Los babilonios adaptaron el legado sumerio para adecuarlo a su propia cultura. La civilización babilónica experimentó pocos cambios durante sus 1200 años de historia, y su influencia se dejó sentir en los países vecinos, como el reino de Asiria, que adoptó la cultura babilónica casi por entero.

Gracias a las excavaciones disponemos de una importante colección de obras literarias babilónicas. Una de las más importantes, y también de las más conocidas, es la colección de leyes denominada “Código de Hammurabi”, que, junto con otros documentos y cartas, proporcionan un amplio espectro de la estructura social y económica del imperio babilónico.

Religión de Babilonia

Muchas de las creencias de los pueblos antiguos tienen su origen en Mesopotamia, como el convencimiento de que los astros eran seres superiores a los hombres, al igual que los cinco planetas más importantes, como Marduk, Dios de Júpiter y de babilonia o Ishtar, diosa del planeta Venus, que representaba la guerra y el amor. Los dioses eran percibidos como seres terribles y vengativos que sólo protegían a los pueblos que los adoptaban. Los reyes siempre se referían a sus hazañas bélicas dejando patente que las emprendían en nombre de sus dioses.

Los dioses eran representados por figuras animales, aunque en la época babilónica tenían forma humana, quedando para los dioses hostiles o enemigos las figuras con cabeza en forma de animal.

Arquitectura en Babilonia

En los monumentos babilónicos predominaban las líneas rectas. Eran construcciones sólidas donde el ladrillo caracterizó la arquitectura de babilonia. Estos se unían entre sí con mortero y arcilla o cal y a veces con betún. El ladrillo, que tenía el sello del rey que ordenaba la construcción, no aseguró a los templos y palacios de babilonia la duración que tuvieron otras construcciones en piedra, como por ejemplo en Egipto.

Los templos, de origen sumerio y que sirvieron de modelo a los demás pueblos mesopotámicos, tenían la forma de altas torres escalonadas, y eran conocidos como zigurats. Partiendo de una planta cuadrada, compuesta de varios pisos, cada uno más pequeño que el inferior, culminaba en una plataforma donde se hallaba el santuario y el altar de la divinidad.

La Escritura en Babilonia

Las instituciones legales, administrativas y económicas de Babilonia utilizaban el sistema de escritura cuneiforme desarrollada por los sumerios. Para instruir a sus escribas y demás funcionarios, adoptaron el sistema sumerio. El plan de estudio se basaba en copiar y memorizar libros de textos y diccionarios sumerio-babilónicos, epopeyas, himnos, así como tablas matemáticas y problemas.

Las inscripciones más antiguas se encuentran en piedra, aunque son muy escasas en la zona de Babilonia. Los primeros hallazgos datan del año 3600 años a.C. Hacia el 3200 aparece la tabla de arcilla. Con este dócil material el escriba mantenía registros, redactaba contratos y documentos oficiales, escribía propiedades, sentencias y ventas. Una vez concluido el escrito, el escriba cocía la tabla de arcilla al fuego y la convertía en un manuscrito duradero.

Medicina, astrología, astronomía y matemáticas en Babilonia

El conocimiento científico corrió a cargo de los sacerdotes, razón por la que la ciencia estuvo estrechamente vinculada a la religión.

Sin embargo sería la astronomía la ciencia que más atrajo a los babilonios, ya que para esta civilización, la relación existente entre el curso de los astros y el destino de los hombres, constituía una certeza irrefutable. Los babilonios fueron los primeros en hacer cartas astronómicas, en distinguir los planetas de las estrellas, y en determinar los doce signos del zodiaco. Dividieron el año en doce meses lunares –seis de treinta días y seis de veintinueve–. Para evitar las diferencias entre ese calendario y las estaciones, agregaron un mes suplementario. Nuestra civilización es heredera de los babilonios en la división de los meses en semanas.

Las matemáticas también experimentaron un gran auge. El sistema de pesas y medidas de los babilonios era sexagesimal. Este sistema fue adoptado en toda el Asia y se extendió posteriormente hacia las culturas mediterráneas.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.