El FC Barcelona va a estrenar su reinado en la Champions League de fútbol, y no podrá ser un inicio relajado. Su rival va a ser el Milan de Italia, un equipo histórico en la competición europea al que nunca hay que descartar.

La frustración del Barcelona del sábado

El FC Barcelona llega a este encuentro tras el empate conseguido el sábado ante la Real Sociedad, en un resultado totalmente decepcionante para los culé por la forma en que se dio el partido, ya que en apenas diez minutos se imponía por dos goles.

Cierto es que Guardiola apostó a un equipo plagado de suplentes, pero aún así, tal y como se vislumbra la lucha con el Real Madrid por el título de liga, perder dos puntos de esa forma duele y mucho.

Es entonces el partido con el Milan una buena oportunidad para revertir la mala sensación con la que se retiraron de Anoeta, y a la vez presentar credenciales en un campeonato que sin dudas lo tiene como uno de los candidatos a llevárselo.

El once de gala del Barcelona ante el Milan

Solo la lesión de Piqué impide a Guardiola presentar el equipo titular completo. El mejor equipo del que se puede disponer hoy va a saltar al césped en el Camp Nou.

En Anoeta, Guardiola dejó en el banquillo a Mascherano, Abidal, Puyol, Iniesta, Messi y Villa. Ese día ya pensaba en este partido, para el que llega con medio equipo descansado.

Los problemas defensivos mostrados en Anoeta por la dupla central serán resueltos por Guardiola por el ingreso en esa zona de Mascherano, un medio centro de toda la vida, pero que desde el año pasado comenzó a jugar de central con grandes resultados.

Es muy probable que sea Puyol su compañero en zaga. No se sabe cuál será su rendimiento futbolístico en la actualidad, pero hay que recordar que Guardiola ya lo puso como titular en un partido complicado, como era visitar al Real Madrid en liga la temporada pasada, volviendo de una lesión.

El resto del andamiaje defensivo del Barcelona

Abidal seguramente cubrirá la banda izquierda tras su descanso, y por la derecha estará el brasileño Alves, una de las piezas fundamentales no solo por lo que defiende, sino lo que aporta corriendo por la banda.

El aspecto defensivo seguramente estará completado por Busquets, que retomará su posición de medio centro. Xavi e Iniesta completarán el medio del campo, encargados de la creación del fútbol del Barcelona.

En la delantera Lionel Messi es insustituible. El hombre que desequilibra y gana partidos intentará volver a ser la figura de la Champions a través de sus goles. Acompañando al rosarino, seguramente aparecerá nuevamente Villa, suplente en los dos primeros partidos de liga, pero un hombre que siempre aporta la cuota de gol que lo llevó a marcar 23 en la temporada pasada.

La duda queda en la posición restante. Pedro está mostrando poco punch, y sin dudas lo que necesita son minutos en cancha. Guardiola podría dárselos, pero a su vez está emergiendo cada vez con más fuerza la figura de Cesc Fábregas, un hombre creativo para mitad de cancha con una gran cuota de gol.

El Milan llega sin Ibrahimovich

Una lesión en el último entrenamiento impedirá que Zlatan Ibrahimovich pise de nuevo el césped del Camp Nou. El sueco ni siquiera viajó a España. Sin embargo Allegri, entrenador del Milan, dice que su equipo no va a amilanarse, y que no hará un planteamiento defensivo porque eso sería un suicidio para sus opciones.

La ausencia del sueco del equipo titular podría ser la opción para que aparezca en el once Cassano, recordado por su paso por el Real Madrid. Los que seguro estarán serán Pato y Boateng, dos grandes jugadores que intentarán crear problemas a los culés.

También será interesante ver otra vez a Van Bommel, un exjugador del Barcelona que tuvo una áspera marca hacia Iniesta durante la final del mundial. Seguramente el duelo podría volver a verse en el Camp Nou.

Ingredientes para todos los gustos tiene este inicio de la fase de grupos de la Champions League. Un partido para no perderse.