A finales de los años 60's, cuando inicia su carrera presentándose en un bar de mala muerte en Ciudad Juárez, México, con el nombre artístico de Adán Luna, Alberto Aguilera Valadez, ahora conocido como Juan Gabriel, jamás imaginó llegar al lugar que ahora tiene reservado entre los pilares de la música popular mexicana, al lado de grandes figuras como José Alfredo Jiménez, Agustín Lara o Álvaro Carrillo.

Vamos al "Noa noa"

Aunque nació en el estado mexicano de Michoacán, específicamente en Parácuaro, el 7 de enero de 1950, muy joven y por circunstancias adversas, tiene que emigrar a otros puntos de la república, entre ellos Ciudad Juárez, Chihuahua, de donde proviene el mote de "Divo de Juárez" y es ahí en donde tiene sus primeras oportunidades cantando en bares como el Noa noa, una que otra composición suya y covers de los cantantes de la época.

Sus primeras letras

La primera composición que escribió fue "La muerte del palomo" cuando tenía 13 años, una melodía de corte muy mexicano tanto por la simbología frecuentemente usada de estas aves en otras canciones como por su estructura definida para ser interpretada con mariachi. De ahí en adelante ha escrito más de mil canciones en diferentes géneros y para diferentes interpretes como Luis Miguel, José José, Estela Núñez, Enrique Guzmán, Roberto Jordán, Daniela Romo, Angélica María, Rocío Dúrcal, Isabel Pantoja, Raphael y una larga lista.

Antes de que le dieran la gran oportunidad en la disquera RCA, donde había hecho algunos contactos gracias a José Alfredo Jiménez, participando en coros de Leo Dan, por un malentendido es recluido en la prisión de Lecumberri en la Ciudad de México acusado de un robo que no cometió. Permaneció preso año y medio, hasta que por negociaciones de Queta Jiménez "La prieta linda", cantante de música ranchera del elenco de la RCA, logra salir del penal absuelto de toda culpa.

Infancia en Ciudad Juárez

Este fue uno de tantos sucesos trágicos que lo fueron marcando a lo largo de su vida, como lo fue también el desconocimiento del paradero de don Gabriel Aguilera, su padre, que debido a una crisis nerviosa fue internado en un hospital psiquiátrico de México llamado La castañeda y del que nunca volvió a saber; separado de su madre, la señora Victoria Valadez, para ingresar en un internado juvenil en Ciudad Juárez, es ahí donde conoce al profesor Juan Contreras quien le da las primeras lecciones de música y es de ese maestro de quien Alberto posteriormente toma el nombre de Juan, que junto con el de su padre, Gabriel, forma su nombre artístico definitivo y con el que se le reconoce a nivel mundial: Juan Gabriel.

Alcanzan el éxito sus canciones

Durante la década de los 70's los éxitos se acumulaban uno tras otro; Juan Gabriel escribía canciones a baladistas y cantantes vernáculos por igual. Fue así como le abre las puertas a Rocío Dúrcal en México a finales de los 70's, formando una mancuerna sin precedentes. Rocío triunfa en México y se arraiga en el gusto del público tanto que es nombrada "La española más mexicana" todo gracias a las canciones de Juan Gabriel.

"Querida", la cúspide de su carrera

Ya para la década de los 80's, consolidado como el compositor más importante e influyente de México, y reconocido mundialmente, sale el sencillo "Querida", parteaguas determinante en su carrera ya que se convierte en la número uno de sus composiciones y se mantiene en las listas de popularidad en primer lugar durante todo 1984; se tocó sin cesar todo el tiempo en la radio, lo que le llevó a recibir varios reconocimientos, entre ellos el premio Artista del año, y en el recuento de las mejores 100 canciones de los 80's del canal de videos VH1 "Querida" es la que alcanza la cima en la lista.

Juan Gabriel es uno de los pocos cantautores que han pisado el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México como escenario: se presentó en cuatro recitales con localidades agotadas cantando todos sus éxitos cosechados a lo largo de 25 años de carrera, acompañado de la Orquesta Sinfónica Nacional de México. Nuevamente sorprendía a todos con este evento.

Años de controversia, polémica y ausencia de música

Parecía que ya nada detendría al divo de Juárez, pero las desavenencias con la disquera BMG hicieron que las batallas legales lo exiliaran de toda actividad artística durante varios años. Juan Gabriel concedía entrevistas, aparecía en público de vez en cuando para mantenerse vigente. No faltaron los escándalos debido a su cuestionada orientación sexual, y el libro que publicara unos años antes su colaborador Joaquín Muñoz, "Juan Gabriel y yo", donde supuestamente se revelaban secretos íntimos de la vida sexual del cantante, seguía teniendo secuelas. Un entrevistador le pregunto directamente si era homosexual a lo que Juan Gabriel le contestó: "Lo que se ve no se juzga".

Los problemas legales continuaron. Envuelto en líos tributarios tanto en México como en Estados Unidos, nuevamente se vio vetado para realizar actuaciones. Durante ese tiempo se dedicó a producir para otros cantantes como José José con el disco "Tenampa" o a componer temas para telenovelas como "Te sigo amando", "Inocente de ti" o "Abrázame muy fuerte" entre otras.

El regreso a los conciertos de Juan Gabriel

En este 2011 para conmemorar 40 años de exitosa carrera planea una gira por varios países de Sudamérica y por varias ciudades de la República Mexicana, con la certeza de que cuando se para en un escenario es garantía de espectáculo. Su nueva producción "Por qué me haces llorar" se posiciona rápidamente en las estaciones de radio y sin duda pasará a formar parte del acerbo musical representativo del pueblo mexicano, tal como lo son "Amor eterno", "Querida", "Inocente pobre amigo", "La diferencia", "Se me olvidó otra vez", "Ya lo se que tú te vas" y tantos títulos que se llevan en la memoria y en el corazón como parte de una definida y orgullosa identidad.