El texto conocido como Juramentos de Estrasburgo data del año 842, correspondiente a la alta Edad Media. Durante este período histórico se escribía exclusivamente en la lengua oficial de la Iglesia: el latín. Se considera que con este texto nace oficialmente la lengua francesa: por primera vez en la historia quedó el testimonio de un documento redactado en una lengua romance, diferente del latín. Este texto parece ser una reproducción fiel de la lengua hablada.

La contextualización política e histórica es la siguiente. Tras la muerte de Carlomagno, sus nietos Carlos el Calvo, Luis el Germánico y Lotario se disputaron el Imperio. En el año 841, los ejércitos de Carlos el Calvo y Luis el Germánico derrotaron al ejército de su hermano. En 842 ambos sellan un pacto de protección mutua y en contra de Lotario: es así como prestan juramento solemne en la ciudad que ya se conocía con el nombre de Estrasburgo, ante los ejércitos de ambos.

El cuerpo del documento consta de cuatro textos. El primero es el juramento de Luis el Germánico, expresado en la lengua de su hermano, lengua romance. El segundo texto es la ratificación de los soldados franceses. El tercer texto es el juramento de Carlos el Calvo en la lengua de su hermano, lengua tudesca. Y el cuarto texto corresponde a la ratificación de los soldados germánicos.

El documento pudo conocerse gracias a que otro nieto de Carlomagno, Nitardo, lo trancribió en un libro con la finalidad de contar la historia de sus primos, los hijos de Luis el Piadoso.

De hecho un año después, en 843, Luis I el Piadoso (Ludovico Pío) celebra con sus hijos el tratado de Verdún y de esta forma queda consolidado el juramento prestado por Carlos el Calvo y Luis el Germánico. El imperio Carolingio es dividido entre sus tres hijos y el menos favorecido es Lotario. A Carlos le correspondieron parte de los territorios de la Francia actual, a Luis los territorios de la actual Alemania y a Lotario le correspondió una región central que abarcaba Flandes, Alsacia, Lorena, Borgoña y Provenza, un reino que se conoció como Lotaringia, pero que nunca se consolidó como tal a diferencia de los otros dos.

Transcripción

En el libro Historia de la lengua francesa de Mireille Huchon figura el juramento en lengua romance: "Pro deo amur et pro christian poblo et nostro commun saluament, dist di in auant, in quant deus sauir et podir me dunat, si saluarei eo cist meon fradre Karlo, et in adiudha, et in cadhuna cosa, si cum om per dreit son fadra saluar dift. In o quid il mi altresi fazet. Et ab Ludher nul plaid nunquam prindrai qui meon vol, cist meon fradre Karle in damno sit".

La citada autora lo traduce al francés moderno de esta manera: " Pour l'amour de Dieu et pour le salut commun du peuple chrétien et le nôtre, dorénavant, pour autant que Dieu m'en donne le savoir et le pouvoir, j'apporterai mon soutien à mon frère Charles ici présent et par aide et en toute chose, comme on doit justement soutenir son frère. À la condition qu'il m'en fasse autant. Et je ne prendrai jamais aucun arrangement avec Lothaire, qui, par ma volonté, soit préjudiciable à mon frère Charles ici présent".

En español, el juramento puede leerse de la siguiente forma: " Por el amor de Dios y por la salvación común del pueblo cristiano y de nuestro pueblo, desde hoy y mientras Dios me dé la sabiduría y el poder, le otorgaré mi protección a mi hermano Carlos aquí presente, prestándole mi ayuda en todo como se debe ayudar a un hermano, con la condición de que él haga por mí lo mismo. Y por mi parte no acordaré jamás ningún arreglo con Lotario que pueda resultar perjudicial para mi hermano Carlos, aquí presente".

Considerando la importancia no solo política sino también lingüística de los Juramentos de Estrasburgo, hay quienes sostienen que la división del imperio de Carlomagno se realizó, precisamente, de acuerdo con criterios lingüísticos.