Tanto la dieta Dukan como la Atkins y otras en menor medida (Dieta Flash), se caracterizan por ser hiperproteicas, es decir, se aplican en relación a la importancia del nutriente que las fundamenta: la proteína.

Suelen ser dietas efectivas con resultados a corto y mediano plazo, lo que las ha vuelto entre las opciones más buscadas a la hora de bajar de peso. Esta popularidad va de la mano con la autorregulación de las dietas, algo que es desaconsejable en términos de alimentación integral saludable y adecuada para cada organismo.

Mecanismo de funcionamiento de las proteínas

Las dietas de adelgazamiento tienen fases de cumplimiento, dentro de las cuales se aplican las medidas necesarias para generar una baja de peso equilibrada, que no genere trastornos en el organismo.

Para el caso de la dietas Dukan y Atkins, las fases interactúan con la ingesta de los alimentos que se recomiendan, de los que la mayoría son ricos en proteínas.

Una de las consecuencias de ingerir alimentos ricos en proteínas es la función que cumplen en la glucogénesis, es decir la generación de glucosa, sustancia que coadyuva al impulso para tener una sensación de saciedad, estímulo que es generado por el sistema digestivo hacia los receptores cerebrales y cuya consecuencia es quitar las ganas de comer.

El efecto termogénico de los alimentos ricos en proteínas

Otro de los mecanismos que se llevan a cabo con estos alimentos proteicos es la energía que el cuerpo debe utilizar para digerirlos, generando el efecto termogénico o de quema de grasas. Los alimentos proteicos generan más consumo de energía y eso implica más velocidad en la quema de grasas y la disminución del peso.

Alimentos ricos en proteínas

Se detalla un listado de algunos de los alimentos que tienen buenos porcentajes de contenido proteico y que integran algunos de los menus de las dietas Dukan y Atkins.

Se podrían dividir entre los que provienen de proteínas animales o de proteínas vegetales. Entre los de proteínas animales se destacan:

  • carne magra con poca grasas (lomo)
  • leche desnatada o descremada
  • huevos (la clara de huevo)
  • pescados (atún, bacalao, salmón, merluza, etc)
  • quesos varios en lo posible descremados
  • aves (pollo a la parrilla)
  • fiambre de pavo o pavita
Entre los de proteínas vegetales, se detallan:

  • soja o soya
  • pistachos
  • maní o cacahuate
  • garbanzos
  • guisantes
  • almendras
  • lentejas

Consulta al profesional médico o de la nutrición

Las dietas hiperproteicas son beneficiosas si se llevan a cabo en forma adecuada y equilibrada, y con el debido control profesional, atento a los efectos adversos que podrían causar, sobre todo si se las utiliza por lapsos prolongados de tiempo.

Resulta fundamental entonces la consulta con el especialista médico o el nutricionista para que haga un plan dietoterápico adecuado para cada persona, ya que cada organismo es distinto y esa diversidad requiere de estudios y del consejo profesional preciso para cada necesidad y para sopesar las ventajas y desventajas, sobre todo teniendo en cuenta que casi todas las dietas tienen fases de cumplimiento y que este proceso debe ser controlado.