Las personas que viven en el pueblo de Celarevo creen que el que ve el fantasma de un guerrero jázaro a caballo morirá en accidente de coche en una carretera cercana. ¿Como es que existe esta historia sobre los jázaros en el noroeste de Serbia?

Las huellas de los jázaros en los Balcanes

Los jázaros eran una tribu, supuestamente de origen turco, que habitaron en la región del Cáucaso desde el siglo VII hasta el X. A partir del s. VIII, empezaron a influenciarse por el judaísmo (durante el periodo del 786-865 dC). En el libro "La civilización bizantina" del historiador francés Louis Bréhier se explica en qué circunstancias sucedió esto.

Afirma que "durante los tiempos turbulentos, los judios empezaron a convertir a otras personas al judaísmo y enviarlos fuera del Reino Bizantino en las misiones de propagación de la fe". Se supone que los jázaros reconvertidos llegaron hasta el río Danubio, en el territorio de la actual Serbia.

En el pueblo serbio de Celarevo, a mediados de los ochenta se descubrió la existencia de tumbas de los jinetes jázaros; las doscientas fueron exploradas. En las tumbas se encontraron placas en las que hay grabados símbolos y nombres judíos. Gracias al hallazgo se cree que los jinetes que vivieron en Celarevo se pasaron al judaísmo. Sin embargo, hay varias razones que niegan esta hipótesis.

¿Que se encontró en las tumbas?

  • En muchas de las tumbas investigadas se encontró, al lado del esqueleto del hombre, el del caballo y el equipo ecuestre. "En la tradición y la literatura de los pueblos de la estepa a la unión entre Europa y Asia, el caballo tiene un poder misterioso que puede reemplazar al hombre en el umbral de la muerte. Por otra parte, en la tradición judía no hay tales creencias, ni las personas fueron enterradas junto con los animales," escribe Alexander Gaon en su artículo "Los jinetes desconocidos".
  • El otro enigma está recogido en unas miniaturas que se encuentran en las tumbas. Su forma es una cabeza de halcón. Se cree que las miniaturas simbolizan la luz crecida por los que fueron a la oscuridad eterna (los que murieron). Eso no está de acuerdo con las opiniones de aquellos que han aceptado el judaísmo.
  • El tercer enigma concierne a la posición de las tumbas. La mayoría están orientadas hacia el suroeste-noreste. Sólo unas pocas se encuentran en la dirección noroeste-sureste, que es más similar a las costumbres funerarias judías.

¿Los jázaros se convirtieron realmente al judaísmo?

Después de los descubrimientos ilógicos, surge la pregunta de si los jázaros no se convirtieron al judaísmo, ¿cómo se obtuvieron los símbolos judíos en sus tumbas?

En cuanto a la respuesta a la pregunta, está establecida para pensar que los jázaros encontraron las placas en un cementerio judío cercano, las trajeron y las colocaron debajo de las cabezas de los difuntos. En la época romana, en la cuenca del Danubio habían numerosas fortificaciones, campamentos y asentamientos (en las inmediaciones, hay dos sitios romanos: Onagrinum y Malata).

Se sabe que los judios vivían cerca del ejército, trabajando como artesanos, médicos, armeros y comerciantes. En los dos sitios probablemente existió al menos un cementerio judío donde los jázaros fueron capaces de robar las placas y utilizarlos para sus propósitos.

Sin embargo, las preguntas fundamentales siguen sin respuesta: ¿Por qué los jázaros vinieron a la región del Danubio si no para propagar el judaísmo tal y como Bréhier escribe? ¿Con qué objetivo se mudaron entonces? Y si en esta región no fueron asimilados por los judíos, ¿por qué los jázaros no sobrevivieron en Europa como tribu separada?

Las respuestas posibles en un futuro

"Después de ellos sigue siendo un cementerio en el Danubio, pero no se sabe si en realidad es de los jázaros," está escrito en el libro "Diccionario jázaro", del escritor serbio Milorad Pavic. Hoy, casi tres décadas después de la publicación del libro y de los descubrimientos, sigue siendo un dilema si en Serbia vivieron los jázaros convertidos al judaísmo o existe un cementerio auténticamente jázaro. Las futuras generaciones de arqueólogos probablemente encontarán la respuesta.