Esta original y cada vez más difundida actividad de la Caminata Submarina consiste en adentrarse en el agua con la ayuda de un casco subacuático de última tecnología. Este utiliza los mismos principios que los cascos de las antiguas escafandras y permite prácticamente a cualquier persona explorar bajo el mar sin peligro, independientemente de sus habilidades de natación o capacidades físicas.

En 1999 la empresa Sub Sea Systems presentó el “Sea Trek”, un casco con sistema submarino concebido para el mercado comercial, diseñado para realizar caminatas bajo el agua abiertas al público en general. El sistema del casco “Sea Trek” es producido por un fabricante con experiencia en tecnología marina, sistemas de inmersión y submarinos de primera clase que operan en todo el mundo y está avalado por certificaciones de asociaciones de constructores de buques tales como Bureau Veritas, American Bureau of Shipping y la Marina Mercante de Corea.

Un sistema seguro

El sistema garantiza el confort, la seguridad y la fiabilidad. El casco está diseñado ergonómicamente utilizando los programas más avanzados de diseño asistido por ordenador. Un sistema informático controla el compresor de aire en la toma, lo comprime, lo envía a través de una serie de componentes de filtración y sobre una consola de control y de múltiples para regular el flujo de aire a cada uno de los cascos. Hay un suministro constante de aire fresco bombeado desde el barco y el exceso de aire, fluye libremente en forma de burbujas.

Sumergirse cómodamente

No son necesarias máscaras, ni reguladores, ni boquillas, ni snorkel. La cabeza se mantiene seca, se puede respirar con absoluta normalidad tanto por la nariz como por la boca. Se pueden utilizar gafas o lentes de contacto. Se puede tocar la cara, acomodarse el cabello, ajustarse los anteojos y rascarse la nariz. Al no tener la cabeza mojada hay menos pérdida de calor, por lo tanto permite bucear por más tiempo en lugares donde el agua es fría sin necesidad de usar trajes especiales. El casco permite una amplia visión del paisaje marino, es como un IMAX individualizado de 360º.

En la inmersión se desciende a profundidades comprendidas entre los 3 y 6 metros que resulta segura para personas sin experiencia previa, aunque el sistema permite un máximo de 10 metros. Habitualmente se realiza en grupos de 8 personas acompañados por un guía que conduce y asiste a los participantes. Además dos buzos escoltan a cada grupo para supervisar todo el proceso. Toda la actividad dura aproximadamente una hora. Se imparte una lección de seguridad antes de sumergirse, indicando las señales manuales, como manejarse fuera y dentro del agua, procedimientos de emergencia, descompresión de oídos y demás.

Una aventura excepccional

El paseo puede realizarse en mar abierto o en un entorno controlado como un acuario. Durante la caminata se puede alimentar a los peces y obtener una experiencia cercana y personal con los habitantes marinos a sólo unos centímetros de la cara. Es una increíble aventura para personas de 11 a 80 años, las únias restricciones son para mujeres embarazadas, personas con problemas cardíacos y niños menores de 10 años, el casco debe ajustar perfectamente por ello la edad límite varía según la complexión física.

La Caminata Submarina ofrece una aventura emocionante y segura, que brinda la oportunidad única de observar el mundo subacuático de una forma excepcional, apreciar los cien tonos de azul del universo submarino sin necesidad de entrenamientos previos o condiciones físicas especiales. Sólo hay que relajarse y pasear mientras se aprecia el paisaje, se alimenta a los peces de colores y se tocan las criaturas del mar con las manos.