Este año 2010, México se encuentra de manteles largos festejando no solamente el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, también un evento muy importante que marcó la autonomía mexicana ante las intervenciones de otros países, la Batalla de Puebla ocurrido el 5 de mayo de 1864.

¿Cómo inició esta guerra?, ¿quiénes fueron los que defendieron a la patria?, ¿actualmente cómo se festeja este acto heroico?

Los intereses internacionales

Debido a las deudas que el país había adquirido con los países de Francia, Inglaterra y España, éstos decidieron hacer un convenio “El acuerdo de Londres” en el cual optaron por invadir tierras aztecas y así cobrarían el pago pendiente. Para asegurar su dominio formaron una Alianza Militar Tripartita.

Cada uno de ellos tenía sus planes al querer conquistar el territorio mexicano, por ejemplo:

  • España al quedarse sin colonias, con un comercio debilitado y una industria en pésimas condiciones, pretendía restablecer el gobierno conservador que tenía antes para recuperar sus dominios.
  • Por su parte, Inglaterra quería extender su imperio, ya que había logrado colonizar Asia y África deseaba expandirse a América Latina.
  • Mientras que Francia tenía otros planes reservados para México, que consistía en hacer del país una monarquía francesa y disolver el Gobierno Mexicano. Asimismo, quería adueñarse de Centro y Sudamérica.

Batalla de Puebla

Todo comenzó a principios de 1862 en el puerto de Veracruz donde Charles Ferdinand Latrille, mejor conocido como el conde Laurencez se hizo presente con el ejército francés. Parecía que la situación del país se tornaba difícil, no obstante, el canciller mexicano Manuel Doblado, por medio de largas y convincentes pláticas logró convencer a los españoles e ingleses a renunciar a sus planes y retirarse de forma pacífica, pero no tuvo el mismo efecto con las tropas francesas pues ya habían entrado al interior de la República.

El conde Laurencez pensó que sería muy fácil derrotar a las fuerzas armadas de México, por lo que atacó de sorpresa los Fuertes de Loreto y Guadalupe, los cuales protegían la ciudad de Puebla. Sin embargo, no logró su objetivo ya que el general Ignacio Zaragoza junto con parte del Ejército Mexicano, un batallón de 4.800 soldados, poco a poco se fortificó en Puebla y pudo detener el ataque.

Numerosos intentos realizaron los franceses para tomar los Fuertes y continuar con la invasión, pero todos sus intentos fueron en vano debido a que tuvieron cerca de mil franceses muertos. A pesar de que México no ganaba aún la guerra, sí había sido victorioso en la batalla. Es por ello que el 5 de mayo representa una fecha importante pues demuestra el valor del mexicano ante los ataques externos.

Fin de la guerra

Dicho triunfo entusiasmó y elevó la moral a la sociedad mexicana haciendo a un lado el desánimo y la cobardía que sus enemigos creían que habían sembrado en ellos.

Dos años más tarde, en Junio de 1864, Maximiliano de Habsburgo y su esposa Carlota llegaron a la Ciudad de México a tomar el poder del recién formado Imperio Mexicano, y a pesar de que “el Nuevo Emperador” llevó una buena administración de gobierno, los republicanos no aceptaban un presidente extranjero.

Posteriormente, Maximiliano fue capturado y juzgado por una corte marcial el 15 de mayo del 1867, después fue ejecutado el 19 de junio en el Cerro de las Campanas con sus seguidores Miramón y Mejía.

Dos motivos fueron los que le dieron un gran significado a la Batalla de Puebla, los cuales fueron la Identidad y Unidad Nacional, además de definir y detallar los principios principales de la política exterior mexicana.

El general Ignacio Zaragoza

Este distinguido personaje era un militar mexicano (1829-1862) quien es reconocido como el héroe de la Batalla de Puebla.

En su incansable lucha por el bienestar del país, se unió a la Revolución de Ayutla en contra de Santa Anna, también combatió a las fuerzas armadas de Leonardo Márquez para defender la Constitución de 1857. Y en la segunda intervención francesa, en el enfrentamiento con el ejército franco, su victoria fue determinante y excepcional en la Ciudad de Puebla.

Murió el 8 de septiembre de 1862 de tifoidea a la edad de 33 años. Por decreto oficial, su nombre se encuentra presente en dos estados del país: Puebla y Coahuila de Zaragoza.

El ex presidente Benito Juárez

En aquel entonces, el benemérito de las Américas, don Benito Juárez, decidió suspender los adeudos que se tenía con otros países por un lapso de 2 años, debido al declive financiero sufrido la nación.

A pesar de las constantes batallas, el presidente Benito Juárez siempre insistía en su esfuerzo por derrotar a la monarquía. Por lo que pidió el apoyo a toda la sociedad a que luchara por los ideales mexicanos. Y como lo dijo en su frase célebre, “Tanto entre los individuos, como entre las naciones, el derecho al respeto ajeno es la paz”.

Y así se celebra…

En México se lleva a cabo una ceremonia cívica y una serie de desfiles y un grupo de danzantes que duran todo el día.

Mientras que, E.E.U.U. lo festejan con fiesta, música, bailes, espectáculo, comida y conciertos que enaltecen la historia, cultura y tradiciones mexicanas.