La Luna sale aproximadamente una hora más tarde cada día, siempre que la observemos desde un mismo punto del planeta, nuestra casa por ejemplo, eso explica que su órbita alrededor de la Tierra sea de casi veintiocho días. Sin embargo, eso no es del todo exacto, ya que la Luna no gira en torno a la Tierra, sino que ambas giran en torno al centro de sus masas, pero al ser la Tierra más grande, la gravedad que ejerce la Luna es distinta en cada punto.

Este fenómeno llamado, “gradiente gravitatorio”, es el producido por estas diferencias de fuerzas, mientras la Tierra gira en torno al centro de gravedad del sistema Tierra-Luna, hay a la vez otra fuerza interna deformada, dándole el aspecto de huevo. Este gradiente gravitatorio es el causante de las mareas.

La influencia gravitacional de la luna no es tan grande como se pretende, ni tan pequeña como se desprecia.

Estudios sobre La Luna

Además de los cambios de mareas influenciadas por la Luna, hay teorías que dicen que también puede afectar a personas, tal como el humor, carácter, sueño, etc. En la agricultura, los campesinos saben muy bien como contribuye la luna en su día a día en su trabajo. Cada año se edita un libro, “Calendario Lunar” del autor Michel Cros, en el cual se explica con detalle cómo y cuándo cultivar diferentes alimentos, en relación con las estaciones y fases lunares, para un mejor rendimiento y calidad de los cultivos.

La Luna en personas y en enfermedades.

Todos hemos oído alguna vez, que las enfermeras de la planta de maternidad comentan, que cuando cambia la luna es cuando más nacimientos se producen, pero también coincide con la luna llena, y es precisamente en esta fase de la luna cuando más agresiones se suceden y que entran por urgencias muchos más heridos por actos violentos.

En diferentes estudios realizados en universidades se constata que muchas enfermedades, aumentan o disminuyen dependiendo de la fase en la que se encuentra la luna. El doctor Selím Benbadis, director en el Hospital General de Tampa declaró: “La mayoría de los ataques epilépticos se produjeron en cuarto menguante” Sin embargo, a pesar de estudios realizados, no pueden afirmar científicamente, que la Luna sea la causante y de momento son solo especulaciones.

Mito de la luna sobre el cabello

Es creencia extendida que si el cabello se corta en una fase o en otra de la luna, el cabello saldrá con mayor o menor intensidad. Aunque los detractores de esta teoría dicen que el responsable de que crezca es el folículo piloso, un pequeño bulbo que se encuentra en el interior de la piel de nuestra corteza craneal y que si tenemos el cabello sano suele crecer entre 1 cm y 1’5 cm al mes, sea cual sea la fase lunar.

No solo en el cabello se mira al cielo para ver en qué fase se encuentra la luna, muchas personas que se rigen por los ciclos lunares, a la hora de cortase las uñas, depilarse las piernas o las cejas, por poner unos ejemplos.

En un texto sobre astrología “Los escépticos de Quebec” se puede comprobar que Kepler siglo XVI-XVII, ya dijo o al menos se le atribuye a él “que no se debería rechazar, como increíble la posibilidad de que un estudio a fondo pueda revelarnos más de un grano de verdad en la que llaman supersticiones astrológicas”.