Sin duda, en muchos momentos el ser humano se siente "sólo". Sin embargo, no se tiene claridad de en que momento el hombre toma conciencia de que está sólo, de lo que es "sentirse sólo" y lo que implica necesitar a otros para llenar ese vacío que ocupa aquel sentimiento de "carencia" dicho en términos claros que ocupa "la soledad" y que afecta a la autoestima.

No se sabe si ese sentimiento de "carencia" o "soledad" se interna o racionaliza según experiencias vividas, o bien, se toma conciencia de él en la adolescencia, quizás en la niñez ya es parte de uno como acto conciente. Lo que sí es unánime es que la soledad se siente más aguda a medida que el hombre va tomando conciencia de su existencia, esto es, a partir de la adolescencia.

Adolescencia, tiempo de Cambios

La adolescencia se convierte muchas veces en un proceso en el que el joven se aleja del mundo para adentrarse en sí mismo, para cuestionarse el mundo, sus paradigmas y esquemas, volcando toda su atención en sí mismo, en su ser interno y sus creencias.

Por ello, cada vez que se siente a sí mismo se siente como carencia de otro, como "soledad" por este distanciamiento autoimpuesto con el mundo.

Erich Fromm señala en su libro "El Arte de Amar" que "La vivencia de la separatidad (o estado de separación, en inglés "separateness"), provoca angustia; es la fuente de toda angustia. Estar separado significa estar aislado, sin posibilidad alguna para utilizar mis poderes humanos".

En cada respiro el ser, el hombre (como género) es capaz de percibir y percatarse de su soledad, de la “separatidad” lo que lo lleva nuevamente a sentirse como carencia de otros, y si sentirse solos consiste en tener conciencia de sí. ¿Es esta la razón por la que en la adolescencia se agudiza el sentimiento de soledad como propio? ¿Es en la adolescencia cuando se comienza a tomar conciencia de sí?

El Amor la clave de la Liberación

Si el amor es la clave de la liberación de la soledad, ¿por qué nunca se logra amar al ser en su estado natural? Si se analiza, siempre predominan “peros” tales como edad, estrato socioeconómico, origen étnico, etc. Ante ellos surge la pregunta "¿por qué los seres humanos no logramos amar a las personas como son y siempre esperamos cambiar algo del otro?". Hasta los padres y las madres aman condicionalmente y no incondicionalmente.

Demuestran su afecto según el actuar del hijo. Todo condiciona al amor hasta la elección de la carrera, la elección de pareja, el desempeño diario, la forma de ser, todo condiciona al amor y si todo lo condiciona ¿Cómo dejar de sentirse solo, si para amar se pide cambiar y cambiar la esencia de cada uno?

Soledad un Proceso

La soledad es entonces parte de un proceso para conocerse a uno mismo. Luego de ello y de conocerse a cabalidad recién se podrá amar, ser amantes, padres, madres y amigos de verdad (amistad es una forma de amor, amor fraternal). Si el individuo no se conoce y no se vive la soledad cómo se podrá esperar no solo que alguien conozca al otro y lo ame como es sino como se espera amar a otros sin conocerse. Si al no conocerse se estará juzgando con el espejo. El actuar de otros reflejando los miedos, trancas e ignorancias del ser en otros y cuando se dice del ser se refiere a cómo se puede amar a otro ser que “es” si aún no “se es”.

No se tiene conciencia de lo que implica “ser” y por ende amar a otro será solo condicionante para dejar de sentirse menos solos (incluye amor de madre, padre, familia, amigos y por ultimo el amor “romántico”).

¿Cómo superar la Separatidad*?

Según Fromm en su libro el "Arte de Amar", el hombre-de todas las edades y culturas- enfrenta la solución de un problema que es siempre el mismo: el problema de cómo superar la separatidad, cómo lograr la unión, cómo trascender la propia vida individual y encontrar compensación.

Atreverse, Desafiar, Desafiarse

María Eliana Christen, psicóloga de la Universidad Católica de Chile, Piloto,(entre otras actividades, títulos y logros) cruzó junto a Madeleine Dupont en un avión monomotor el Atlántico Sur, para regresar por el Círculo Polar Ártico, uniendo 3 continentes; en el libro que protagonizan María Eliana Christen y Madeleine Dupont, llamado "Travesía 2004", María Eliana señala: "Si todo el mundo tuviera la valentía de desafiar y desafiarse... Si la gente aceptara salirse de la zona de comodidad para dar un paso a lo desconocido. Entonces, cómo se ampliaría nuestro mundo. Cuánto más fácil sería adquirir nuevos aprendizajes y sacar desde lo más profundo los mejores recursos".

Conocernos, Atreverse y Aprender

El ser humano es un ser que ha sido dotado de razón. Es por obra y gracia consciente de su existencia y llega un momento en su vida en el cual toma conciencia de su estado de separación, al tomar conciencia de este estado de separación frente al mundo comienza su búsqueda, una búsqueda que lo llevará por distintos campos desde al amor hasta la búsqueda de satisfacciones (sociales, materiales, sexuales, etc.). No es sino, desde el conocimiento de nosotros mismos, de nuestros intereses, gustos y limitantes que se podrá llegar a romper el circulo de separatidad para socializar y sentirse parte de un "otro".