Más de alguna vez, habrás visto un perro o un gato que te llame la atención por tener los ojos de diferentes colores. Esta anomalía es conocida como Heterocromía Iridium, la cual consiste en tener una coloración diferente en cada uno de los ojos. Este rasgo es mucho más común en los animales (como los Huskies Siberianos o en muchos gatos) que en los humanos. El hecho de que esta anomalía aparezca en una persona, sin ninguna enfermedad, medicamento ni traumatismo que la cause es algo muy raro. Esto es así debido a que la mayoría de los humanos son monocromáticos en lo que respecta al color de los ojos; es decir, ambos iris tienen el mismo color. La heterocromía puede aparecer en el nacimiento de la persona (congénita) o producirse en cualquier momento de su vida (adquirida).

Heterocromía congénita

Este es el tipo de heterocromía que aparece en el nacimiento de la persona. En la mayoría de los casos, esta anomalía está asociada a otras enfermedades o problemas. Algunos ejemplos son el síndrome de Claude-Bernard-Horner congénito, el síndrome de Warrdenburg, la Neurofibromatosis y muchas otras enfermedades congénitas.

La heterocromía que no está ligada a alguna enfermedad es la que se conoce como Heterocromía Iridium Simple o Esencial. Se cree que esta anomalía surge debido a un carácter hereditario que sigue un patrón dominante. La otra manera en la que aparece este rasgo es de forma espontánea. Esto puede producirse debido a una alteración en los genes que determinan el color del iris de los ojos. Dicha alteración consiste en una migración diferente de los melanocitos durante la etapa embrionaria en los ojos, que resulta en una diferente concentración de melanina, lo que a su vez deriva en colores de ojos diferentes.

Heterocromía adquirida

Este es el tipo de heterocromía más común que presentan las personas. La lista de enfermedades o causas que pueden provocarla es aún más extensa que la de la congénita. Algunos ejemplos de las causas más comunes son: la siderosis y hemosiderosis, la ciclitis heterocrómica de Fuch, los colirios, el síndrome de Claude-Bernard-Horner adquirido y los melanomas. La actriz Jane Seymour y el cantante y actor David Bowie son algunos de los famosos que presentan este particular rasgo.

Diferencia entre Heterocromía Iridium y Heterocromía Iridis

A pesar de que estos dos términos son muy parecidos y algunas personas podrían pensar que se trata de la misma anomalía, es importante aclarar que no es así. La Heterocromía Iridis consiste en una coloración del iris diferente, pero dentro del mismo ojo. Este tipo de anomalía es mucho más frecuente en las personas que la Heterocromía Iridium. Este tipo de heterocromía lo padece la actriz estadounidense Kate Bosworth.