La Balaenoptera musculus, comúnmente conocida como ballena azul, mide entre 24 y 27 metros de largo y pesa entre 100 y 120 toneladas, lo que la convierte en el animal más grande de la Tierra.

La ballena es un animal mamífero del orden de los cetáceos.

Sobre las ballenas azules, sus principales características

  • Su cuerpo es de color gris azulado, por ello se le conoce como ballena azul.
  • Se alimenta principalmente de krill.
  • Su cabeza ocupa una cuarta parte de su cuerpo.
  • En la parte frontal de su boca, colgando de su mandíbula superior, tiene alrededor de 600-800 barbas repartidas entre ambos lados, cada barba tiene una longitud de 1 metro aproximadamente. Estas barbas le ayudan a retener el alimento en la boca.
  • Al alimentarse suele tragar mucha agua. Tiene entre 60 y 90 pliegues ventrales en la boca y la garganta, que le ayudan a la evacuación del agua que ha acumulado al ingerir alimento.
  • Al respirar en la superficie suele expulsar un chorro de agua que puede llegar a alcanzar una altura de entre 6 y 12 metros.
  • Tiene una capacidad pulmonar de unos 5.000 litros. Puede mantenerse sumergida casi 50 minutos, tras los cuales deberá subir a la superficie.
  • Se desplaza a una velocidad aproximada de 20 a 22 kilómetros por hora, pero puede llegar a alcanzar los 50.
  • Cuando comen pueden llegar a engullir hasta 90 toneladas dentro de la boca, repartidas entre comida y agua. Pueden consumir hasta 40.000.000 de krill, lo que vendría a traducirse en 1.500.000 de calorías por día.
  • Se comunican mediante sonidos emitidos a baja frecuencia, que son adecuados para poder comunicarse debajo del agua a grandes distancia. Los sonidos emitidos varían entre los 155 y los 188 decibelios.
  • Tienen una aleta caudal (que es la aleta que tiene en la parte trasera, comúnmente conocida como cola) horizontal, lo que les permite desplazarse.
  • Posee una capa de grasa debajo de la piel de unos 50 centímetros, lo que le ayuda a mantener el calor del cuerpo.

La reproducción y el comportamiento social de la ballena azul

Cuando nacen miden entre 7 y 8 metros de longitud, y tienen un peso aproximado de 2.500 kilos.

Las ballenas azules por lo general viven solas, aunque algunas veces pueden vivir en pareja, y muy raras veces en grupo.

Las hembras tienen un peso mayor que los machos.

A partir de los 5 años de vida es cuando entra en la madurez sexual.

El periodo que va de finales de otoño a principios de invierno, suele ser el periodo de apareamiento, tras lo cual la hembra pare una cría (conocida como ballenato) cada 2 o 3 años. El periodo de gestación dura aproximadamente unos 11 meses.

Suele alimentarse de leche materna hasta los 10 meses de vida, aproximadamente unos 600 litros de leche al día.

Se cree que pueden llegar a vivir hasta los 80 o 90 años de edad.

Factores de riesgo para las ballenas azules

Entre 1930 y 1931 se cazaron alrededor de 29.000 ejemplares tan solo en la región antártica. Lo que ocasionó que posteriormente se tomaran medidas al respecto.

Durante los años 60 y 70 se intentó prohibir la caza de esta ballena.

A partir de 1966 se comienza a proteger a esta especie a nivel internacional.

En el año 2002 se contabilizó la población de unos 12.000 ejemplares en todo el mundo.

Los rorcuales azules no tienen prácticamente ningún depredador natural, aunque se han documentado ataques de orcas a estos cetáceos. Tiene en el hombre a su principal depredador, tanto por su caza indiscriminada como por la contaminación de su entorno natural, con acciones como el calentamiento global. El derretimiento de los polos, el aumento en la temperatura del agua y su contaminación, son elementos que afectan a la ballena azul, tanto directa como indirectamente.

A pesar de que diversos países tienen planes para su recuperación, la ballena azul aún sigue considerándose como una especie en peligro de extinción, debido a los pocos ejemplares que hay en todo el mundo y a los factores que la amenazan, que cada día aumentan más.