El problema del sobrepeso no es menor en el mundo. Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, el índice de masa corporal que representa al sobrepeso es 40, y la cantidad de personas que lo poseen es demasiado importante - en el año 2008 eran 1.500 millones - como para que no se conciencie a esos pacientes o a esos posibles futuros pacientes; decimos pacientes porque la obesidad no es solamente un problema estético, sino que es la causa de varias patologías derivadas, de estas, entre las que mas afectan la salud están las enfermedades cardíacas. Una de las formas de combatir el sobrepeso es una dieta equilibrada y actual. En este sentido, la Dieta Flash, creada por el Doctor Manuel Jiménez Ucero, volcada en su libro "La dieta flash, la última dieta", que resumimos brevemente.

La dieta flash y el libro del Doctor Jiménez Ucero

Este libro explica un tratamiento que el Dr. Jiménez Ucero ha creado con su equipo durante más de 35 años. El régimen consiste en una repentina reducción de los carbohidratos, que son los principales componentes que producen el sobrepeso. Con este régimen el organismo recibe todo lo que requiere y por lo tanto no le falta nada, porque se regula el súbito final de una forma de comer reemplazando ese faltante por preparados con proteínas o proteinados, a los que se los enriquece con aminoácidos esenciales, minerales y vitaminas. Este sistema, aplicado en las primeras fases no produce desequilibrios alimentarios, porque los preparados hacen las veces de sustitutivos.

La Dieta Flash en España, Latinoamérica y el mundo

El libro "La Dieta Flash" tiene un subtítulo sugerente: "La Última Dieta". Este juego de palabras nos presenta dos soluciones:

  • que la dieta flash es uno de los tratamientos más importantes de reciente aparición;
  • que la dieta flash será la última dieta necesaria y será la solución para vencer definitivamente al sobrepeso.
En España está en boga desde hace tiempo y está empezando a ser reconocida en Iberoamérica y el resto del mundo. Pero no debe ser tomada la tendencia como una moda pasajera, sino que debe concebirse como un sistema educativo, de concientización y prevención. Estas acciones aplicadas tienen los siguientes efectos:

  • Reducción importante de peso en relativamente poco tiempo.
  • Mejoramiento de la salud.
  • No es necesario padecer hambre forzadamente
  • Capacita para perder peso y una vez logrado a mantenerlo
  • No tiene efectos secundarios

Fases de la dieta flash

Como dice el libro del Dr. Jiménez Ucero la dieta flash tiene un comienzo y un final: La primera fase es la más estricta y dura unos quince días, término que varía según los paciente. Se basa en la ingesta de proteínas vegetales naturales, como las provenientes del suero lácteo, huevo y los vegetales; esto permite que el organismo reciba las proteínas que requiere. Debe ir acompañado con una reducción de los azúcares, los hidratos de carbono y las grasas. Esta reducción en el consumo de azúcares provoca que el cuerpo consuma sus reservas, que son las que tiene para quemar y una vez consumidas, comienza la combustión de las grasas que tiene también reservas: eso es lo que inicia el proceso de adelgazamiento. Es verdad que los primeros días podría haber malestares y dolores de cabeza, pero se pasan rápidamente y los beneficios posteriores son mucho mayores. La fase va acompañada de aportes de minerales, de preparados de proteínas, de complejos vitamínicos y de un aumento de la ingesta de agua, acciones necesarias para mantener el equilibrio del organismo. En un lapso que puede ir entre una semana y un mes se pierden hasta el 66 % del sobrepeso, por lo que los resultados son palpables. En la siguiente fase, los preparados se irán reduciendo, de los cinco sobres de productos proteicos diarios iniciales se pasa a los dos sobres.

Consejos para mantener el peso

De nada sirve el esfuerzo iniciado si no se mantiene el peso logrado. Para eso los consejos del Dr. Jiménez Ucera son:

  • Comer cinco veces al día reduciendo la cantidad de ingesta en forma descendente desde la mañana a la noche ("cenas corta hacen vidas largas").
  • Frutas a media mañana o a media tarde, en lo posible cítricos en estado adecuado de madurez y verduras verdes en las comidas.
  • comer en plato grande el marisco, la verdura, el pescado y la ensalada.
  • comer en plato pequeño las patatas, las legumbres y el arroz.
  • reducir o no consumir alcohol - por lo menos durante la dieta -.
Como conclusión se debe tener en cuenta que tanto el libro como los artículos que sobre él se escriben son una guía informativa y que esta dieta - así como cualquier otro tratamiento para adelgazar -, deben estar bajo supervisión de los profesionales médicos y nutricionistas, los que hacen un estricto seguimiento de los pacientes con sobrepeso.