El bocadillo de pan tostado es un merecido homenaje a la “señora Beeton”, una cocinera inglesa que publicó el primer best seller de la historia de la gastronomía hogareña: “El libro de la gestión del hogar de la señora Beeton” editado en 1861.

El sándwich de pan tostado de la señora Beeton

La señora Beeton concibió este bocadillo para otra época, pero bien vale recrearlo como una comida que se puede incluir en casi todas las dietas saludables del momento, sobre todo porque en el siglo XXI se pueden agregar otros ingredientes nutritivos que no afectan su base.

Uno de los que destacó este alimento es el Dr. John Emsley, conocido entre otros motivos por haber promovido en 1994 la “Dieta Aburrida”, quien afirmó que solo hay que poner un trozo de pan seco tostado entre dos rebanadas de pan con mantequilla o manteca, sal y pimienta a gusto. Este emparedado sorprende por lo agradable para comer y por lo abundante que resulta, en opinión de Emsley.

Un aporte razonable de calorías del bocadillo de pan tostado

Emsley destacó que este bocadillo tostado es bueno no solamente para ahorrar dinero, sino también calorías, siempre y cuando sólo se ingiera un sándwich de pan para el almuerzo y nada más.

Este bocadillo de pan tostado proporciona alrededor de 330 calorías y los consumidores podrían optar por una alternativa más sana que la de la mantequilla, la margarina, un ingrediente que no estaba disponible en la época de la señora Beeton, porque ella estaba escribió su libro antes de que fuera inventada.

Una versión más saludable del emparedado de pan tostado en el siglo XXI

Jon Edwards, de la Real Sociedad de Química de Gran Bretaña, agregó que la versión del siglo XXI del sándwich tostado es más saludable que la de la era de la señora Beeton por las vitaminas y minerales - como el calcio - que se suman al pan de hoy.

Por su parte, también opinaron desde la Asociación Dietética Británica, según la cual no hay manera de hacer el bocadillo mucho mejor, encima por no mucho más dinero.

Por ejemplo aconsejan agregar un huevo, que no es mucho y le daría un poco de proteína y sabor, y logra un efecto de saciedad durante más tiempo. Otra opción es ponerle la mitad de una lata de sardinas, que proporcionaría grasas saludables y otorga sensación de saciedad también. Tampoco descartar algunas verduras, como zanahorias o pepinos, ingredientes que aportan más nutrientes. Todas estas opciones se pueden considerar por muy poco dinero.

Ingredientes y costo del bocadillo de pan tostado

Tres rebanadas de pan equivalentes a 240 calorías.

10 g de manteca o 10 g de margarina equivalentes a 90 o 70 calorías respectivamente.

Aporte total de calorías: de 310 a 330 calorías según el caso.

En proteínas equivale a 9,5 g, grasas 12 g, carbohidratos 55 g y fibras 4,5 g. y además contiene las vitaminas D, B1, B2, B3 y A.

Se puede condimentar con pimienta y sal a gusto, aunque no se deben descartar otros sabores, como los que otorgarían el orégano, el aceite de oliva o el perejil, entre otros.

Se recomienda usar sal reducida en sodio, para evitar futuros problemas de hipertensión.

El costo de este bocadillo podría rondar entre los 15 y 20 céntimos de euro y con los ingredientes agregados que se han mencionado en el apartado anterior, podría alcanzar los 40 o 50 céntimos de euro, nada mal para una comida saludable de una economía en crisis. Fuente: RSC