El turista cultural busca lugares que los sorprendan por su historia, arquitectura, cultura gastronomía, etc. Ixmiquilpan es una de esas localidades que tiene muchos encantos. Ixmiquilpan se ubica al noroeste de Pachuca, Hidalgo, en el kilómetro 170 de la carretera México-Laredo. Sus límites geográficos son: al norte con Nicolás Flores; al sur con Alfajayucan, Chilcuautla y San Salvador; al poniente con Santiago de Anaya y Cardonal y al oriente con Zimapan y Tasquillo. Se puede trazar un corredor turístico desde Pachuca, siguiendo por Actopan, Ixmiquilpan y terminando en Tecozautla.

Ixmiquilpan es palabra de origen náhuatl que significa: “lugar de verdolagas”, es una localidad estratégica en la región conocida como el Valle de Mezquital, donde vive el grupo indígena llamado Hñähñu.

Iglesia y convento de San Miguel Arcángel

El exconvento agustino fue construido alrededor de 1550, por los frailes agustinos. El arquitecto fue fray Andrés de Mata de Barrios, que también construyó el convento de Actopan, ambas construcciones se caracterizan por su torreón en forma de cubo de estilo mudéjar. La portada de la iglesia de Ixmiquilpan es de estilo plateresco. Con su frontón triangular y ventana coral de medio punto. Cuatro columnas abalaustradas, flanquean la puerta; hay dos nichos vacíos; es importante anotar que está el escudo agustino del corazón con tres flechas. Hay una pequeña cruz atrial, capilla abierta y portería.

Su interior es muy amplio existen muchas pinturas murales policrómas de manufactura indígena, en las que se representó una serie de batallas en las que aparecen guerreros águila y ocelote. De hecho recuerdan mucho a las pinturas que se encuentran en Cacaxtla, Tlaxcala. Los guerreros llevan su macuahuitl, chimalli, carcaj, flechas, etc. De varios de ellos sale la vírgula para destacar que estaban hablando. Aparecen cabezas de hombres degollados y rostros de monstruos que representan al diablo.

En el techo también hay vestigios de pintura mural y de nervaduras. Su altar es neoclásico, está presidido por san Miguel Arcángel y algunos santos agustinos. Se conservan algunos altares neoclásicos, de poco interés. En la sacristía hay pintura mural de color blanco y negro, destacan escenas como: María Magdalena confunde a Cristo con el hortelano; La Venida del Espíritu Santo,etc. El exconvento es monumento nacional desde 1933.

Atractivos culturales de Ixmiquilpan

Otros atractivos culturales que son de interés para visitar son: el palacio municipal construido entre 1906 y 1910, para celebrar el centenario del inicio del movimiento insurgente. Se conserva un puente del siglo XVI y la capilla del Carmen que es del siglo XVIII, tanto su interior como su exterior es de estilo barroco, tiene algunos retablos dorados.

Un dato curioso es que la Diana Cazadora que se observa en Paseo de la Reforma, en la ciudad de México, no es la original, sino una réplica. La Diana Cazadora original fue realizada por Juan Francisco Olaguibell, fue llevada a Ixmiquilpan en 1969, por el entonces regente del DF Alfonso Corona del Rosal.

El Centro Cultural del Valle del Mezquital alberga al museo de la cultura Hñähñu, en sus salas se ve como se realiza la producción del pulque, la ubicación regional, artesanía e historia de este importante grupo indígena . En el mercado se puede degustar de la gastronomía tradicional como barbacoa de carnero y pollo; tamales, verdolagas, dulces, etc.

Atractivos naturales de Ixmiquilpan

Ixmiquilpan se ha hecho famoso porque en su territorio alberga varios parques acuáticos y balnearios de aguas termales, las cuales surgen gracias al Eje Neovolcánico Transversal. Las aguas poseen efectos curativos y relajantes. Algunos son: Parque Ecoturístico Ecoalberto, Valle Paraíso, Tephé, Te-Pathé, entre otros. También sobresalen por su belleza las grutas de Tolantongo, con sus cascadas y cerros es un lugar excelente para acampar.

Por la variedad de sus atractivos turísticos y por su ubicación geográfica Ixmiquilpan resulta un sitio clave para el turista nacional e internacional.