Ante la necesaria reforma de las enseñanzas artísticas, se funda en 1919 por Walter Gropius la Bauhaus, escuela de diseño, arte y arquitectura. Precursora del diseño gráfico e industrial moderno tuvo sus inicios en Weimar (Alemania) y fue cerrada en el año 1933 por el partido nazi debido a sus ideales democráticos.

Su nombre se debe a la unión de la palabras en Alemán bau (de la construcción) y haus (casa) aunque este centro no tuviese departamento de arquitectura en sus inicios.

Fundación de la Bauhaus

Es después de la Primera Guerra Mundial, en una Alemania derrotada por la crisis, cuando nace esta escuela. La industria que había sido la causa del conflicto debe convertirse en una fuerza creativa y de progreso social.

Con la fusión de las Escuela de Bellas Artes y la Escuela de Artes Aplicadas, el arquitecto Walter Gropius crea en 1919 una nueva institución que pretenderá eliminar las barreras entre el arte aplicado y el arte libre buscando el beneficio mutuo y donde se intentará comercializar los productos.

Mientras en la Inglaterra de principios del siglo XX se había desarrollado el movimiento Arts & Grafts en el que William Morris pretendía la recuperación de la artesanía medieval, los alemanes orientaban sus enseñanzas hacia una concepción utilitarista donde según Gropius “el artesanado será el terreno experimental de la industria ".

Con estos ideales la Bauhaus se convertirá en paradigma del funcionalismo donde lo bello es útil. La nueva estética de la escuela afectaría a los diversos ámbitos de la vida cotidiana “desde la silla en la que usted se sienta hasta la página que está leyendo” en palabras de Heinrich von Eckardt.

La arquitectura

El edificio de la Bauhaus de Dessau está considerado la obra más significativa del racionalismo europeo, movimiento del siglo XX que utiliza formas simples y volúmenes elementales (cubo, cilindro, cono y esfera) evadiendo la ornamentación.

Diseñado por Gropius, la infinidad de puntos de vista y la transparencia de sus grandes ventanales que muestran su estructura interna, son una demostración del espíritu del cubismo picassiano. El edificio está formado por varios volúmenes independientes entre sí, y diseñados según sus funciones.

En la historia de la Bauhaus se diferencian tres fases, siendo las dos primeras de orientación expresionista, y una tercera de carácter constructivista.

Primera fase (1919-1923)

En esta primera fase, romántica e idealista, que puede considerarse como un período de experimentación de las formas, de los diseños y de los productos, se implanta el denominado vorkus o curso preliminar que pretende liberar al alumno de sus convenciones y darle la oportunidad de descubrir y desarrollar sus capacidades creativas y personales.

La orientación pedagógica recayó en Johanes Itten que propugnaba la supremacía de los medios de expresión sobre el tema y experimentar sobre diversidad de materiales.

En este curso impartieron sus enseñanzas artistas como Oskar Schlemmer en el taller de teatro, Paul Klee en el taller de los tejidos y Kandinsky en el taller de pintura mural y en el curso de diseño básico.

Segunda fase (1923-1925)

En 1923, László Moholy-Nagy sustituye a Itten. Este artista introduce las ideas del constructivismo ruso, teoría que defiende un arte comunal donde predomina la idea sobre la inspiración, además de encargarse del taller del metal en el que se desarrollaron numerosos proyectos y prototipos destinados a la industria.

Sus estudios se basaron en la presión de los materiales, los efectos del equilibrio y la experimentación del espacio.

De esta época, de talante más racionalista que la anterior, son algunos los escritos más importantes de la Bauhaus en el área de la pintura como Vías del estudio de la naturaleza de Klee y Punto y línea sobre el Plano de Kandinsky.

Tercera fase (1925-1933)

En 1925 la existencia de la escuela se ve dificultada por la presión de los partidos de derecha y finalmente tiene que cerrar inaugurándose posteriormente en 1926 la Bauhaus de Dessau.

En esta etapa se busca una conexión con la industria liberándose la escuela de su dependencia política. Además, Moholy-Nagy desvelará las posibilidades creadoras de la fotografía, la tipografía, el fotomontaje, la publicidad y otras actividades relacionadas con la vida moderna.

Debido al dominio del municipio de Dessau por parte de los nazis, la escuela se trasladará a Berlín en 1932, quedando disuelta con la llegada de Hittler al poder.

Tras el cierre de la escuela muchos de sus integrantes marcharon hacia los Estados Unidos creándose en 1937 en Chicago la New-Bauhaus por iniciativa de Moholy-Nagy.

Las legendarias fiestas de la Bauhaus

Recién terminada la Primera Guerra Mundial y tras el fin del viejo orden, la Bauhaus pretende crear nuevas formas de convivencia. Se realizaron legendarias fiesta casi siempre temáticas como la fiesta blanca, la fiesta de los cometas o la fiesta del metal.

En estas fiestas se propiciaba el trabajo en equipo y se diseñaban los carteles, las invitaciones y los disfraces. Estas fiestas que en sus comienzos sólo fueron unos meros recitales de poesía se convirtieron en el elemento más representativo del espíritu del centro.

Aunque los ideales de reforma social de la Bauhaus forman parte de la utopía, a ella se debe un gran salto en el ámbito de la producción industrial además de aportar una solución al problema de la formación del artista en la era de la máquina.