El fundador del portal de filtraciones WikiLeaks, Julian Assange, fue detenido en Londres el pasado 7 de diciembre de 2010. Previamente, Suecia había emitido una orden europea de extradición. Anna Ardin y Sofia Wilen, ciudadanas suecas, habían acusado a Assange de abuso sexual contra ellas durante una estancia de éste en Suecia en agosto de 2010.

Cablegate: el “crimen” de WikiLeaks

El ya famosísimo WikiLeaks es un portal especializado en el filtrado de documentos confidenciales de Gobiernos y empresas que se considera puedan ser de interés general y revelen comportamientos ética o legalmente dudosos, según proclaman sus responsables.

El asunto Cablegate, de noviembre de 2010, supuso la filtración por parte del portal de Assange de más de 250.000 comunicaciones entre el departamento de Estado norteamericano y sus embajadas en diferentes países. Tal asunto ha causado una intensa ira en EEUU. Algunos responsables políticos estadounidenses han hecho declaraciones de una dureza alarmante contra Julian Assange y WikiLeaks y se han escrito artículos y editoriales de una agresividad desconocida.

Las poco convincentes acusaciones de Suecia

Pocos encuentran convincentes las acusaciones de abuso sexual hechas desde Suecia o que los cargos suecos sean la verdadera causa del monumental lio en el que Assange está metido. Es cierto que la justicia sueca es muy dura con los delitos de índole sexual, pero para muchos, las cosas no acaban de cuadrar.

Julian Assange y su gente proclaman a los cuatro vientos que Estados Unidos está detrás de la demanda sueca de extradición. La entrega a Suecia por parte del Reino Unido, donde se encuentra ahora detenido Assange, facilitaría su posterior extradición a EEUU, si este país se lanzara a solicitarla a su vez. Algo que pone los pelos de punta al fundador de WikiLeaks.

El astuto Assange se entrega en Londres

Algunos comentaristas piensan que Julian Assange ha actuado astutamente eligiendo Londres para entregarse, ya que el Reino Unido es uno de los países más reacios a la hora de conceder extradiciones. La Unión Europea se basa entre otras cosas en la mutua confianza judicial y legal por parte de sus Estados miembros. Esto significa que si uno de esos Estados, Suecia, exige que se le entregue una persona detenida en otro Estado miembro (en este caso el Reino Unido), éste debería hacerlo inmediatamente.

Pero esto es solo la teoría y el Reino Unido no va a conceder fácilmente la extradición, a pesar de que sea otro país de la UE quien la reclame. Es muy posible que esto entrara en los cálculos de Julian Assange.

Libertad condicional y refugio dorado en Ellingham, Suffolk

A Assange se le concedió la libertad condicional el 16 de diciembre, tras nueve días en una cárcel del Suroeste de Londres. En la entrevista que concedió a los medios en su primera mañana de libertad, Assange no ocultó que "su máxima preocupación era la posibilidad de ser extraditado a EEUU". Lo de Suecia en sí mismo es un tema menor. El verdadero problema es que, en el caso de ser entregado a Suecia, el país escandinavo podría entregarlo luego a EEUU. Suecia extradita con mucha más facilidad que el Reino Unido. En este país, Assange se siente de momento seguro.

Julian Assange se ha establecido en la imponente Ellingham Hall, propiedad de su amigo Vaugham Smith. Se trata de una mansión de estilo victoriano en el condado de Suffolk, al este de Inglaterra, en pleno campo y a unos 200 km de Londres. Aquí, el australiano contará con conexión a Internet, lo que le permitirá retomar su actividad para WikiLeaks.

En Ellingham Hall pasará la Navidad y el Año Nuevo, en espera de la próxima vista del 11 de enero, donde se decidirá si lo envían a Suecia. Assange piensa dedicar estos días navideños a la caza y a la pesca, a disfrutar de la campiña. La casa cuenta además con una estupenda bodega, lo que permitirá a Assange tomarse su primer dry Martini en nueve días.

Lo que realmente teme Julian Assange

La libertad condicional le ha sido concedida tras entregar una fianza de 280.000 euros. Ha de llevar en todo momento un brazalete electrónico que le mantiene localizable.

¿Y en qué basaría EEUU su eventual solicitud de extradición? Según Assange, los norteamericanos podrían estar ya maquinando una acusación de espionaje contra él, tras el perjuicio causado a su diplomacia por el tremendo filtraje del Cablegate. Y esto sería muchísimo más grave que las acusaciones sexuales de Suecia.

Muchísimo más grave, en efecto. Sobre todo si recordamos algunas de las cosas dichas y escritas en EEUU, donde entre otras lindezas, se llegó a justificar la "liquidación física" de Assange. Más allá de su actitud mundana y desenvuelta, Julian Assange tiene motivos sobrados para estar inquieto en su cómodo refugio de Suffolk,

Relacionados

El sexo y Julian Assange