La industria del cine estadounidense es, sin duda alguna, el epicentro del cine a nivel mundial. Sus producciones cinematográficas consiguen ser vistas en todo el mundo, causando fuertes percepciones y apreciaciones en el público. Hollywood es una industria íntimamente ligada a la evolución de los medios técnicos, incluso sociales del siglo XX y lo que lleva el siglo XXI. Dicho de otra forma, es la industria con la capacidad para el control mental, intelectual, de la imaginación y hasta de los sueños.

Control económico y propagandístico del contenido

Al tratar de realizar una observación trivial acerca de la industria de Hollywood, desde el punto de vista económico, es bastante notoria la gran dimensión y poder financiero, a tal punto de encontrar un nivel competitivo casi nulo por parte de otros productores cinematográficos en cualquier otra parte del mundo. De igual forma, la gran inversión en publicidad y propagación del contenido de su cinematografía es altísima, obteniendo múltiples ganancias no solo por sus películas sino por sus labores de mercadeo, turismo y productos de consumo que radican en la propaganda.

Otra razón económica de este emporio cinematográfico son los magnos salarios que reciben los actores, y es por esta razón que abandonan las industrias nacionales y emigran a Hollywood en busca de mejores oportunidades laborales. Esta industria alberga actores de todas partes del mundo. Los actores son pieza fundamental de la imagen de la industria y por ende están atados a las hábiles maniobras de marketing destinadas a su propia imagen.

Influencia política de la industria cultura de Hollywood

Ahora bien, desde el punto de vista político, Hollywood continuamente propone una visión mundial homogénea y expone tergiversablemente el famoso “sueño americano”. Al mismo tiempo intenta persuadir al mundo la posición de un Estados Unidos solidario y altruista con la población más vulnerable, siendo siempre los héroes.

Esta es la típica postura mostrada en filmes que contextualizan la Guerra Fría: abatiendo y humillando a los rusos comunistas bajo el poder del capitalismo norteamericano. Un ejemplo más puntual y reciente es el desprestigio dado a los musulmanes con el típico estereotipo de terroristas, por esta razón es común ver que tienen un aspecto negativo en las relaciones mundiales, vistos como extremistas e intolerables por diferentes grupos y organizaciones.

La utilización política de los medios de comunicación

La influencia política a nivel interno también tiene gran cabida, no en vano Estados Unidos tuvo como presidente a un reconocido actor, director y empresario de Hollywood durante toda la década de los 80: el ex presidente Ronald Reagan. Durante este periodo se promovió múltiples movimientos anticomunistas en todo el mundo con propaganda agresiva en los medios de comunicación.

Se estigmatizó, de igual manera, a las sustancias psicoactivas y se hizo evidente la lucha antidroga en toda la región con la misma fuerte propaganda agresiva dirigida a los principales carteles del narcotráfico en Colombia.

De igual forma, Hollywood encubre y distorsiona hechos históricos de gran relevancia en sus filmes, tomando como ejemplo fundamental la Segunda Guerra Mundial. El heroísmo y la intrepidez son los principales rasgos de los personajes representados como norteamericanos y hay un leve rezago con los países aliados, expresamente con el Reino Unido al insinuar que fueron rescatados de la expansión alemana por el Ejército Estadounidense, entre muchas otras insinuaciones de tipo egocéntrico.

La imagen del narcotráfico que exporta Hollywod

Otro ejemplo más local y concreto son los filmes acerca de la lucha antidroga y secuestro, que evidentemente están relacionadas con Colombia. Es natural ver, en estos filmes, escenarios hostiles y selváticos figurando como las que son importantes centros urbanos colombianos (Medellín, Bogotá, Barranquilla).

Varios organismos contra narcóticos, especialmente la DEA, son retocados y posteriormente asimilados para parecer los perfectos cumplidores de las leyes en asuntos de drogas, dejando a Colombia con una imagen mundial negativa y errónea. Acciones que en realidad no han sido comprobadas con veracidad.

Imposición de la cultura americana

Desde un criterio cultural, Hollywood ha impuesto “entretenimiento” desde una visión norteamericana al mundo, con una serie de particularidades intrínsecas de su propio lenguaje, y por ende obligando al mundo a asimilarlas. Todas y cada una de sus películas tienen intenciones ocultas de globalizar el entretenimiento, con la firme amenaza de homogeneizar al mundo y convertirlo en una gran colonia americana al momento de pensar.

Hollywood, al mismo tiempo, es el principal causante y promotor de la gran acogida del idioma inglés en todo el mundo; la industria prácticamente obliga y promueve subconscientemente al público, despierta una necesidad e interés por conocer más acerca de la cultura estadounidense. En diferentes lugares todos idealizan ser como Rocky o Rambo, y así se forma una visión compartida y americanizada: el estereotipo de hombre americano rudo y triunfador ante toda adversidad, que desconoce el peligro y es osado.

Otra notable observación son los incentivos subliminales brindados por marcas en convenio con la industria, el caso de cadenas como Walmart, que invierte grandes cantidades de dinero en publicidad incrustada en las imágenes de los filmes. De igual manera, las grandes tabacaleras realizan inversiones similares para su patrocinio en forma clandestina en las producciones fílmicas.

Vacíos artísticos, la carencia de valores morales

Su aporte artístico recae en la amplia sobrecarga de efectos especiales y alto contenido de sexo y violencia. En realidad, sus actores, que son los más afamados a nivel mundial, realizan una actuación en muchos casos muy pobre pero camuflada por la edición técnica. Los argumentos de las películas cada vez bajan de nivel artístico y conceptual, debido al acondicionamiento del público continuamente expuesto a producciones vanas y con una mentalidad bastante fácil de alterar, conmover y perturbar.

Hollywood, por otra parte, deprava la juventud mundial, atacando los valores morales desde todos los puntos de vista sociales, incitándolos a cometer crímenes, al consumo de alcohol, tabaco y sustancias psicoactivas, e incluso a embarazos prematuros con descontrol sexual.

La industria del cine en EEUU, emporio del entretenimiento global

A pesar de esto, la industria cinematográfica estadounidense se convirtió en un emporio indestronable del entretenimiento globalmente. Influye en varias de las acciones realizadas por algún sujeto en muchas partes del mundo.

Existen fuerzas superiores que impiden ampliar opciones de entretenimiento y una posible capacidad de culturalización. Aunque no parezcan visibles o de alguna forma poco accesibles, existen alternativas mucho más razonables y formadoras; dejar al lado un poco la supuesta cultura americana y enfocar los propósitos en hechos reales que involucren el propio contexto social.