Comunicar es "hacer a otro partícipe de lo que uno tiene. Descubrir, manifestar o hacer saber a uno alguna cosa" (Diccionario Océano Práctico, Editorial Océano México 2008). A cada instante, los Medios Masivos penetran en la vida cotidiana de los individuos. Aún sin percibirlo, el consumo de éstos es prácticamente constante.

La irrupción es tal, que muchas veces es imposible identificar en qué momento se está consumiendo, publicidad, servicio y entretenimiento.

La masividad de los medios de comunicación es un factor importante en lo que se denomina globalización. En la actualidad es posible mantener contacto instantáneo con alguien ubicado en el otro extremo del planeta, a través de internet es posible mantener una conversación cara a cara, aún cuando de por medio haya miles de kilómetros de distancia.

Actualmente la televisión, internet, o la prensa gráfica son los medios más usuales de consumo, aunque también la radio, pero en menor medida.

Publicar en ciertos medios puede ser una estrategia muy rentable, sobre todo a la hora de vender un producto.

Ámbitos más amplios

Pero la influencia de éstos va más allá del consumo de determinados productos. Los medios de comunicación imponen modas, determinan gustos, posicionan unos productos sobre otros, y hasta pueden influir en la definición de una puja política.

Pero no todo lo referido a los medios tiene que ver con el interés económico o político.

Los medios masivos, utilizados con "racionalidad" por parte de los grupos de poder, pueden constituírse como instrumento en la formación cultural de los individuos.

Aunque la mayoría de las veces predominan el interés económico y la rentabilidad, por encima de la calidad de producto que se ofrece a los consumidores; es factible encontrar, por ejemplo en la televisión actual Argentina diferentes programas de alto contenido educativo; informativo y hasta los que combinan entretenimiento y educación, algunos de ellos en Canal 7 de Argentina, el canal público a cargo del Estado Nacional.

Si bien el grueso de la población considera a la televisión o internet como elementos de esparcimiento y a menudo los utilizan para "desconectarse" de la rutina diaria; no hay que olvidar que los medios son estructuras complejas que van más allá de tal o cual programa.

Teorías de la comunicación

El desarrollo y expansión de los medios masivos de comunicación, ha llevado a la confección de distintas teorías, encargadas de estudiar, analizar y criticar el alcance y consecuencias de los efectos que los MMC (Medios Masivos de Comunicación) tienen sobre los individuos.

Mass Comunications Research

La Investigación sobre comunicación de masas se desarrolla en Estados Unidos y se caracteriza por su preocupación por establecer una funcionalidad positiva de los mensajes transmitidos por los MMC; " tanto como por corregir o controlar los "abusos" que se puedan producir por parte de éstos" . (Teorías de la comunicación, módulo 2; Universidad Nacional de Córdoba; Área de educación a distancia; Escuela de Ciencias de la Información, Córdoba Marzo 2008). La Teoría de la aguja hipodérmica es la base sobre la que se fundan los estudios de esta escuela de investigación.

Dicha teoría, enunciada por Harold Lasswell, fue completada por Robert Merton y Paul Lazarfeld, quienes además describieron cuatro funciones básicas en la comunicación:

  • Vigilancia del entorno, revelando todo lo que puede amenazar a un sistema de valores de una comunidad.
  • Puesta en relación, de los componentes de la sociedad con el entotno. Implica una valoración y toma de posición ideológica.
  • Transmisión de la herencia social y cultual, una función de corte "educativa" frente a las nuevas generaciones.
  • Entretenimiento, cada vez más aparece el entretenimiento como la función dominante en los medios relegando a la "información" y a la "educación".

Escuela de Frankfurt o Teoría Crítica

Esta teoría se desarrolla en Alemania, más precisamente en la ciudad de Frankfurt. Algunos de sus más prestigiosos creadores fueron Horkheimer, Adorno, Marcuse, Fromm y Habermas.

Los MMC se han transformado en una herramienta de gran utilidad tanto para quienes detentan el poder, no sólo político, sino también aquellos que al poseer poder económico se alzan con la posesión de los principales Medios de un ámbito determinado; para ejercer ese poder y alcanzar sus objetivos de acuerdo con su conveniencia.

La Escuela de Frankfurt se preocupa y ocupa por el cambio social y las contingencias que van ocurriendo y que provocan cambios históricos. La misma se enfoca en la diacronía, en contraposición a las teorías funcionales que enfatizan en la sincronía y tienden a considerar los fenómenos como estables a lo largo del tiempo.

Esta teoría considera que los medios de comunicación, poseen un efecto "adormecedor" y "alienante", de lo que se deriva el hecho de que los consumidores pasen a un estado de pasividad. Así los medios son considerados como cohesionadores e integradores de la sociedad capitalista.