La música del Perú cuenta desde la década del cincuenta del siglo XX con otros protagonistas que, como Felipe Pinglo Alva o Chabuca Granda, dejarían su impronta en el género musical que también se conoce como criollismo. Entre ellos los compositores Mario Cavagnaro o Augusto Polo Campos, y los intérpretes Arturo Cavero, Edith Barr, Eva Ayllón, Cecilia Barraza, Pepe Vásquez, Fabiola de la Cuba, Susana Baca, entre otros.

Aporte de Mario Cavagnaro y Augusto Polo Campos a la música peruana

Pocos compositores pueden jactarse de que sus canciones hayan sido entonadas por muchos compatriotas y por insignes intérpretes internacionales de la música como Julio Iglesias, Rafael, María Dolores Pradera, Olga Guillot, Julio Jaramillo, Armando Manzanero, la Sonora Matancera o Héctor Lavoe, como es el caso de los peruanos Mario Cavagnaro y Augusto Polo Campo.

El primero es autor de valses tan emblemáticos como “Yo la quería Patita”, “Mala mujer” o “El rosario de mi madre”; y el segundo de las igualmente célebres canciones criollas “Cuando llora mi guitarra”, “Cariño malo”, “Cada domingo a las 12 después de la misa”, o “Y se llama Perú” y “Contigo Perú” de marcada orientación nacional.

La televisión como trampolín de nuevos intérpretes de la música criolla

Hacia finales de los años cincuenta, cuando la radio deja de ser el trampolín del que emergen nuevas estrellas de la canción peruana, aparecen programas televisivos como Festival de la Canción Criolla, Bar Cristal o La Escalera del Triunfo, y posteriormente Danzas y Canciones del Perú o Trampolín a la Fama; entre los que se harían populares Edith Barr, Eva Ayllón, Cecilia Bracamonte, Lucila Campos, Lucía de la Cruz o Cecilia Barraza a inicios de los setenta, y algo después Verónikha, Aurora Alcalá y Charito Alonso.

Y también los reconocidos como intérpretes afro criollos del Perú: Abelardo Vásquez, Carlos “Caitro” Soto, Arturo “zambo” Cavero, Manuel Donayre y Pepe Vásquez, pertenecientes a la comunidad negra del país al tiempo que insignes intérpretes del vals criollo y la música afro peruana.

Arturo zambo Cavero y Óscar Avilés: grandes intérpretes de la música del Perú

El zambo Cavero se volvería uno de los más representativos intérpretes de la música criolla en general, hasta su fallecimiento el 9 de octubre de 2009. Y de manera especial durante el tiempo en que hizo dúo con el igualmente célebre Óscar Avilés, entre 1970 e inicios de los noventa, revalorizando y difundiendo la música peruana en todo el mundo.

Pepe Vásquez como intérprete de música afro peruana y criolla en general

Pepe Vásquez no se quedaría atrás en los ambientes del criollismo interpretando canciones afro peruanas como “Ritmo de negros” (“Raíces del festejo” o “Le dije a papá”), “No Valentín”, “Jipy jay”, entre otras del amplio repertorio musical peruano.

Un intérprete de acentuada familia criolla al ser hermano del referido Abelardo Vásquez y ambos hijos de Porfirio Vásquez Aparicio, mítico cultor de la marinera y de dichos ritmos negros del Perú junto a sus hermanos Pipo y Vicente. Por el lado materno está emparentado a los aludidos “caitro” Soto y Susana Baca, el primero otrora y la segunda actual protagonista de la música peruana.

Otros protagonistas de la música peruana en la actualidad

Hoy destacan en un grado u otro en el ambiente de la música criolla peruana algunos de los siguientes nombres: Edith Barr, Eva Ayllón, Cecilia Barraza, Lucía de la Cruz, Cecilia Bracamonte, Lucila Campos, Manuel Donayre, Fabiola de la Cuba, Bartola o Susana Baca, que ganó un Grammy Latino en el año 2002.

La selva peruana y su aporte a la música criolla

Finalmente, conforme ocurre con la gastronomía peruana, conformada por diversificados platos entre los que destaca el juane de arroz de su vasta región del Amazonas, la canción criolla cuenta también con importantes aportes desde dicho territorio.

Con canciones tan emblemáticas como “Hermosa Loretana”, “Amanecer Loretano” o “Iquitos”, interpretadas magistralmente por el Dúo Loreto. Así como con “Amazonas” o “La Contamanina”, estrenada en 1906 por el acordeonista de Iquitos Marcelino Estrella, “mashico”, en homenaje a Leonor Olórtegui Reyes oriunda de la ciudad de Contamana.