A la cabeza de la delegación Iniciativa Mujeres Premio Nobel, cuyo objetivo es reunirse con los representantes de los gobiernos de Guatemala, Honduras y México, Jody Williams, Premio Nobel de la Paz 1997, se dirigió en días pasados a las autoridades mexicanas para exigir respuestas concretas ante el aumento de la violencia hacia las mujeres en el país.

Jody Williams y su espíritu de lucha

Williams nació el 9 de octubre de 1950 en Putney, Vermont, en Estados Unidos y obtuvo el Premio Nobel de la Paz 1997 por el trabajo que realizó como activista para lograr la prohibición del uso de minas antipersonales.

Comenzó su carrera ejerciendo como profesora de Inglés y en 1984 comenzó a colaborar como coordinadora del "Nicaragua-Honduras Education Project" y en 1992 inició su labor como activista en la International Campaign to Ban Landmines.

Actualmente Williams encabeza la Iniciativa Mujeres Premio Nobel, de la cual también forma parte Rigoberta Menchú Tum, Premio Nobel de la Paz en 1992, quien también estará participando en el recorrido para escuchar las denuncias y propuestas de mujeres mexicanas que buscan la justicia y la eqquidad de género en todos los ámbitos de sus vidas.

Iniciativa Mujeres Premio Nobel llega a México

La delegación IMPN cuenta con una lista de casos documentados de violencia de género y recomendaciones inatendidas por parte de las autoridades del Estado Mexicano, por lo que la delegación mantendrá el curso de su recorrido cuestionando las acciones gubernamentales para detener la ola de violencia hacia mujeres y niñas de todo el país.

Durante una de las reuniones con el gobierno mexicano, la delegación Iniciativa Mujeres Premio Nobel indagó acerca de los mecanismos de prevención y justicia para detener los crímenes de género en Ciudad Juárez y denunciaron el impacto que la guerra contra el narcotráfico ha tenido en el aumento de crímenes violentos contra mujeres.

Además de reunirse con entidades gubernamentales, la delegación se ha reunido con mujeres indígenas en el estado de Guerrero, donde Williams escuchó los testimonios de mujeres líderes en la lucha por los derechos de las mujeres y los pueblos indígenas y en conjunto con Lisa VeneKlasen, directora de la Organización Internacional Asociadas por lo Justo, tomaron nota de las demandas de víctimas de abuso sexual, laboral y maltrato discriminatorio por cuestiones de género, a lo cual la delegación respondió con el compromiso de dar seguimiento a cada caso para presentar una lista de casos ante las autoridades mexicanas y dar a conocer ante el mundo las atrocidades cometidas contra las mujeres en el territorio nacional.

De igual manera, la delegación se reunió con estudiantes del municipio de Ayotzinapa en la misma entidad federativa, quienes manifestaron ante Williams las problemáticas que enfrentan en el tema educativo. Tras escuchar las denuncias tanto de las mujeres líderes como de los estudiantes y las víctimas por discriminación de género, Williams manifestó su inconformidad e indignación ante los hechos descritos por la audiencia.

Otros encuentros previstos con funcionarios y funcionarias en México están programados con Dylcia García, comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, Olga Sánchez Cordero, ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Marisela Morales, procuradora General de la República, y con Angélica Herrera Rivero, fiscal Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas.

La agenda de la delegación IMPN continuará en Honduras al finalizar los recorridos por México para seguir con la lucha por los derechos de las mujeres y las niñas hondureñas. La ruta está planeada para terminar el 31 de enero de 2012 y la expectativa es concluir en el territorio sudamericano con una defensa contundente de los derechos humanos de las mujeres y las niñas de todo el continente.