El pedagogo, sociólogo y ensayista Ezequiel Ander-Egg, en su obra “Técnicas de investigación social”, define a la entrevista como “la obtención de información mediante una conversación de naturaleza profesional”, proceso que presupone la participación de al menos dos actores que interactúen verbalmente y de manera recíproca.

En el transcurso de dicha conversación una persona adopta el rol de entrevistador y otro u otros asumen el papel de entrevistados, mientras que el diálogo tiene lugar de acuerdo con pautas establecidas, acerca de un problema o de una cuestión determinada.

Funciones

Las principales funciones de la entrevista son:

  • La obtención de datos respecto a individuos o grupos.
  • La facilitación de información.
  • La influencia sobre determinados aspectos de la conducta.

Tipos

Siguiendo el criterio expuesto por Ander-Egg, la entrevista puede clasificarse teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Según el grado de regulación de la interacción.
  1. Estructurada, formal o con cuestionario. Este tipo de entrevista tiene como base para su desarrollo una serie de preguntas preestablecidas, abiertas o cerradas, cuyo orden y formulación deben ser respetados.
  2. Semiestructurada, sin cuestionario. En este caso, el punto de partida radica en un guion que incluye un punteo de temas estimados para la entrevista. No sigue una secuencia rígida y deja las puertas abiertas a otros interrogantes que puedan surgir.
  3. No estructurada. Se caracteriza por una mayor flexibilidad, brindando mayor libertad, tanto al entrevistador como al entrevistado. Consiste en preguntas abiertas que son respondidas dentro de la conversación, sin una estandarización formal. Dentro de este tipo es posible hallar modalidades como la entrevista focalizada, la entrevista clínica y la entrevista no dirigida.
  • Según la situación de la interacción. En este caso puede ser efectuada cara a cara, por vía telefónica o mediante tecnologías informáticas como mensajería instantánea, videoconferencia, entre otras opciones.
  • Según el número de participantes. Puede tratarse de una entrevista individual, en panel (consta de varios entrevistadores) o en grupo (incluye varios entrevistados).

Fases

Básicamente, tres etapas pueden distinguirse dentro de la entrevista:

  • Preparación de la entrevista, presentación y toma de contacto. Incluye preparativos específicos como anunciar la visita y los motivos de la entrevista. Es necesario concertarla por anticipado, conocer previamente el campo, contactar a los líderes, seleccionar el lugar para realizar la entrevista, entre otras cosas. Es muy importante que el encuestador cuide su aspecto personal. Además, deben aclararse tanto la finalidad de la entrevista como la confidencialidad de la información.
  • Cuerpo de la entrevista. Consiste en el desarrollo de la misma, atendiendo a algunos principios, como:
  1. El establecimiento de una atmósfera agradable y de confianza.
  2. La correcta formulación de las preguntas, es decir, las mismas deben ser comunicadas exactamente como han sido redactadas, en el mismo orden, dando al entrevistado tiempo suficiente para pensar sus respuestas.
  3. La utilización de frases de transición, lo cual permite dar más naturalidad al proceso.
  4. La anotación directa de las respuestas, sin dejar de mencionar apreciaciones sobre gestos, actitudes, tonos, entre otras cosas.
  • Cierre de la entrevista. El mismo debe realizarse en un clima de cordialidad, agradeciendo el tiempo dispensado y dejando la puerta abierta para futuros encuentros.

Procedimientos

Las distintas fases de la entrevista comprenden procesos que pueden reunirse en tres grandes grupos:

  1. Procesos de interacción. Incluyen aquellos aspectos relacionados con el favorecimiento de la colaboración por parte del entrevistado, en el cual tienen un papel fundamental las habilidades del entrevistador.
  2. Procesos técnicos de recolección de información. Entre ellos se destacan la formulación de preguntas, el control del ritmo de la entrevista, la utilización de un lenguaje accesible para el entrevistado, su motivación, entre otras cosas.
  3. Proceso instrumental de registro y conservación de la información. Consiste en la reproducción del contenido de la conversación mantenida con el entrevistado. Implica una transcripción lo más fidedigna posible, para lo cual las grabaciones pueden resultar de gran utilidad.

Ventajas y desventajas

Como técnica de recolección de datos, la entrevista presenta algunas limitaciones, vinculadas principalmente a las capacidades de expresión verbal. Por otra parte, sólo capta un recorte estático de la realidad, además de encontrarse, en ocasiones, ante una falta de coherencia o consecuencia en las respuestas, presentándose un divorcio entre lo que se dice y lo que se hace.

En cuanto a sus ventajas, permite, entre otras cosas, percibir reacciones que no podrían apreciarse en respuestas por escrito, ya que el lenguaje corporal, los tonos de voz, los aspectos implícitos en general, pueden decir tanto o más que las palabras. Cabe destacar también que se trata de una técnica aplicable incluso a sujetos que no pueden leer ni escribir.

En lo que respecta a la relevancia de los datos, es posible recabar información significativa y precisa, ya que brinda la oportunidad de efectuar aclaraciones sobre las preguntas y adaptarse a las circunstancias en cada caso. Además, permite cuantificar la información obtenida y someterla a tratamiento estadístico, lo cual facilita en gran medida cualquier indagación.

En suma, las numerosas ventajas que la entrevista presenta como técnica de recolección de datos la convierten en un instrumento altamente viable en muchos contextos de investigación, especialmente en aquellos vinculados a fenómenos sociales.