La disfunción eréctil afecta a un 30% de los hombres mayores de 50 años y hasta un 15% de los de 40. Este sería un síntoma de la existencia de otros problemas como la diabetes, una elevada tasa de colesterol o hipertensión. Los andrólogos quieren llamar la atención sobre esta patología con una campaña que cuenta con la colaboración de Tricicle y de Bayer HealthCare.

Acudir al especialista médico con los primeros síntomas

Los trastornos sexuales siguen intimidando y avergonzando a los hombres, que atribuyen su poco rendimiento a otros factores como la edad o el estrés, sin embargo entre el 20% y el 40% sufre Síndrome de Déficit de Testosterona (SDT). En relación a la impotencia, los factores a tener en cuenta son:

  • La edad: a partir de los 40 es recomendable hacerse revisiones anuales.
  • Pérdida de vitalidad y energía.
  • Fatiga
  • Obesidad
  • Falta de concentración.
Si se presentan estos síntomas es muy posible que se padezca un síndrome de déficit de testosterona. Según la Asociación Española de Andrología "el tratamiento de este problema es clave para prevenir la osteoporosis y enfermedades cardiovasculares".

Problemas de salud relacionados con la impotencia sexual

Las alteraciones de la disfunción eréctil, además de ser un problema de salud en sí mismas, pueden ser un marcador precoz de enfermedades cardiovasculares como hipertensión arterial, dislipemias o diabetes, factores que evidencian que la labor de detección es fundamental para ayudar a un control óptimo de esta patología. Sin embargo, un estudio avalado por la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC) e impulsado por la farmacéutica Pfizer revela que los hombres que padecen impotencia tardan una media de 25 meses en acudir al especialista.

Descartar viejos tabúes en relación a la disfunción eréctil

Según se desprende de la investigación de SEFAC, factores como la edad (65%), motivos psicológicos (13%) y sociodemográficos (8%) influyen en la poca disposición de los pacientes a la hora de consultar este problema. "A mayor edad del paciente aumenta la vergüenza o incomodidad para consultar un problema sexual al profesional médico. Es importante eliminar los estereotipos asociados a la edad y concienciar a la población mayor que puede tener una vida sexual satisfactoria, y de que la disfunción eréctil tiene soluciones eficaces, y desde la farmacia podemos hacer mucho para conseguirlo" afirma José Ibáñez, ex presidente de SEFAC.

Una campaña con un toque de humor

La campaña, impulsada por los andrólogos, pretende desterrar viejas trabas en relación con la impotencia masculina, para ello cuenta con el apoyo y la imagen del grupo Tricicle que, con su humor característico, quita hierro al asunto haciendo hincapié en hacer una visita al médico a partir de los 40, ya que con una simple analítica y una detección precoz se pueden evitar problemas mayores. En este sentido, un 64% de los diagnosticados con disfunción eréctil tienen además hipertensión, cardiopatía crónica, colesterol elevado, diabetes o depresión.

El peligro de adquirir fármacos en la red

La mitad de las personas que buscan medicamentos en Internet para la disfunción eréctil acaban adquiriéndolos, con el peligro que ello conlleva, alertó Ana Puigvert, presidenta de ASESA. También afirma que "la existencia de ese mercado negro en Internet es una situación gravísima, porque lo que vende actúa como placebo y va en perjuicio de la salud de los que lo adquieren".

Un problema que tiene solución

El fin último de esta campaña es la concienciación ante una patología que puede ocultar problemas mayores de salud. Para evitarlos la mejor opción sería visitar al médico y hacerse revisiones anuales, sobre todo a partir de los 40 años, y nunca adquirir medicamentos a través de Internet ni automedicarse con ellos. Desterrar definitivamente los clichés y tabúes, además de una actitud positiva ante este problema, es esencial a la hora de abordar la disfunción eréctil, ya que retrasar el diagnóstico supondría el agravamiento de otras posibles patologías.