Todas las empresas del mundo por grandes o pequeñas que sean siempre están comunicando algo. Por consiguiente, la comunicación es una herramienta útil y necesaria para que los mensajes lleguen de la forma más adecuada a los públicos que la organización se quiera dirigir.

En cualquier organización, la comunicación presenta varias direcciones por las que viaja para informar a todos los miembros de la organización, se da de manera vertical ascendente, vertical descendente y horizontal

Comunicación vertical descendente

Es la comunicación que fluye desde los niveles más altos de la organización hasta los más bajos. En ocasiones, la comunicación ascendente empieza por brindar información exacta, completa, pero esta se distorsiona conforme va pasando por los diversos niveles, ya que, existe la posibilidad que se omitan detalles o se distorsione el mensaje.

Estas comunicaciones se ocupa de comunicar el orden establecido para el desarrollo de funciones, tareas, roles, entrenamiento, capacitación, directivas, directrices, políticas, etc. Algunos canales de comunicación ascendente son: Circulares, boletín o periódicos de empresa, tablones de anuncio, manuales de empresa, folletos de bienvenida, entrevistas y demás.

Comunicación vertical ascendente

Es la comunicación que fluye desde los niveles más bajos de la organización hasta los más altos. Es decir, cuando la fuente que expresa el mensaje es un superior en la jerarquía.

Según Sergio Flores la comunicación ascendente se da “De los subordinados hacia los niveles jerárquicos superiores directos o indirectos; deben abrirse los canales a fin de posibilitar que además que la información relativa directamente al trabajo, fluyan constantemente las noticias sobre éxitos de acontecimientos, fuera de rutina, fracasos al interior, dudas, actitudes, éxitos, consultas, sugerencias y quejas y la posibilidad de discusiones”. Por lo tanto, este tipo de comunicación sirve básicamente como vehículo de retroalimentación, cerrando el círculo de la comunicación descendente para garantizar que se codifique y descodifique debidamente la información.

De igual manera, estas comunicaciones permiten que los empleados emitan mensajes a los superiores sobre los problemas que afectan al trabajador o sobre opiniones o sugerencias para mejorar la organización. Pero, es habitual en muchas organizaciones que la administración “Hable mucho”, y escuche poco, por lo mismo, no hay que olvidar que la otra mitad es tan elemental como la primera.

Algunos canales de comunicación ascendente son: Reuniones con subordinados, sondeos de opinión, encuestas, buzón de mensajes, concurso de ideas, manual de empresa o informes a la dirección.

Comunicación horizontal

No toda comunicación se da en forma ascendente o descendente dentro de la jerarquía oficial de la organización, con frecuencia las personas envían mensajes a terceros de su mismo nivel dentro de la organización tanto en sus departamentos o divisiones como con otros.

Ronald B. Adler afirma que la comunicación “En sentido horizontal, se pueden definir objetivos, políticas, procedimientos, intercambio de ideas, tomar decisiones, producir recomendaciones y familiarizarse todos con lo que hacen otras unidades y consecuentemente se fomenta el desarrollo de intereses mutuos”. Por ende, el principal propósito de la comunicación horizontal es coordinar actividades y solucionar problemas sin tener que preguntar a un nivel superior.

Evidentemente fortalecer los flujos de comunicación dentro de una entidad, es una decisión inaplazable, ya que, la buena comunicación facilita que los funcionarios alcancen el entendimiento, la coordinación y la participación, permitiendo de esta manera, el desarrollo institucional y el cumplimiento de la misión social de la entidad.

Buena comunicación interna

En este proceso no simplemente se debe apoyar los procesos de comunicación existentes, sino que además hay que trazar una política de comunicación que garantice el buen funcionamiento de la comunicación interna, definiendo los objetivos, los mensajes y los canales para trasmitirlos, mejorando así la comunicación dentro de la empresa.