La estructura biológica de la población no es sino su estructura por edad y sexo. Principalmente, se debe a la interrelación entre la natalidad, la mortalidad y las migraciones. De esta manera, la estructura por edad y sexo identifica a una población y denota su nivel de desarrollo. Su mejor expresión gráfica será la pirámide de población o pirámide demográfica.

La estructura de la población por sexo

Normalmente, en la composición por sexo que presenta una población determinada existe un desequilibrio demográfico entre hombres y mujeres, que se expresa mediante la llamada tasa de masculinidad, que relaciona el número de hombres con la población total. Sin embargo, para averiguar si en un determinado grupo de edad hay realmente una mayoría de varones, lo mejor es calcular su sex-ratio, que consiste en dividir su número de hombres entre el de mujeres.

Si bien nacen más hombres que mujeres, la mortalidad masculina en los países desarrollados es mayor que la femenina, debido a cuestiones como que la mortalidad infantil afecta más a niños que a niñas, a una mayor mortalidad laboral y también a una mayor mortalidad en los conflictos bélicos.

Sin embargo, en los países subdesarrollados con frecuencia ocurre justo lo contrario, de modo que la mortalidad es superior en las mujeres debido a los partos múltiples, que además se producen a edades muy tempranas, o al desempeño de actividades más duras. Además, debemos considerar la cuestión de las migraciones, mayoritariamente masculinas, a la hora de explicar los desequilibrios en la sex-ratio de los países subdesarrollados.

La estructura por edades de la población

La composición por edades permite explicar una serie de cuestiones demográficas relativas a natalidad, mortalidad y migraciones, pero también cuestiones socioeconómicas, con la división entre población activa e inactiva. Desde este punto de vista, la población suele dividirse en tres grandes grupos de edad, que son el de la población joven (hasta los 15 años), el de la población adulta o activa (entre 16 y 65 años), y el de la población vieja (personas de más de 65 años).

La pirámide demográfica o de población

Una pirámide de población o pirámide demográfica es un gráfico que representa la proporción de población en cada grupo de edad y sexo, y es el modo más conveniente y sencillo de representar y estudiar la estructura biológica de una población. Al observar la pirámide demográfica, se puede conocer la estructura de la población en el momento que se representa en el gráfico, así como averiguar como fue su evolución reciente y proyectar su comportamiento a medio plazo.

Normalmente, en las pirámides se suele dividir la población en grupos de edad de cinco en cinco años, situando ese dato en el eje vertical del gráfico. El número de cada grupo de edad expresado en forma de porcentaje se representa mediante una barra horizontal, situando a los hombres a la izquierda y a las mujeres a la derecha de un eje central. La forma que adopta el gráfico permite clasificar las pirámides en tres modelos:

  • Pirámides progresivas: Son las únicas que realmente tienen forma de pirámide. Se caracterizan por tener una base ancha, que representa una elevada natalidad, y una cumbre estrecha. Son las típicas de los países subdesarrollados, en los que más del 40% de la población es joven y en los que el crecimiento natural es muy elevado.
  • Pirámides estables: En ellas, la base se estrecha debido a la reducción de la natalidad, y la cumbre se engrosa por la reducción de la mortalidad. Son las típicas de los países en vías de desarrollo, en los que predomina la población en edad adulta y en los que hay un escaso crecimiento natural.
  • Pirámides regresivas: En ellas la base se estrecha, porque la natalidad es baja y está controlada, a la vez que la cumbre es muy ancha por la elevada esperanza de vida. Son las pirámides típicas de los países desarrollados, en los que la población está envejecida y el crecimiento natural es negativo.
La pirámide de población es, así, la forma más clara de representar la estructura biológica de cualquier población que se quiera estudiar.