Con motivo del Día de Muertos y dentro del marco de los festejos del Bicentenario de la Independencia de México y el Centenario de la Revolución Mexicana se instalaron cien catrinas en el centro histórico de la perla tapatía, en Plaza Liberación, en Plaza de Armas y sobre la avenida Juárez-Vallarta; y a un mes de haber sido instaladas la mayoría aún siguen posando ante las cámaras de los tapatíos.

Las catrinas están en el centro histórico de Guadalajara

La serie de catrinas que se pueden ver en el centro de la ciudad es un proyecto de la Secretaría de Educación Jalisco; son de variados materiales como papel maché, hoja de maíz y plástico y muestran diferentes ideologías.

Las piezas fueron hechas por estudiantes de diferentes escuelas, desde nivel preescolar hasta bachillerato. Estas calaveras, en las que se llevaron aproximadamente 6 meses en la elaboración de cada pieza, están paradas, sentadas o realizando diferentes actividades y siempre dispuestas a formar parte de los álbumes fotográficos de todos los paseantes del centro histórico.

El centenario de La Catrina

La Catrina es hoy un personaje popular mexicano, este nombre se lo dio el pintor muralista Diego Rivera; la pintó en un mural titulado Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, en el que aparece La Catrina vestida acompañando a su creador el caricaturista José Guadalupe Posada y desde entonces ha sido adoptada por los mexicanos como un símbolo de la muerte.

La versión original es un grabado en metal, de la época de la Revolución Mexicana, que Posada hizo y nombró La Calavera Garbancera como crítica a los mexicanos que en aquel entonces renegaban de serlo y copiaban las costumbres europeas, españolas y francesas principalmente.

En este año La Catrina cumple cien años, también festeja su centenario al igual que la Revolución Mexicana y esta exposición es la mejor forma de acercarse a ella.

Las catrinas siguen posando para los tapatíos

Luego de un mes de haber sido montada esta exhibición y de haber sufrido ataques por parte de los vándalos, la mayoría de las esculturas siguen en pie y recibiendo a sus admiradores que se acercan para tomarse la foto del recuerdo; como se pudo ver durante los días que estuvo llevándose a cabo el espectáculo de teatro al aire libre Los Gigantes de Guadalajara.

Mientras los gigantes dormían, los espectadores aprovechaban para tomarse fotos con las catrinas; hacían filas ordenadamente para posar al lado de una calaca y así iban pasando uno a uno o familias completas para tener una foto con La Catrina.

Por ser una exposición al aire libre y por su ubicación, son más las personas que han visitado la exposición que si estuviera en un museo. Y si aún no se ha visitado a la muerte, hay que darse prisa, pues se había previsto que estas calaveras iban a estar en el centro de Guadalajara sólo durante el mes de noviembre.