El texto expresa los testimonios de mujeres que dentro de sus relaciones sexuales nunca han experimentado el placer de un orgasmo, el cual se basa en estudios científicos que han atiborrado la literatura médica en los a ùltimos de tiempo.

Orgasmos femeninos vs orgasmos masculinos

La libertad de expresión: los chicos hablan de cuando se masturban sin ningún impedimento, las mujeres son más discretas en ese aspecto, son más selectivas con las personas que quieren que lo sepan, sin embargo para muchas aùn consideran la masturbación como algo impropio e incorrecto.

El descubrimiento de los órganos sexuales: se derrumba uno de los más grandes mitos, los hombres no se inician primero en la práctica solo por el hecho de disponer de un órgano sexual mejor manipulable, sino que tanto hombres como mujeres se inician en la aventura desconocida de explorar sus órganos sexuales por igual en la etapa de la infancia.

Tiempo de respuesta a los estímulos: tanto mujeres como hombres responden a los estímulos en un promedio de 10 segundos, el tiempo en llegar al orgasmo es de entre dos y cuatro minutos, como ellos y el tiempo se reduce todavía más si están muy excitadas.

Valoración del deseo sexual: la mitad de las mujeres tienen a diario un orgasmo, en números, un 42% de las chicas se excita más rápida e intensamente que los hombres; además la mayoría es capaz de tener más orgasmos.

Masturbarse alivia la tensión

Dos de cada tres mujeres admite masturbarse para satisfacer la excitación y deseo sexual, sin embargo también ayuda a aliviar la tensión en muchas y variadas situaciones, quizá un examen o una nueva entrevista de trabajo.

La masturbación y sus beneficios

La masturbación tiene muchos beneficios entre ellos:

  • El suelo de la pelvis se refuerza, ayuda a prevenir el escape de orina y por tanto a reducir las posibilidades de incontinencia a una edad mayor.
  • Al fortalecer el hueso de la pelvis con la masturbación, las contracciones del primer parto suelen ser más eficaces
  • Las molestias de la regla disminuyen, muchas mujeres aprenden a combatir el dolor de la menstruación, masturbándose antes y después de esta.
  • "El orgasmo es el mejor relajante muscular. “Tranquiliza y da placer, y por si eso fuera poco, es natural, ecológico, gratis y siempre se tiene a la mano”, explica Jesús Ramos.

La masturbación en la época antigua

En la antigua Grecia, la masturbación era algo normal en la vida de las griegas, el comercio de vibradores en esa época era muy popular, estos eran hechos de cuero y sin pilas, hasta las chicas se recomendaban a los artesanos que mejor les fabricaban.

En la época del Franquismo, los vibradores se ofertaban por correo en las revistas, pero con el nombre de " masajeadores faciales”.

Entre los años de 1866 y 1932 se inventaron en Estados Unidos 33 aparatos para dificultar la masturbación, pues en esa época no veían más que riesgos contra la castidad por todos lados.