Nota: El ebook de tinta electrónica Kindle se puede ya comprar en España por 79 €


Durante algún tiempo, medio en serio, medio en broma, se especuló en Internet sobre la posibilidad de un nuevo invento de Apple: el iWatch, que vendría a ser la versión de Steve Jobs del clásico reloj de pulsera.

Con la salida del nuevo iPod Nano 6G, muchos internautas han visto la posibilidad de hacer realidad lo que en principio no era más que una parodia.

El iWatch ya está aquí. MP3 y reloj multitouch, todo en uno

Las dimensiones de la nueva versión del iPod Nano de Apple se adaptan a la perfección al tamaño de un reloj de pulsera, y mediante la pinza de sujeción en su parte trasera, la posibilidad de unirlo a una vieja correa de reloj existe.

Quien sienta curiosidad por saber cómo hacerlo podrá encontrar en Internet múltiples modos de hacerse el suyo a medida en diferentes páginas web o vídeos de YouTube.

Un reloj de lujo cuya hora no se ve

Quizá lo más llamativo de este iWatch sea que a primera vista, los dígitos de su esfera, o las manecillas si se prefiere el método tradicional, no son visibles. Al ser un iPod, la pantalla permanece apagada hasta que se pulsa el botón que la activa, siendo entonces necesario el ya clásico movimiento del iPhone para desbloquearla.

Una vez se hace, la hora se hace visible, y además se puede acceder al resto de las funciones que el iPod lleva consigo.

Reloj, calendario, música y radio FM... Todo en uno con el iWatch

Sin duda es una lástima que el iPod Nano no tenga conectividad Bluetooth, ya que obliga al usuario a llevar enchufados a su "reloj" unos auriculares. Sin embargo, para todo hay solución. Un modo discreto de utilizar este reloj como reproductor MP3 o sintonizador de radio FM es colocando el cable de los auriculares directamente sobre la piel, bajo la manga de la camisa o el jersey, hasta salir por el cuello de la misma.

Sin duda un modo discreto y práctico de tener toda la música no al alcance de la mano, sino en la mano misma. De este modo, el iPod siempre estará al alcance de los dedos para cambiar de canción, de disco, de sintonía o incluso (¿por qué no?) mirar la hora.

Precio y colores disponibles del reloj de Apple

Asumiendo que la correa la pone el usuario (basta con reciclar cualquier correa de algún reloj antiguo), el precio de este iWatch coincide completamente con el de los iPod Nano 6G, es decir, 159 euros en su versión de 8GB o 189 euros en su versión de 16GB.

En cuanto a los colores, el iWatch está disponible en una amplia gama cromática: acero, azul, rojo, verde lima, naranja o incluso rosa.

Correas para crear un iWatch a partir de un iPod Nano

Naturalmente, una vez han comenzado a proliferar en la red de redes los tutoriales y análisis sobre este particular reloj, no ha faltado quien ha visto una oportunidad de negocio.

Tal es el caso de iLoveHandles, que comercializa una correa especialmente preparada para sostener un iPod Nano al precio de 15 euros, o de las correas de nailon que vende Cuantycomm por 13 euros para el mismo fin.

iWatch, ¿el futuro del iPod Nano en 2011?

Si esta moda de convertir el iPod Nano en un reloj de pulsera funciona, todo apunta a que en un futuro la propia Apple podría pasar a diseñar y vender los accesorios necesarios para hacerlo, y quién sabe si eso no significará la apertura de una nueva vía de negocio para la marca de la manzana.

Quizá, dentro de un par de año, se produzca la presentación del "nuevo" iWatch, esta vez de forma oficial e incorporando todo tipo de mejoras, como podría ser el uso de un minidisplay multitáctil en 3D autoesteroscópico con el que ver fotos en 3D en la muñeca.

Conclusión: un reloj exclusivo al alcance de los más manitas

Todo esto hace que el nuevo iWatch sea un reloj exclusivo, el único reloj multitáctil del mercado a día de hoy. Además, un reloj que reproduce música, permite ver fotos y escuchar la radio camino del trabajo.

Y teniendo en cuenta la variedad de modelos y colores disponibles, junto con la amplísima oferta de correas para reloj existente en el mercado, queda claro que será muy, muy difícil encontrar dos iWatch diferentes.

La cuestión ahora quizá sea: ¿alguien se atreverá a hacer lo mismo con el iPod Touch?