La historia de España tiene sucesos trascendentales aunque tal vez ninguno como los que se desencadenaron desde el 12 de octubre de 1492, día del descubrimiento de América y día en el que surge la Leyenda Negra.

La Leyenda Negra del siglo XVI es tal vez la primera propaganda global contra un país y se origina en los escritos que generaron algunos personajes en el siglo XVI, como Fray Bartolomé de las Casas, en los que se relataban los abusos que cometían los conquistadores en su afán de ganar tierras y riquezas para sí mismos y la corona española.

Por su parte, la Neo Leyenda Negra surge en las últimas décadas del siglo XX retomando el contenido de la primera leyenda, pero añadiendo ideas y conceptos que tienen más que ver con las nuevas ideologías que se difunden, sobre todo en Iberoamérica, y que promueven un enfrentamiento político entre lo conservador y lo progresista.

La Leyenda Negra y sus fuentes

Recordemos que las fuentes más importantes de la Leyenda Negra son los escritos de autores españoles como el mencionado Las Casas, Reginaldo González Montano (protestante español exiliado en Inglaterra) y Antonio Pérez (Secretario de Estado de Felipe II caido en desgracia).

Por sí mismos, estos relatos no habrían tenido entidad alguna, si no fuera porque los países, que en ese momento disputaban la hegemonía española o tenían algún conflicto con España, no los hubieran difundido profusamente. Nos referimos principalmente a Inglaterra, Francia, Alemania, lo que hoy es Italia y lo que hoy es Holanda y Bélgica.

Algunos de los hechos sobre los desmanes cometidos por los conquistadores son verosímiles, pero otros no. Un ejemplo: Bartolomé de las Casas refiere a que en la isla La Española, actual Santo Domingo y Haití y primer asentamiento hispano en América, hubo entre 30 y 50 millones de aborígenes muertos. Este dato resulta como mínimo impreciso y exagerado, si tenemos en cuenta que hoy mismo toda la isla no llega a 20 millones de habitantes, ¿cuántos habría en el siglo XVI?. Difícil creer que pasaran de unos cientos de miles en la isla, tal vez un millón. La exageración formaba parte de la literatura de esa época y las gentes que escuchaban esos relatos no podrían más que sorprenderse ante tamaña catástrofe.

Motivos de la difusión de la Leyenda Negra

Los motivos que cada uno de esos países tenían para difundir los abusos cometidos por España eran distintos.

  • Inglaterra no solamente quería justificar su propia conquista de América y de otras tierras, sino que necesitaba también excusar las acciones de piratería que sus corsarios llevaban a cabo sobre los navíos españoles. Esta hostilidad se acentuó con la guerra que entre ambas potencias mantuvieron en el último tercio del siglo XVI.
  • Países Bajos y Flandes, eran dominios españoles por herencia de los Habsburgo, la dinastía que reinaba en España desde Carlos V (Carlos I de España). Nunca hubo confraternidad de pueblos, sobre todos los habitantes de esos países nórdicos se sentían domiinados por extraños, cuando la presencia de ejércitos y gobernantes españoles se hizo más frecuente. Las guerras religiosas que llevaron a la independencia de España, fueron el corolario de una convivencia siempre conflictiva.
  • Francia fue un país beligerante crónico de los Habsburgo, desde las guerras que mantuvieron Carlos V y el rey de Francia, Francisco I. Por otra parte, estaba en el medio de dos dominios españoles, por lo que su estrategia tendría que ver siempre con romper esa situación hegemónica, la que potenciaba por los intereses de ambas potencias en la península itálica.
  • Alemania estaba desvastada por la guerras entre protestantes y católicos que habían asolado al país desde buena parte del reinado de Carlos V. La guerra civil imperante y el oro llegado de América para sostenerla hicieron pensar a muchos alemanes en la incoveniencia de su alianza con España.
  • Los estados italianos tenían una dominación hispana desde hacía décadas, por la influencia de Aragón. Siempre consideraron a los españoles como culturalmente inferiores y su dominio era considerado una afrenta.

La Leyenda Negra como reacción

Los que todos los países difusores de la Leyenda Negra tenían en común era su recelo por los pueblos que habitaban en España, como gentes capaces de realizar hazañas importantes: no les parecía concebible la conquista de los inmensos territorios americanos por un país que se lo consideraba marginal en Europa a principios del siglo XV.

Pronto se empezaron a difundir los relatos de la increíbles conquistas llevadas a cabo en América por puñados de españoles sobre pueblos enteros y muchos afirman que ante la incredulidad, la reacción de muchos europeos fue la denigración por medio de la invención de la Leyenda Negra, que en definitiva es un relato de abusos desmedidos de los conquistadores, que algunos consideran que fue exagerado expresamente por la política propagandística antiespañola que esos países llevaron a cabo en el siglo XVI y siguientes.

Sin embargo, mucha letra quedó como fuente y en el siglo XX sirvió como matriz de la Neo Leyenda Negra, sobre el que se trata en el artículo siguiente.

Fuente: Propias y Libro: La leyenda negra. Julián Juderías. 1913.