La compañia SNF

La fábrica SNF (Société Nobel Française) nació en el año 1927, fruto de la fusión de 3 empresas: Compagnie Franco-Américaine de Caoutchouc (Compagnie Française du Celluloïd) , la Société Générale pour la Fabrication des Matières Plastiques y la Société Industrielle de Celluloïd .

La Société Nobel Française se convertiría en una de las marcas de mayor prestigio en la industria juguetera francesa.

Desde el año 1934 en sus muñecas se grabaron las siglas de la marca SNF.

Las creaciones de SNF se caracterizan por su gran belleza y calidad además de por su expresión vital, no en vano, en 1939 la Société Nobel Française crearía su eslogan “la muñeca Nobel, la muñeca viviente”

La producción de muñecas se mantuvo hasta el año 1963, año en el que, tras un grave incendio, la sociedad cerraría definitivamente sus puertas cediendo parte de sus diseños a la industria Petit Colin.

El celuloide

En sus inicios la sociedad utilizó el celuloide para la fabricación de sus muñecos, pasando más adelante a otros materiales como el Sicoïd, Novoïd o polietileno.

El celuloide es un tipo de plástico que se obtiene a partir de nitrocelulosa y alcanfor. Los inicios del celuloide datan de los años 1863 a 1868. Este material se caracteriza por su flexibilidad y resistencia a la humedad, asimismo es sólido, casi transparente, puede colorearse y moldearse fácilmente.

El principal inconveniente de su utilización es su alto poder inflamable; pese a ello el celuloide fue utilizado para la fabricación de juguetes, objetos cotidianos y cintas de película.

Muñeco bebé Jacky

SNF diseñó diversos modelos de muñecos: Françoise, Claudinet, Michel... Uno de los más conocidos fue Jacky.

Jacky nació en 1935, sin embargo no apareció en los catálogos de juguetes hasta un año después, en 1936. En poco tiempo se convirtió en el bebé más querido por los niños franceses a lo largo de tres decenios. Jacky dejó de fabricarse en 1963 con la desaparición de la marca SNF.

Actualmente los muñecos SNF se caracterizan por ser una pieza cotizada que no debe faltar en las vitrinas de los coleccionistas de muñecas. Su mirada triste y enternecedora sigue viva en el corazón de muchos de los que en su momento disfrutaron de este muñeco fabricado originariamente en celuloide.

Jacky estaba marcado en su nuca y torso con las siglas SNF enmarcadas en un rombo, la palabra France además de los números del modelo y el tamaño en centímetros y la abreviación Mod. Dep. o Model deposé (marca registrada).

Jacky de SNF se elaboró en diversos tamaños, el más pequeño de 7 cm. y el mayor 60.

En los de entre 7 y 24 cm los ojos siempre aparecen pintados y la cabeza es fija.

En los modelos de 30 cm los ojos pueden ser pintados o fijos de cristal o polietileno

En cuanto a los que abarcan el tamaño que va desde 35 a 60 cm, los ojos pueden aparecer pintados, fijos, pero también durmientes o móviles, tanto en cristal como polietileno.

A lo largo del tiempo los moldes de fabricación de Jacky se rellenaron con materiales diversos: celluloïd, Sicoïd, Novoïd y polietileno.

Sus piernas generalmente aparecen arqueadas aunque también se fabricaron rectas especialmente en aquellos modelos utilizados como maniquíes que nacieron para mostrar la moda infantil de temporada en mercerías.

A consecuencia de ser manufacturado durante tres largos decenios, en los catálogos de juguetes el bebé Jacky de SNF fue bautizado con diversos nombres de pila, adecuándose a las preferencias de cada época, así, aparece como Claudy en 1952/53, Jean-Pierre en 1955, Yvon o Bernard en 1956 y Bruno o Jean-Louis en el catalogo de Bon Marché en 1960.

El largo periodo en el que Jacky permaneció en el mercado de juguetes francés hicieron de el un muñeco conocido y querido por muchos.