La primera temporada de la serie de HBO y también la primera novela de la saga nos presentan al clan Lannister, cuyo emblema es la imagen de un león. Las malas lenguas dicen que "los Lannister siempre pagan sus deudas", lo que implícitamente significa que también las cobran. Los Lannister son la familia más rica de todo Poniente y se les tiene por avaros y orgullosos. De la casa Lannister forman parte Cersei y Jaime Lannister.

Cersei Lannister

Cersei es la primera esposa de Robert Baratheon, ya que Lyanna Stark, su prometida antes que Cersei murió antes del matrimonio y por consiguiente, la actual Reina de Poniente. En la novela se la describe como una muy bella pero insensible y fría mujer de largos cabellos rubios y ojos de color verde esmeralda. Cersei es falsa, manipuladora y orgullosa, toda una Lannister y en múltiples ocasiones utiliza al Rey, inconsciente y gran amante de las pasiones como un simple peón para alcanzar sus egoístas intereses. También utiliza su poder de convicción con todo aquél que pueda parecer sensible a sus encantos, habilidad que deja huella por ejemplo en Sansa, futura prometida de su hijo Jeoffrey o en el propio príncipe heredero.

Robert Baratheon, actual Rey y marido de Cersei llega a decir de ella que no le importaría que los Dioses se la llevaran pero que todos deberían probar a una Lannister en la cama.

Jaime Lannister

Jaime Lannister es un caballero de la guardia del Rey Robert Baratheon. En la novela es descrito por Jon Snow como un hombre joven alto y rubio de ojos verdes, como los de Cersei, que pasea con orgullo con su brillante armadura, su aspecto, según Jon, es el que todo Rey debería tener.

El apodo de Jaime cuando él está presente es "El León de Lannister" pero a sus espaldas le llaman el "Matarreyes" ya que traicionó al anterior Rey, Aerys II, al cual servía, asesinándole hundiendo el filo de su espada en su espalda.

Pese a la maravillosa primera impresión que produce en las personas, Jaime es cruel, interesado, cínico y traidor. Nunca expresa el más mínimo gesto de arrepentimiento cuando le llaman "Matarreyes".

Jaime y Cersei

En el primer episodio, un intrépido Bran Stark, de siete años, se divierte trepando por los muros y torres de la fortaleza de los Stark en Invernalia, cuando de pronto, desde la ventana de una torre, sorprende a Jaime y a Cersei practicando sexo en una habitación cercana abandonada. Mientras Cersei se consume en un ataque de ira, Jaime parece tranquilo y le pide a Bran se acerque a la ventana y a pesar de tratarlo con aparente tacto, no duda, acto seguido en empujarlo torre abajo para que muera y no revele lo que sus ojos han visto.

El incesto en el clan Lannister

Efectivamente, para el espectador, no queda demasiado claro en la serie cual es el vínculo entre Cersei y Jaime, efectivamente son hermanos y cometen incesto. Su relación no es simplemente lujuriosa y carnal, los dos hermanos Lannister están pasionalmente enamorados, tanto es así que tras la tentativa de asesinato, Bran, testigo del incesto, sobrevive y ante el miedo que tortura a Cersei, Jaime le promete matar con sus propias manos a todo el que se interponga entre ellos dos.

De todas maneras el incesto es una práctica común, aunque oculta, en la familia Lannister y también en la familia Targaryen, estos últimos por ejemplo, contraen matrimonio con sus propios hermanos y hermanas, costumbre también habitual en el Antiguo Egipto. Cersei Lannister también llega a compensar a su primo, Lancel Lannister, con favores sexuales cuando éste realiza para ella un encargo importante. Otra teoría que indicaría que el incesto es una práctica habitual en el citada casa es el enanismo del tercero de los hermanos Lannister, Tyrion. Otro indicativo de la posible endogamia en los Lannister es el hecho de que han sido todos rubios durante miles de años.

Hipótesis sobre la relación entre los hermanos Lannister

La relación incestuosa entre estos dos hermanos ha dado mucho que hablar entre los seguidores de la saga "Canción de Fuego y Hielo" y a raíz de el estreno de la serie de HBO "Juego de Tronos" Han surgido varias teorías acerca de su relación. Cersei confiesa que el haber estado tan unidos desde su más tierna infancia les hizo estrechar sus vínculos y por este motivo se enamoraron. Algunos seguidores apuntan a que el detonante de esta relación fue la condición de Guardia de la Corte de Jaime. Éstos, al igual que los Guardias de la Noche, deben consagrar su vida a su oficio y no se les permite formar una familia propia, de ahí que Jaime sedujera a su hermana, de quien nadie podría sospechar que mantenía una relación con él. La propia Cersei llega a confesar a Ned Stark que los hijos que tuvo con Robert son en realidad hijos de Jaime, de hecho, no han heredado ni un rasgo de Robert.

No obstante las teorías, que son muchas, será George R.R Martin quien a falta de la redacción de dos novelas más para completar la saga nos aclare determinadas dudas al respecto.