Una dieta bien equilibrada puede proporcionar al cuerpo las vitaminas que necesita, aunque los problemas y trastornos pueden surgir si no se proporcionan estas vitaminas en cantidad suficiente. Los síntomas de deficiencia vitamínica normalmente se presentan cuando la falta de vitaminas llega a un nivel avanzado.

Consecuencias de la falta de vitaminas

Aquellos que no obtienen suficiente cantidad de vitaminas A, B1, B2 por ejemplo, siempre se sienten cansados y además pierden el apetito. Otros síntomas pueden ser la tensión mental y emocional, los labios agrietados, y otros más molestos o dolorosos.

Las causas más comunes de esta deficiencia pueden ser una dieta pobre, el alcoholismo, el estrés, o algún tipo de medicamento que interfiere en la correcta absorción de las vitaminas. Si siempre se está cansado o se tiene sensación de falta de energía, es probable que la causa sea un déficit de vitaminas que el cuerpo necesita diariamente. Una visita a un médico probablemente acabará con una prescripción de vitaminas y suplementos que proporcionen lo que se necesita. Pero se haga lo que haga, nunca deben excederse las dosis indicadas por tratar de ponerse al día en la falta de vitaminas que un cuerpo ha sufrido, ya que esto puede hacer más daño que bien.

Complementos vitamínicos

A pesar de cambiar a una dieta saludable, todavía puede ser necesario tomar vitaminas y suplementos. No importa qué tan sano se coma, también es posible que se deban utilizar las vitaminas y suplementos para darle al cuerpo lo que necesita.

Antes o después de cada comida es cuando se deben tomar las vitaminas o suplementos que hagan falta. Aquellos que sufren una deficiencia en cierta vitamina o vitaminas, deberán asegurarse de no olvidarse nunca de tomarlas. Aunque no se sea consciente, el nivel deficiente en una vitamina puede ocasionar una merma en el rendimiento físico y mental, así como en la salud general.

Vitaminas para estar más sano

Al buscar complementos, siempre se deberán preferir los que contengan vitaminas B6, B12, D, E y ácido fólico. Además de ser considerados suplementos dietéticos, estas vitaminas ayudan a combatir el cáncer y ayudan además a que el corazón se mantenga sano. La combinación de estas vitaminas ayuda al cuerpo a mantenerse sano, estimula el sistema inmune, y ayuda a sentirse en forma.

Para estar saludable y mantener un cuerpo funcionando como debe, se tendrá que invertir en vitaminas y suplementos que se pueden encontrar, a buen precio, en Internet o en tiendas de alimentación. Sin importar la edad, es interesante asegurarse de que se están ingiriendo los alimentos adecuados y correctos. Nunca se deben sustituir alimentos por vitaminas, ya que son solo una ayuda y el grueso de los nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo necesita debe obtenerlos de los alimentos.

Suplementos y alimentación saludable

Cuando, por el motivo que sea, no se pueden comer los alimentos adecuados, siempre se puede recurrir a los suplementos vitamínicos para proporcionar al cuerpo lo que necesita. Los suplementos y las vitaminas son una de las mejores inversiones que se pueden hacer, ya que todo el mundo necesita vitaminas en su cuerpo.

Con el paso del tiempo se puede considerar que el gasto acumulado en vitaminas y otros complementos es ya considerable, pero no se debe olvidar que se está invirtiendo en salud. Por poco dinero gastado en vitaminas y suplementos, se puede mantener un cuerpo sano y prevenir la deficiencia de vitaminas, sobre todo de vitamina A, muy corriente en nuestros días.