Los inconvenientes en la alimentación no son producidos por un solo factor. Los mismos se encuentran atravesados por infinidad de variables.

Las preocupaciones más comunes en cuanto al cuerpo en la adolescencia

En la sociedad actual, la estética del cuerpo ocupa un lugar importantísimo. No tener un “buen cuerpo” es sinónimo de “no estar a la moda” o de no ser cool. Los más jóvenes están entonces constantemente preocupados por temas como la comida, las dietas, la figura, los talles de las prendas de vestir, etc. Es decir, lo exterior cobra una importancia superior a la que realmente tiene. Y lo único realmente importante pasa a ser el “cómo me veo”. El ideal de un cuerpo esbelto se transforma casi en una obsesión, una peligrosa obsesión. Basada en cualquier dieta para bajar peso.

La adolescencia y el cuerpo perfecto

Al encontrarse en una etapa de la vida en donde los individuos están constituyendo su personalidad y la imagen sobre sí mismos está en pleno desarrollo, la vulnerabilidad frente al entorno y la sociedad que los rodea aumenta. Los adolescentes en muchas ocasiones no aceptan el peso médico adecuado como la palabra autorizada y consideran que el cuerpo correcto es el que observan en las pantallas de los medios audiovisuales o gráficos, provocándoles grandes confusiones y tomando como opción la primera pastilla para adelgazar que se les cruza en el camino.

La gordura o exceso de peso

La misma esta vista por los más jóvenes como algo que esta “mal”. Los adolescentes se encuentran entre dos fuerzas completamente opuestas, el cuerpo “perfecto” y el cuerpo “real”. Este último es el que ellos poseen y que en su gran mayoría está dentro de los cánones médicos normales. Pero al estar frente a una sociedad que plantea un ideal de cuerpo tan elevado, los individuos jóvenes comienzan a auto exigirse.

El modelo de belleza impuesto por la sociedad

La sociedad establece claramente un concepto de qué es bello y qué no. Y es este ideal el que circula entre los más jóvenes. Quienes en muchas ocasiones están dispuestos a hacer lo que sea con tal de alcanzarlo. Esto comienza a actuar como una presión para los miembros de este grupo etario que quieren llegar a este ideal establecido, comenzando a interferir de este modo en la relación individuo-alimentación.

Qué factores influyen en un desorden de la alimentación

Las influencias socioculturales son tan fuertes que no pueden reducirse a una sola causa los factores que dan comienzo a un desorden alimentario para perder peso rápido.

Estos pueden ser:

  • Biológicos.
  • Personales (de la persona misma).
  • Culturales.
  • Las relaciones interpersonales conflictivas.
  • Sociales.

El paradigma del cuerpo ideal y cómo lograr un cambio en la alimentación

Estamos frente a un momento cultural en donde la motivación estética por el cuerpo perfecto es más fuerte que la motivación médica (tener un cuerpo sano, sin importar las apariencias). Los tratamientos para adelgazar están a la orden del día y la responsabilidad de generar un cambio no es solo del núcleo familiar, sino también de la sociedad en su totalidad.

La solución es comenzar a generar cánones e ideales de belleza más reales y saludables. Fomentar la propia aceptación del cuerpo es el camino más adecuado para ello.