio tenían una visión bastante critica del mundo, resumiéndola en “There is no future” (no hay futuro, sin futuro), en la actualidad su lema es otro, aunque sigue la misma dirección del punk: “Do it yourself” (hazlo tú mismo), que indica rechazar los dogmas y no seguir un solo punto de vista.

El estilo gótico, puede ser dentro del rock o del metal. En la primera categoría, del rock gótico, entran los estilos musicales que tienen en común la preferencia por lo oscuro y lo dramático. En los últimos tiempos sus seguidores se decantan por el death rock, donde encuentran los sonidos originales de la primera generación (1979-1985) gótica.

El metal gótico es un género del heavy metal. Se caracteriza por letras melodramáticas y fúnebres que suelen tratar sobre religión. Sus sentimientos van desde el amor al odio, la depresión y el horror. El subgénero extremo del heavy metal es el death metal, que se identifica por su extrema brutalidad.

Todos estos géneros musicales transmiten su ideología, aparte de las letras de sus canciones, mediante una actitud de los músicos y una vestimenta adecuada. Claro que el resto de estilos también lo hacen, pero no destacan tanto. La música es su manera de expresarse y su estilo de vida. Porque, tal como dice Martín Coman “la música es a la vez estilo de vida, vínculo social y fuerza espiritual. Orienta a los jóvenes en su búsqueda de autonomía y les brinda un medio de expresión.”