El autor nos presenta la vida cotidiana de tres mujeres muy distintas. Una bosnia musulmana, una croata católica y una serbia ortodoxa. Cada una vive la tragedia de la guerra en la antigua Yugoslavia a su manera, hasta que sus vidas se intercalan. Escriben su propia historia en primera persona, y el autor enlaza los relatos para acercarnos poco a poco a cada uno de los perfiles elegidos para construir esta historia. El mensaje es doble: La mujer escribe su historia, pero - además - es un ser poliédrico, cambiante e imposible de encasillar.

Tres mujeres y una guerra

Cuando acecha la guerra, la vida de las protagonistas da un vuelco. Las tres, como en realidad cientos de miles de personas, ven sus rutinas trastocadas por el conflicto y la tragedia. Sometidas a la violencia y la tragedia sus vidas se transforman, pero sólo en aspectos puntuales, pese a las diferencias, para Gonzalo Guarch, estas tres mujeres tan distintas pueden reflejarse en una misma mujer “…ella era bosnia musulmana, yo serbia ortodoxa, pero teníamos perfectamente claro que las dos éramos mujeres que querían luchar por la paz, y en contra del fanatismo”.

Sexo y terror

Para el autor, el sexo forzado y otras violencias contra la mujer, formaron parte de la estrategia de terror, aplicadas de forma sistemática por responsables militares como Ratko Mladic. Fruto de los abusos aparece el odio, y de ese odio deviene un extremismo que el autor trata en otros libros como ‘En nombre de Dios’, y que en ‘Historia de tres mujeres’ sufre Irma, tras el asesinato de su marido, apaleado en una comisaria “…no tenía nada en el estómago, sólo una sensación parecida a un puño de hierro, duro, negro, metálico, de un sabor repugnante y que me poseía por entero”.

Supervivencia y orden en el caos

Cuando estalla el conflicto se activan otros mecanismos de funcionamiento en el ser humano. Las prioridades cambian bruscamente, hasta llegar al instinto puro de supervivencia. Las protagonistas se ven sometidas a grandes pruebas de resistencia. Unidas por un objetivo común acaban por participar en una organización en la sombra que trata de mitigar los efectos de la guerra. Encontrar un propósito les ayuda a encontrarse a sí mismas.

Estilo y autor

De trazo sencillo y sin alambicados giros literarios ‘Historia de tres mujeres’ nos presenta en pequeños párrafos una historia que discurre a velocidad de vértigo. Se percibe el deseo del autor de contar mucho en poco espacio. El ritmo está jalonado con la paciencia del cronista que sabe el momento en el que el texto corre el riesgo de volverse tedioso, para ofrecernos picos de acción que mantienen el interés. Gonzalo Guarch es autor, entre otras, de obras como ‘En nombre de Dios’ o ‘El Testamento armenio’ y en octubre presenta en Moscú la edición en ruso de ‘La montaña blanca’. En una reciente entrevista en el programa 'Un idioma sin fronteras', de Radio Exterior de España, el autor asegura que quiso reflejar "la realidad de la mujer en la guerra y el heroísmo de la población civil en los conflictos bélicos".