Las clases sociales se caracterizan por ser agrupaciones de personas de acuerdo con similitudes, ya sean raciales, culturales o económicas.

En el mundo entero, la clase social dominante es la conformada por personas que se encuentran en excelentes condiciones en el aspecto económico, ya que este aspecto ayuda a que aumenten las influencias, reciban beneficios, sean tratados de la mejor manera y considerados lo más valioso, y el resto estará más abajo porque no son exclusivos y, por ende, no tienen valor alguno.

Pero lo más terrible de todo esto no es que el rico tenga mejores oportunidades que el pobre, sino la equivocada idea de superioridad que tiene el rico y famoso, y la de inferioridad que posee el pobre y corriente.

Las causas

Normalmente las personas que se encuentran en determinada clase social piensan que merecen estar en ella. Por ejemplo, una persona campesina normalmente piensa que no puede aspirar a otra cosa que no sea vivir en el campo, arar tierra, sembrar y criar animales; en cambio, una persona que nació en cuna de oro pensará que lo merece todo, aun cuando su comportamiento deje mucho que desear.

Existe un pensamiento arraigado a nivel mundial que hace pensar que el pertenecer a una clase social hace a una persona más o menos que las demás, dependiendo de cuál sea.

También cabe mencionar el trato que ciertas personas les dan a otras solo por considerar que son inferiores a ellos, pues tienen menos dinero, otro color de piel o su nivel de estudios es elemental o nulo.

La baja autoestima de estas clases sociales, víctimas de la opresión, hace que las injusticias estén a la orden del día y que se permita el abuso cometido hacia sus integrantes.

La realidad

Los seres humanos pertenecientes a cualquier género, edad, etnia o religión son iguales, sin importar lo que algunas personas piensen o digan.

Alfred Adler, austraco fundador de la sicología individual, afirmó que el complejo de superioridad que acompaña a las clases sociales supuestamente distinguidas es un intento de compensación de los verdaderos sentimientos de inferioridad ocultos.

Las clases sociales son únicamente la excusa para mantener a las personas de la clase trabajadora y humilde a merced de la voluntad de quienes se creen los dueños del mundo.

Aspectos a considerar

Las clases sociales aparecieron a raíz del adelanto de ciertos pueblos y el atraso de otros, las conquistas de unos pueblos sobre otros y la esclavitud.

Sin embargo, aunque el mundo actual aún esté lleno de injusticias, existen leyes morales que permiten a las personas conocer la igualdad de derechos.

  1. Todos los seres humanos tienen características físicas en común.
  2. Todos tienen necesidades fisiológicas.
  3. Todos vienen al mundo de la misma manera.
  4. Los sentimientos y emociones son características universales.
  5. Todos los seres humanos sienten dolor.
  6. Todos envejecen y mueren.
  7. Nadie nace sabiendo; es necesario aprender.
  8. Todos son de una misma especie.
La conclusión al análisis es que las diferencias, como el dinero, color de piel, fama, género, religión o ubicación geográfica no son nada ni valen nada en comparación con las similitudes de la especie humana, pues al momento de partir no existe nada material ni sirven los títulos ni distinciones.