Una agrupación instrumental es un conjunto de personas que se unen para interpretar música de manera coordinada, usando instrumentos de viento, cuerda o percusión. Al hablar de agrupación musical, suele venir a la mente la idea de una agrupación instrumental. Una banda o una orquesta normalmente.

Antecedentes

En la antigüedad, los seres humanos buscaron nuevas formas de expresión en todos los aspectos. Probaron con los útiles que usaban para cazar, comer o beber u otras actividades cotidianas. Entre los restos arqueológicos se han encontrado vasijas con dibujos y hasta algunos instrumentos. Las piedras, los crótalos se usaban como instrumentos de percusión y la flauta fue el primer instrumento de viento usado. Era fácil de construir: con una caña o un trozo de madera.

Otros instrumentos fueron el pandero, realizado con un trozo de piel que se estiraba colocado o atado entre maderas, quizás puesto a secar para poder luego usarlo como vestido. Del arco y su cuerda tensada surgió la idea de pinzar la cuerda o frotarla para hacer música. La lira se construyó estirando cuerdas en una concha de tortuga. El choque entre espadas y escudos fue usado como percusión. Estos elementos fueron evolucionando hasta llegar a los instrumentos conocidos hoy en día.

De esta manera, acompañados o no por grupos vocales, los hombres comunicaban sus peticiones o desahogos. Se anunciaban al volver triunfantes de las guerras o atemorizaban a sus enemigos tocando instrumentos con mucha sonoridad. Podían llamar la atención ofreciendo sus mercaderías, anunciando cualquier evento o, simplemente, enseñar cultura a las gentes de los pueblos.

Un ejemplo se encuentra en el pregonero con su corno que iba acompañado con el tambor. Los sufis de la orden chihti bailaban por las plazas de los pueblos. Otro más reciente se relata en la historia del famoso “tambor del bruch” catalán: un joven que consiguió hacer huir al ejército francés tocando su tambor en un desfiladero donde el eco amplió el sonido, atemorizando al enemigo.

Tipos de instrumentos

Los instrumentos musicales pueden ser de varios tipos. La clasificación principal atiende a la manera de ser tocados o tañidos en el caso de ser de cuerda y al material con el que están construídos.

La división entre los instrumentos de la prehistoria es:

  • aerófonos: Instrumentos de viento. La vibración de una columna de aire que produce un sonido sin mediar ningún elemento. Son de madera como la flauta o de metal.
  • Idiófonos: instrumentos de percusión. Producen el sonido por la vibración de su material sin mediar el aire ni otro elemento. Pueden ser percutidos con baquetas, sacudidos o chocados o no percutidos pero sí frotados o punteados. Piedras.
  • Membranófonos: producen el sonido por la vibración de una membrana. Pueden ser percutidos o no. Llevan una membrana en uno o dos lados, bien tensada. Tambores, zambomba, etc...
  • Cordófonos: producen el sonido por la vibración de una cuerda o varias en una caja de resonancia. La cuerda puede ser frotada, pulsada o percutida. El arpa, la lira o el clavicordio entran en esta clasificación.
Una clasificación más sencilla es la siguiente:

  • Viento. Los instrumentos de viento pueden ser de metal y de madera -ahora también de otros materiales -. Hay instrumentos de viento fabricados en metal pero que se consideran viento-madera porque no tienen una boquilla. Los instrumentos de viento-metal tienen una boquilla especial para poder soplar y los de viento-madera, una especie de lengüeta. El trombón es un instrumento de viento-metal y el oboe un instrumento de viento-madera.
La flauta, aunque sea de metal, como en un principio fue de madera y el saxofón, por tocarse con lengüeta, son considerados viento-madera.

  • Cuerda. Pueden ser instrumentos de cuerda percutida, frotada o pulsada. Un ejemplo de instrumento de cuerda percutida es el piano. De cuerda frotada, el violín. De cuerda pinzada, el arpa.
  • Percusión. Los instrumentos de percusión tienen también una subclasificación. Según estén fabricados con piel como el tambor o con madera como el clave o de metal como el triángulo o el carrillón.

Tipos de agrupaciones instrumentales

Para clasificar los grupos instrumentales se toma como norma o baremo la combinación de los distintos instrumentos y el predominio de alguna clase en la agrupación. Otra diferenciación se puede realizar según el repertorio del grupo.

Según el número de componentes, pueden ser dúos, tríos, cuartetos, quintetos u octetos. Normalmente suelen interpretar música clásica y suelen ser instrumentos de la misma clase; cuerda, viento o percusión. Los grupos más numerosos son denominados bandas, charangas, orquestas, orquestinas hasta llegar a los mayores: la banda sinfónica o la orquesta sinfónica. Asimismo son agrupaciones instrumentales los ensembles o conjuntos musicales.