Icono indiscutible del romanticismo hispano durante varias generaciones, José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como "El príncipe de la canción" José José, marcó toda una época con su inconfundible y singular voz en toda Hispanoamérica.

Éxito rotundo en radio y videos musicales pues todavía no existía el mp3

El éxito le llegó de golpe cuando en 1983 graba el álbum "Secretos" que contenía 10 melodías escritas por el compositor español Manuel Alejandro. El álbum se fue a los "cuernos de la luna" en pocas semanas. En aquel tiempo las ventas de copias aún eran por millones y la promoción era únicamente por las radiodifusoras y en algunos programas de televisión por videos musicales; aún no existía el mp3.

Las 10 canciones fueron éxito cada una de ellas, lo que generó un fenómeno que influyó a miles de personas en toda Latinoamérica, logrando altas ventas que se calculan en más de 10 millones de copias.

Con este disco como parte aguas en su exitosa carrera, José José y su compañía disquera, BMG-Ariola, se echan a la bolsa una buena cantidad de dinero y José se cotiza en los escenarios más alto que nunca en toda su carrera.

Los siguientes álbumes no fueron del todo exitosos. Aunque se vendieron en menor escala que "Secretos", todavía hubo algunos sencillos que lograron colarse a las listas de popularidad, manteniendo la presencia de José vigente. La fama trajo consigo adicciones al alcohol, analgésicos y otras drogas que fueron mermando su salud y de paso su privilegiada voz.

Hacia de su vida una canción

Filma una película autobiográfica llamada Gavilán o Paloma, en 1985, donde cuenta los hechos más significativos en su vida y su carrera profesional, obteniendo mediano éxito debido a un flojo argumento con personajes adaptados y ficticios, diversos anacronismos y malas actuaciones. A pesar de ello, filma otra película dándole vida al compositor Álvaro Carrillo en la cinta Sabor a mí en 1988, y cuya banda sonora compuesta por canciones del famoso compositor resulta un acoplado de grabaciones ya existentes cantadas por José y alguna nueva versión en donde se empezaban a notar ya los problemas con su voz.

Una triste historia

El éxito de "Secretos" nunca más se volvería a repetir a pesar de los esfuerzos en promoción y apoyo por parte de la disquera y las producciones de compositores como Paco Cepero, Rafael Pérez Botija, Alejandro Jaén y Juan Gabriel, ni la inclusión de ritmos diversos como en el disco de 1986 "Por estar contigo" donde se escuchan desde las clásicas baladas románticas hasta un huapango.

Autobiografía del fracaso

Con el "boom" comercial del movimiento de "Rock en tu idioma", la disquera de José promovió y promocionó a varios grupos argentinos, españoles y mexicanos, descubriendo una nueva veta para explotar y sacar el máximo provecho. Es por eso que los baladistas quedaron de lado ante la abrumadora e inconsciente demanda de "Rock en tu idioma".

José José enfrenta una nueva década

José intenta no verse opacado y graba un par de temas rítmicos en su disco de 1989 "Que es el amor" y logra colocarlos en el gusto del público por unas cuantas semanas, ya que tenía como contrincantes a Caifanes con "La negra Tomasa" y a Soda Stereo con "Persiana Americana". El disco contiene una canción compuesta por Miguel Mateos nombrada "Que es el amor", la cual es una balada que le queda chica a José, mientras Mateos escalaba posiciones en las tablas con "Cuando seas grande".

Como en las letras de sus canciones

Los escándalos no se hicieron esperar. Se rumoreaba que José había recaído en el alcoholismo y afirmaban que en varias ocasiones lo vieron tirado en plena calle totalmente ebrio. En la cuestión financiera, se hizo público que el administrador y representante de José había hecho malos manejos del patrimonio del cantante dejándolo a un paso de la quiebra y con deudas enormes. Su situación sentimental por el divorcio de Anel, los problemas económicos y su deteriorada salud por los excesos, le cobraron factura reviviendo un antiguo mal pulmonar que afectó seriamente su capacidad de cantar; se presentaba en programas de televisión haciendo play back e incluso tenía serias dificultades para hablar.

Durante la década de los 90's, cosechó algunos triunfos con algunos sencillos de sus producciones pero cada vez era más evidente que la voz se estaba acabando. En un último intento, creyendo que sería una producción de "rescate", el compositor Juan Gabriel le produce el disco "Tenampa" que sale a la venta en 2001 con 10 canciones completamente mediocres y faltas de inspiración, que resulta la peor producción de la carrera de José José.

Todo quedó en el ayer

Ya completamente sin voz, el fracaso de sus últimas producciones y las constantes visitas a hospitales lo dejan en quiebra. Músicos y amigos recolectan fondos para ayudarlo con sus deudas. Los problemas de su voz se ven agravados con el padecimiento diabético que sufre el cantante.

La disquera invierte en remasterizar éxitos y editarlos en una serie de 3 discos titulada "El Príncipe con trío" en donde se escucha la voz de José separada del acompañamiento original y montada con un nuevo acompañamiento de guitarras en trío. Al obtener un resultado más o menos favorable se lanza otro acoplado del mismo modo pero ahora con acompañamiento de Mariachi con una buena aceptación. En los últimos días el cantante Cristian Castro ha lanzado un homenaje a José José interpretando éxitos y un dueto con la voz original de la grabación de la canción "Ya lo pasado, pasado" que compusiera en 1980 Juan Gabriel.

Inspiración para muchos cantantes, una tradición que se fija en el corazón bohemio de quienes disfrutan aún con el placer de deleitarse con esa voz cargada de emociones, sentimientos y los más profundos deseos amorosos que se han grabado en las letras de sus canciones; una herencia musical que le da un nombre al amor, que cuando se piensa y se siente, se traduce en dos palabras: José José, aunque todo haya quedado en el ayer.