La enfermedad de Crohn se define como una enfermedad crónica de la cual se desconoce su origen, aunque puede estar asociada con un componente autoinmune. Esta dolencia afecta al tracto digestivo del paciente. Habitualmente, la parte dañada por la enfermedad es el íleon (tramo final del intestino delgado), aunque se puede presentar en cualquier lugar del aparato.

La enfermedad de Crohn fue descrita, en primer lugar, por Giovanni Battista Morganni (1682-1771). A finales del siglo XIX y principios del XX, John Berg y el cirujano polaco Antoni Lesniowski estudiaron la enfermedad. En 1932, información sobre esta enfermedad fue publicada por Burrill Bernard Crohn, de cuyo apellido viene el nombre de la enfermedad. La enfermedad de Crohn también es conocida como enteritis regional o colitis granulomatosa.

Se sabe de factores de carácter genético y ambiental que aumentan el riesgo de padecer esta patología. Existen estudios que han encontrado una relación entre la enfermedad y un gen del cromosoma 16, pero no se trata de una afección hereditaria como tal.

La enfermedad de Crohn está englobada dentro de las dolencias definidas como enfermedades inflamatorias intestinales.

Tipos de enfermedad de Crohn

Desde el año 2006, es aceptada la clasificación de Montreal propuesta por la Organización Mundial de Gastroenterología. Dicha clasificación cataloga a los pacientes en función de la edad de comienzo de la enfermedad, localización y comportamiento de la misma..

Respecto a la edad de comienzo de la enfermedad, se clasifica a los pacientes en varios tipos: A1 (menores de 16 años), A2 (de 16 a 40 años) y A3 (más de 40 años).

Con referencia a la localización de la enfermedad de Crohn, se clasifican en los siguientes tipos: L1 (íleon y zonas del ciego), L2 (colon), L3 (L1 y L2) y “+L4 si además el paciente tiene afectada la parte alta del tubo digestivo.

En cuanto al comportamiento, se definen B1 (tipo inflamatorio), B2 (tipo estenosante, predominan las estrecheces en el tubo digestivo) y B3 (tipo perforante, donde predominan las fisuras y fístulas. Si además se encuentra afectada la región anal, se añade "+P".

Dependiendo del lugar de la inflamación la enfermedad de Crohn se clasifica en:

· Enteritis de Crohn que afecta, principalmente, al intestino delgado.

· Ileitis que afecta, principalmente, al íleon (parte final de intestino delgado)

· Ileocolitis, que afecta tanto al intestino delgado como al grueso.

· Colitis de Crohn (afecta al colon).

· Yeyunoileitis, que afecta al yeyuno (mitad superior del intestino delgado).

· Enfermedad de Crohn gastroduodenal que causa inflamación en el estómago y en el doudeno.

Perspectivas de la enfermedad de Crohn

Hay estudios en marcha para la obtención de nuevos tratamientos para la enfermedad de Crohn. Existen varias líneas de investigación.

La primera, consiste en los llamados tratamientos biológicos, los cuales emplean sustancias fabricadas de forma artificial, pero que son imitadoras de otras fabricadas por el organismo. En la actualidad, son empleadas el infliximab y el adalimumab. Estas se utilizan cuando la enfermedad es bastante grave. Estos tratamientos no son la curación de la enfermedad de Crohn pero sí sirven para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Dichas terapias biológicas consisten en desconectar durante un corto espacio de tiempo la acción del sistema inmune, lo que puede dar lugar a la aparición de infecciones. Estas pequeñas desconexiones del sistema inmune producen un efecto desinflamatorio a largo plazo.

La segunda línea de investigación, es la que se utiliza para el tratamiento de la infección micobacterias Algunos investigadores piensan que la enfermedad de Crohn está causada por la bacteria llamada Mycobacteriun avium paratuberculosis. Esta bacteria es la causante en el ganado de la enfermedad de Jhone, parecida a la de Crohn. Al ser una bacteria que infecta a diversas especies, se cree que una de ellas sería la humana, causante de la enfermedad de Crohn.

En cuanto a los medicamentos empleados, algunos son antibióticos pertenecientes a la familia de los macrólidos (claritromicina) y otros son fármacos utilizados contra la tuberculosis (clofazimina, rifabutina).

Una tercera línea de investigación es la llevada a cabo con larvas de nemátodos, si bien dichas investigaciones están en fase inicial. En un estudio realizado mediante la administración de larvas Trichiuris suis durante seis meses a veintinueve pacientes que padecían enfermedad de Crohn, se obtuvieron resultados interesantes. El 79,3% de los pacientes mostraron una respuesta positiva al tratamiento y el 72,4% de los enfermos remitieron en sus síntomas. Sin embargo, estos estudios no han sido repetidos y hace años que no se ha vuelto a hablar de ellos.

Fases de le enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn se manifiesta en forma de períodos de actividad e inactividad, con un carácter intermitente. Estos períodos son variables, en algunos pacientes la remisión puede durar años, en cambio, en otros los periodos de actividad de la enfermedad son constantes. En la fase de remisión desaparecen la sintomatología, mientras que en la fase de actividad se presentan síntomas como los siguientes: diarrea, vómitos, dolor abdominal, fiebre, pérdida de apetito y de peso, principalmente.