La Compañía de Jesús fue una de las congregaciones más influyentes en la vida novohispana, tanto por su labor misionera como por sus colegios. Entre sus iglesias que tuvieron en la ciudad de México destacó la de La Profesa. Al principio las órdenes mendicantes se opusieron a su construcción, argumentando que ya había muchas iglesias en la ciudad.

La iglesia de La Profesa albergaba a los sacerdotes jesuitas que habían profesado los votos de la compañìa, en especial el de obediencia al papa. Su función era atender la vida espiritual de los habitantes de la ciudad, por lo que su labor era ante todo pastoral.

Historia de la iglesia de La Profesa

Los jesuitas lograron la aprobación para la construcción del templo, que tiene tres fases constructivas, la primera que se inició a fines del siglo XVI , sin embargo, debido a la inundación de 1692 se tuvo que derrumbar. La segunda fase fue construída por el destacado arquitecto Pedro de Arrieta, uno de los mejores exponentes del barroco, la dedicación se llevó a cabo en 1720.

La tercera fase se dio después de la expulsión de los jesuitas de la Nueva España en 1767, que coincidió con otro acontecimiento, la Congregación del Oratorio, tenía su templo, pero por un sismo, se derrumbó, pidieron que se les alojaran en otro templo y se les asignó a la iglesia de La Profesa. En 1779 el arquitecto valenciano Manuel Tolsá, le dio toque neoclásico a la construcción, destacando el altar mayor.

En 1820 se realizaron juntas llevadas a cabo por la gente de alta posición económica, que estaban en contra de la aplicación de la Constitución de Cádiz, por lo que proclamaron el plan de La Profesa, en el cual apoyaban la independencia de México y consideraban que el indicado para lograrla sería Agustín de Iturbide.

Descripción del exterior del templo de La Profesa

La iglesia tiene dos fachadas, la principal conserva estilo barroco, tiene dos cuerpos, con columnas tritóstilas, arco conopial, óculo, torres con su cupulín y linternilla. En el cuerpo inferior entre los intercolumnios se encuentran nichos con imágenes de santa Gertrudis y santa Bárbara.

En el segundo cuerpo se observa el relieve en que se representa la visión de san Ignacio que tuvo en Storta. Flanqueando el óculo hay esculturas de san José y san Pablo.La segunda fachada es austera, tiene la imagen de san Ignacio de Loyola. Un poco más adelante se contempla una Trinidad formada por un triángulo y en el centro está representada la Eucaristía.

Iconografía del interior del templo

El altar mayor fue construído por Manuel Tolsá, destaca en la parte superior la imagen de san Felipe Neri rodeado por un resplandor. Las esculturas de los santos fueron hechas por Pedro Patiño Ixtolinque. Tolsá también hizo la imagen de la Virgen Dolorosa, teniendo como modelo a la célebre María Ignacia la Güera Rodríguez. El otro altar está dedicado a la Concepción de María.

Los altares de mano izquierda están dedicados a: san José, virgen de Guadalupe, Purísima Concepción, Nuestra Señora de la Luz y el Señor de la Columna. Los altares del lado derecho están dedicados a: Señor del Consuelo, Sagrado Corazón de María y de Jesús.

Pinacoteca de la iglesia de La Profesa

La pinacoteca tiene cuatro salas llamadas: Mariana, Jesuita, Henry Newman y Tres Siglos. Se abre sólo los sábados a las 12 del día, los expositores dan una visita guiada que dura alrededor de dos horas. Conserva cuadros de Juan Correa, Cristóbal de Villalpando, Baltasar Echave de Ibía, entre otros pintores destacados.Hay pinturas que representan a san Felipe Neri y los prepósitos de la Congregación del Oratorio; santos jesuitas, patrocinios como el de san José.

 Hay representaciones del Antiguo Testamento como José el Soñador; hay escenas del Nuevo Testamento como la pasión de Cristo. Hay pinturas sobre el infierno. Además de santos de diferentes órdenes religiosas como: santa Teresa de Ávila, santa Rosa de Lima, san Vicente Ferrer, san Luis Beltrán, etc. Aproveche el próximo sábado para visitar la iglesia de La Profesa, llena de arte, historia y espiritualidad, seguro de ampliará sus conocimientos sobre el devenir de la ciudad y del país.