La existencia de la santidad no está a discusión para José Ingenieros, médico italo-argentino, nacido en Palermo Italia en 1877, pero radicado de siempre en Argentina, donde muere dejando un discutido legado intelectual que marcó rumbo en el desarrollo histórico de Argentina.

Los santos, genios morales

Giuseppe Ingegneri, que tal era, el nombre verdadero de José Ingenieros, destaca en su obra titulada El hombre mediocre: La santidad existe: los genios morales son los santos de la humanidad.

Los genios morales han existido a lo largo de la historia humana, el ideal que los impulsa cambia, como cambian los tiempos y las necesidades. Cristo cumplió con las razones de su época, como un individuo notablemente superior a sus contemporáneos que predicó con el ejemplo, convirtiéndose ese ejemplo, al paso de los años, en doctrina mal imitada y herramienta de dominio y control.

Cristo

Cristo como genio moral de una época, inventó, creo y revolucionó conceptos que se transformaron al paso del tiempo; esta transformación, causada por la imperfección del mecanismo natural de transmitir ideas y conceptos, o en su caso, por la necesidad de enriquecerlas o mimetizarlas con particulares intereses, da como resultado la atrofia del ideal magnífico de un hombre, también magnífico, ideal que respondía con creces a su tiempo .

En la historia moderna, la existencia de la santidad moral, deja de lado la salvación del espíritu y responde al mundano interés de salvaguardar la vida, el derecho de los individuos y las naciones. Mohandas Karamchand Gandhi, mucho más conocido como Mahatma Gandhi, héroe moral de la India, desde 1918 figura al frente del Movimiento Nacionalista Indio; instaurando métodos de lucha que predicaban la no violencia y el rechazo a la lucha armada como forma de resistencia al dominio británico

Gandhi, la imagen de la espiritualidad

La sola imagen de Mahatma Gandhi, inspira la imagen de la espiritualidad, la de un hombre santo que luchaba con su pecho desnudo contra un imperio dominante y poderoso; Mahatma Gandhi pregonaba la total fidelidad a los dictados de la conciencia, sabía que un pueblo intensamente religioso como el indio, sabría encontrar fuerza y valor en su interior espiritual, un interior sembrado y regado durante siglos por la creencia ciega en sus sagrados escritos.

No fue crucificado, pero si encarcelado en varias ocasiones, se convirtió en héroe nacional, en el santo dispuesto al sacrificio, en el hombre exaltado por la idea de la libertad de su pueblo. Su esposa muere en prisión, cuando el realizaba veintiún días de ayuno.

Un hombre superior, un genio moral como Gandhi, genera seguidores dispuestos a dar la vida por ellos, personalidades de tal fuerza son admiradas y odiadas, un 30 de enero de 1948 es asesinado por Nathuram Godse, un fanático integrista indio

Nelson Mandela y el apartheid

Un genio moral vivo, es sin duda Nelson Mandela, personaje que cobra importancia al interior del Congreso Nacional Africano, en la Campaña de desobediencia Civil de 1952 y el Congreso del Pueblo, en el que la “Carta de la Libertad” ofrece el programa principal en la causa en contra del apartheid.

El apartheid, nace a la par del Partido Nacional Sudafricano en 1948, el apartheid es un fenómenos de segregación racial, implantado por los colonizadores ingleses en Sudáfrica, es es un cruel símbolo de la discriminación política, económica, social y racial, significa “separación” en Afrikaanses, lengua germánica, criolla del neerlandés, hablada principalmente en Sudáfrica y Namibia.

Este movimiento estaba dirigido por la gente de raza blanca que instauró leyes dirigidas a cubrir aspectos raciales, se hacía una clasificación de acuerdo a la apariencia, la aceptación social o la ascendencia, generando con este sistema, la revolución y resistencia por parte de ciudadanos negros de este país.

El activismo de Nelson Mandela en beneficio de la causa de sus compatriotas, lo convierten en enemigo del gobierno; durante una época, junto con el abogado Oliver Tambo, dirigen un despacho que provee asesoría de bajo costo a negros que no tenían con que pagar.

Resistencia pasiva, inspirada por Gandhi

Inspirado por Gandhi se compromete con los métodos de resistencia pacifica, aún en tales circunstancias Mandela y otros 150 compañeros son arrestados el 5 de diciembre de 1956 y sentenciados a prisión, que cumplen entre 1956 y 1983 hasta ser liberados

Mandela fue el prisionero número 466/64 durante 27 años. El Gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad. Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, una figura legendaria que representaba la falta de libertad de todos los hombres negros sudafricanos.

Sólo la calidad de genio moral le permitió soportar las terribles condiciones carcelarias a que era sometido, su entereza lo convierten en la figura más representativa de la lucha contra el apartheid; tras ser puesto en libertad, 27 años después, se convierte en el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente.