Tan antigua como el hombre mismo, sus primeras versiones distan mucho de lo que son ahora. La cama se ha vuelto básica, se le puede encontrar en diversos estilos, cada uno con sus propias características. Tiene una vida útil de varios años y requiere de pocos cuidados. Hay países que tienen sus propias y muy distintas versiones.

Al principio la cama era solo un montón de paja, fueron los egipcios y los asirios quienes en la misma época, pero en diferentes lugares inventaron las primeras camas, esto en el 3500 a.C. Las versiones actuales aparecieron a mediados del siglo XIX.

Diseñada para dormir, es usada también para descansar, sentarse, recostarse, comer, jugar, brincar, leer, tener relaciones sexuales, reposar en períodos de enfermedad, platicar, hacer la tarea, soñar y hacer planes. Es el sitio donde más personas mueren.

Tipos de camas

Tradicionalmente la cama está formada por un box (o base) con patas pequeñas y un colchón, además de una o dos piezas extras (de madera u otro material). Una es la cabecera y la otra (en los pies de la cama, de menor altura), es la piecera. Entre los tamaños están:

De ahí se han hecho variaciones como:

  • La cama colonial con maderas tipo rústico
  • En lacado blanco
  • Cama estilo japonés, es de poca altura
  • Con dosel, para habitaciones grandes
  • En maderas obscuras
  • Con mesitas integradas, de líneas rectas, la cabecera se continúa rematando en mesas laterales
  • Con base de madera, sustituyendo al box
  • Sobre una base de cemento, hay hoteles que usan este estilo
  • Cama tipo canguro, es una individual que en la parte de abajo tiene otra sobre rodillos, para sacarla de noche y la guardarla de día
  • De agua o aire, un colchón de hule que se llena para usarse
  • Redonda
  • Plegable, se levanta y se esconde en la pared, tras una puerta
  • Sofá-cama, es un sillón que se hace cama

Cuidados

Estos son mínimos y son para alargar su vida útil. La base (o box) puede llegar a durar entre 10 a 15 años, pero hay que tener cuidado al moverla, pues, de no saber manejarla, se podría romper una pata.

Se debe tener cuidado con la base, pues la tela de los laterales se puede rasgar. A veces se cubre con una especie de funda llamada rodapié, que sirve para que no se vea el box y adorne la cama.

El colchón tiene una vida útil de unos 10 años, pero depende del trato dado. Hay que estar al pendiente de que los resortes (si los trae) no se sientan, de ser así es el momento de cambiarlo.

En el caso de las camas infantiles, se recomienda ponerle funda al colchón, por si el niño moja la cama, para que la humedad quede en las sábanas. Hay personas que gustan de cuidar sus muebles, para ellas estas fundas son más que necesarias.

Si la cama trae respaldo de madera, pero no viene lacada, conviene aplicarle aceite para muebles o darle una mano de pintura, protegerá la madera prolongando su vida. Pero si trae metal, como las literas, se debe revisar periódicamente que no presenten puntos de oxidación. Al encontrar alguna mancha, es conveniente lijar y pintar.

Si trae rodillos, se deben aceitar seguido y cuidar que no se llenen de basura o cabellos.

El usar ropa de cama se hace necesario para lograr mayor comodidad y proteger al mismo tiempo el colchón.

Versiones extranjeras

Hay países que tienen sus propias versiones de la cama y gracias a su utilidad, su uso se ha extendido a otros países.

El futón es la cama japonesa, es un colchón sobre un tatami. Por ser reducidos los espacios de las casas, sus características le permiten recogerlo durante el día y así optimizar el espacio de ese área.

La hamaca es un pedazo de tela, lona o fibras vegetales sostenidas en dos puntos. Usada en Yucatán, el Caribe, América del Sur y por marineros.

El petate es una especie de alfombra tejida con hoja de palma. Usada por los indios de México y América del Sur para dormir.

El nombre y la forma pueden variar, pero lo que no va a cambiar es la utilidad y el servicio que este mueble presta al hombre.

La relación entre la cama y su dueño es muy especial, hay casos de gente que al cambiar de cama, por la causa que sea, no puede dormir. Tal vez por ser la receptora de tantos pensamientos y sentimientos que se desbordan estando en ella.