Janis Lynn Joplin nació un 19 de enero de 1943 en Port Arthur (Texas), en el seno de una familia muy conservadora. En su primer año de instituto se empezó a relacionar con jóvenes del denominado movimiento beatnik, muy popular en la primera mitad de los años sesenta en Estados Unidos, lo que hizo que sus compañeros de clase la marginaran por considerarla “amiga de los negros”, debido a su rechazo al racismo y a su gusto por la música negra. Ya en la adolescencia empezaron sus primeros trastornos de personalidad relacionadas con el aspecto físico: tenía tendencia a engordar y el acné empezaba a cubrir su rostro, lo que le hizo refugiarse en la música, la pintura y la poesía. Empezó a cantar blues a los diecisiete años, abandonó los estudios y comenzó a frecuentar los bares de Louisiana.

Traslado a San Francisco y vuelta al hogar

El 1963, y tras cantar de formar habitual en pequeños bares de Austin, decidió trasladarse a San Francisco, en donde conoció a diversos músicos y grabó un disco casero con Jorma Kaukonen (futuro guitarrista de Jefferson Airplane) y Margareta Kaukonen en la máquina de escribir como instrumento de percusión. En este período comenzó a consumir drogas y se sumió en un estado de abandono, hasta que en 1965 decidió volver a casa con su familia a estabilizar su vida y casarse con un hombre al que había conocido en San Francisco. Pero el enlace no tuvo lugar ya que él la abandonó.

Big Brother and the Holding Company

En 1966 un viejo amigo, Chet Helms, le llamó para ofrecerle una audición en San Francisco junto a un grupo local: los Big brother and the Holding Company. Con ellos grabó un álbum homónimo que no pasó desapercibido, y el éxito de Janis se extendió por todo el país, llegando incluso a actuar en el festival de Monterrey en 1967 junto a artistas de la talla de Jimi Hendrix, The Who o The Mamas and the Papas. El productor Albert Grossman, muy conocido en aquella época por ser el manager de Bob Dylan, se fijó en ellos y les contrató para hacer una gira por Estados Unidos. Janis comenzó a consumir heroína y anfetaminas además de speed y alcohol, su vida se volvió extravagante y desordenada, y su vida sexual se hizo caótica, llegando a mantener relaciones con hombres y mujeres en lo que se calificaban como “orgías animales”.

Cheap Thrills

En 1968, el grupo se trasladó a Nueva York, en donde grabaron el disco “Cheap Thrills”, que a los tres días del lanzamiento se convirtió en disco de oro y en el primer mes vendió más de un millón de copias. Las críticas sobre Janis fueron muy buenas, de hecho la prensa consideraba que era demasiado buena para la banda, lo que comenzó a crear tensiones entre los Big Brother. Todas estas desavenencias hicieron que ella acabara abandonando el grupo y que formara uno nuevo llamado Kozmic Blues Band.

Nueva banda y segundo disco

Junto a Albert Grossman comenzó a buscar a los mejores músicos del país, y creó una banda con una gran orquesta, que era lo que realmente quería para su nuevo proyecto. A la Kozmic Blues Band se unió también Sam Andrew, guitarrista de los Big brother y gran amigo de Janis. Con ellos grabó su segundo disco: “I got dem ol'kozmic blues again, mama!”, una mezcla de rock, soul y blues, que no fue muy bien acogido por la crítica. Sin embargo, ese mismo año (1969) Janis se fue de gira con su banda por Europa, en donde el público la acogió muy calurosamente, y ya de vuelta a Estados Unidos, en agosto, actuó en el festival de Woodstock, con gran éxito.

A finales de año, ya destrozada y demasiado enganchada a la heroína y al alcohol, Janis decidió tomarse un descanso y abandonar el grupo, y en febrero de 1970 emprendió un viaje por Brasil junto a una amiga para desintoxicarse. Logró dejar la heroína pero no el alcohol.

Full Till Boogie Band, su último grupo

Una vez de vuelta a San Francisco, Albert Grossman le propuso crear una nueva banda, Full Till Boogie Band, y Janis aceptó. En septiembre de 1970 se trasladó a Los Ángeles, en donde comenzaron a grabar el que es el último disco de la cantante: "Pearl". El 4 de octubre, tras un buen día en el estudio, salió a celebrar el éxito junto a sus amigos y se emborrachó. Esa misma madrugada, alrededor de la 1:40, Janis murió supuestamente por una sobredosis de heroína en la habitación de su hotel, su cuerpo fue descubierto unas 18 horas después. Fue incinerada y sus cenizas esparcidas desde un avión en el océano Pacífico; como testamento, donó 2.500 dólares a sus amigos para realizar una fiesta en su honor.

Algunas circunstancias que rodearon su muerte nunca se explicaron, como la pureza extrema que tenía la droga que la mató y el hecho de que no se encontraran las jeringuillas que usó, lo que dio lugar a la especulación de que podría haber al menos una persona involucrada. Por estos motivos, los medios de comunicación le dieron un carácter misterioso a la noticia, además del hecho de que, dada la edad a la que falleció, entró a formar parte del famoso “Club de los 27”, en el cual se encuentran, entre otros, Jimmi Hendrix, James Morrison, Kurt Curbain o, más recientemente, Amy Winehouse.

Enterrada viva en el blues

A las seis semanas de su muerte, salió a la venta el disco "Pearl", que fue un éxito y se mantuvo en el número uno de ventas durante 14 semanas. Como homenaje, se dejó el tema "Mercedes Benz" a capella, ya que fue la última canción que grabó, y se incluyó "Buried alive in the blues", un tema escrito por Nick Gravenites y del que sólo pudo mezclar la música, ya que Janis murió antes de poder grabar la pista de voz. De este disco, el sencillo "Me and Bobby McGee", compuesto por Kris Kristofferson y Fred Foster, representó el mayor éxito de Janis al ser la única canción de la cantante en alcanzar en número uno en el Billboard Hot 100.