En la novela de George R.R.Martin conocemos por primera vez a los dothraki en la ceremonia matrimonial que une a Khal Drogo con Daenerys Targaryen. Daenerys es tan sólo una niña de trece años que acaba de adentrarse en la pubertad, pera ella Khal Drogo y su tribu son una manada de salvajes de rasgos orientales y piel oscura que no guardan relación alguna con sus costumbres y su cultura. En la boda no cruza palabra alguna con su futuro marido, un gigante dothraki de casi dos metros de estatura mientras presencia una pelea en la que muere un guerrero ante su mirada mientras el público ríe a carcajadas. Por si esto no fuese suficiente, Daenerys se ve obligada a mantener una relación sexual con Drogo tras la boda y es en este momento cuando percibe que su marido no es el salvaje que ella esperaba.

Una tribu nómada de influencias asiáticas, norteafricanas y bárbaras

Cuando observamos la estética, costumbres y características físicas de los dothraki, de pieles oscuras y ojos almendrados, podemos observar, por ejemplo, influencias asiáticas, no hay más que buscar la imagen de un rey de Babilonia para comprobar el asombroso parecido con Khal Drogo. También se asemejan a las tribus bárbaras y vikingas en muchas costumbres excepto en la de negarse a cruzar los mares, en la que curiosamente se parecen a los aborígenes de las Islas Canarias, de orígenes bereberes y que también tenían miedo del mar. No hay más que ver a la rubia Daenerys con sus atuendos dothrakis y sus trenzas para encontrarnos ante la viva imagen de una valkiria. Su adoración por los caballos hace recordar además a los indios de Norteamérica. La cocina dothraki, sin embargo, consta casi en un noventa por cien de carne de caballo.

Costumbres y lengua dothraki

Los dothraki se caracterizan esencialmente por ser un pueblo nómada, que reside en campamentos denominados khalassar allá donde se proponen fijar sus centros momentáneos de descanso y actividad mientras realizan sus expediciones nómadas. Aunque, como los pueblos árabes, también acuden periódicamente a su ciudad sagrada Vaes Dothrak donde no pueden ir armados en ningún momento ni derramar sangre. Vaes dothrak se caracteriza por sus dos enormes y populares mercados, el oriental y el occidental donde acuden mercaderes de todos los orígenes.

Sus costumbres resultan ser bastante alejadas de las del occidente continental. Quizá en esta cultura la característica más notable sea la de la lealtad. Un dothraki jamás traicionaría a alguien que considera su amigo o su señor sino todo lo contrario, por ejemplo, los jinetes de sangre que acompañan a los Khal en sus batallas les siguen a la tumba en el momento de su muerte. Los dothraki lo comparten absolutamente todo, desde vino hasta mujeres, todo menos sus caballos, cada uno de ellos es dueño de una montura que no transfiere a nadie.

Otra costumbre dothraki es la de matar a un semental cada vez que se espera un nacimiento importante y hacer que la futura madre se coma su corazón todavía crudo y entero, sin vomitarlo. Si ella no resiste su digestión existe una creencia según la cual el niño nacerá deforme o morirá a los pocos días de su nacimiento. Esta es una ceremonia oficiada por el colectivo dosh khaleen, formado por todas las mujeres viudas de los antiguos khal, que también dan su visto bueno y su aprobación a las esposas de los nuevos khal, las khaleesi que pueden ser varias.

Los dothraki, tienen asimismo una lengua propia de la cual se ofrecen incluso cursos en algunos foros de internet. Este dialecto fue creado exclusivamente por el autor para la saga Canción de Fuego y Hielo.

Los dothraki y el sexo

Las costumbres sexuales de los dothraki no son en absoluto refinadas. El sexo dothraki es parecido al que practican los caballos. Aunque pese a la apariencia ruda del Khal Drogo Daenerys se sorprende de la suavidad de sus manos, se ve obligada a pedirle a Doreah, su esclava valyria, que le enseñe las artes sexuales que ésta aprendió durante los años en los que ejerció la prostitución. Estas lecciones causan el efecto deseado en el Khal Drogo que se enamorará de Daenerys.

Oriente y Occidente

El mundo dothraki, recuerda en gran medida al oriental terrestre, ése en ocasiones gran desconocido por Occidente. En Poniente ocurre igual.Si se mira de lejos la cultura dothraki, se puede opinar negativamente sobre ella, pero tras conocerla a fondo en ocasiones sus valores son mucho más nobles que los occidentales. La misma Khaleesi llega a decir que su futuro hijo jamás tendrá caballeros que puedan traicionarle como hizo Jaime Lannister con su padre, Aerys II, su hijo Rhaego tendrá jinetes de sangre que morirán con él cuando llegue la hora.