Durante los días 6 y 14 de mayo, los alcarreños y todos aquellos que se quieran acercar, podrán disfrutar en la capital de los conciertos de Topo el 10 de mayo, Sex Museum al día siguiente, Catpeolpe y Munchausen el 12, M – Clan el 13 y Dani Martín, como cabeza de cartel, el 14 de mayo.

El 7 de mayo ha sido el turno de Iván Ferreiro, teloneado por el grupo barcelonés Cyan, quienes tocaron en la carpa del Recinto Ferial de Guadalajara a las 21.30 de la noche.

Picnic Extraterrestre

Iván Ferreiro no tardó en salir al escenario tras la última actuación de los teloneros, Cyan, y lo hizo pisando fuerte. A las 22.45 de la noche el gallego comenzó el concierto, nada más y nada menos, que con el tema versionado al piano, “Paraísos perdidos”, perteneciente a su último álbum de 2010.

La carpa no estaba demasiado llena, motivo por el cual el público tenía espacio suficiente para moverse y alzar las manos al ritmo de la letra de las canciones que sonaban.

El concierto siguió su curso con “La Jetee” y con un “Cabaret” en el que Ferreiro expresa cómo las ciudades se derrumban con la situación actual de muchas personas que acuden a dichos locales para intentar huir de sus problemas. Ambos temas pertenecen, como el anterior, a su álbum Picnic Extraterrestre.

Fahrenheit 451

El cuarto tema con el que el gallego se ganó a un público expectante fue con “Fahrenheit 451”, título que pertenece a una novela de los años 50, llevada al cine trece años después.

Con este tema quizá Ferreiro pretenda tratar lo mismo que cuentan el libro y la película, esto es, la ignorancia de los ciudadanos ante el impedimento del gobierno de leer libros, argumentando que sólo así la gente puede ser feliz, sin tener en qué pensar ni en qué preocuparse.

Las Siete y Media

Tras cuatro temas del último disco al fin era el turno de un tema de su álbum de 2006, “Las Siete y Media”, con el que Ferreiro hizo cantar al público con una “Extrema pobreza” que no le hizo sino recordar que “la falta de cabeza es peor que la pobreza”, que hay amores que se apagan y latidos que se acaban.

El concierto continuó con un tema de su disco “Canciones para el tiempo y la distancia”, de 2005. Ferreiro tocó “Ciudadano A”, tema en el que critica la mediocridad de un ciudadano de clase media frente a un mundo americano mostrado cada día en televisión, al que Europa intenta venderse en un intento de querer parecerse a él.

Álbum 2006

A continuación volvió a ser el turno del álbum “Las Siete y Media”, “Mentiroso Mentiroso”, de 2008, y “Canciones para el tiempo y la distancia”, respectivamente. El gallego deleitó al público con “Me toca tirar”, canción que pocos de ellos se sabían, seguido de una “Personalidad múltiple” en la que muestra las inquietudes de diversas personas ordenadas a base de números, para terminar evidenciando la irracionalidad de los mismos.

Tras este tema volvió a conseguir que los espectadores cantaran al ritmo de la romántica canción que da título a su álbum de 2005, “Canciones para el tiempo y la distancia”, en la que Ferreiro no hace más que encontrar palabras y canciones que sólo hablan de dos.

Mentiroso Mentiroso

Eran cerca de las 23.45 de la noche, pero el concierto seguía cada vez con más energía. El gallego cantó “Toda la verdad”, tema que contradice el nombre del álbum al que pertenece, “Mentiroso Mentiroso”, y es que la letra de este tema no habla, precisamente, de decir verdades.

Ferreiro continuó sorprendiendo al público con una canción de dicho álbum, esta vez con la breve “Jet Lag”, de apenas dos minutos y medio de duración, versionada al piano y muy aclamada por los asistentes al evento. Con “De mi un pandero” el artista siguió haciendo bailar, sobre todo, a quienes se sabían la letra de este tema tan conocido y versionado en todos sus conciertos.

Relamida

Continuaba el concierto y parecía que el gallego ya no presentaría más canciones de su último álbum, pero con “Relamida” volvió a recordar a los asistentes que su nuevo disco cuenta con canciones tan buenas como las de los trabajos anteriores.

No obstante, con la letra tan optimista de “Mi furia paranoica”, el público agradeció que Ferreiro volviera a tocar en el concierto temas de sus álbumes pasados, y es que, con este tema, los espectadores aprendieron a buscar mucho más allá de lo que exige el tiempo, a inventar cada mañana y a estar seguros de que el pasado no les alcanzará.

Los Piratas “M”

El concierto continuaba y los espectadores se llevaron una gran sorpresa cuando escucharon la canción perteneciente a Los Piratas, banda de rock española cuyo cantante era Iván Ferreiro antes de separarse en 2004. Con “M” el artista recuerda a un amor que ya se fue y cómo él no se acostumbra a vivir en una casa para dos.

Ferreiro siguió con el famoso tema “Años 80”, uno de los temas más cantados por el público durante el concierto, también perteneciente a su antigua banda.

SPNB

A continuación el gallego dio paso a un tema del ya mencionado disco de 2005, "SPNB", con el que el público no pudo sino alzar las manos al ritmo de unos preciosos besos tarareados por el artista y gritados también por todos los asistentes.

A este tema le siguieron otros no menos aclamados, también dentro de dicho álbum. Estos fueron “Viaje de Chihiro” y el famosísimo “Turnedo”, tema que todos los espectadores esperaban escuchar para poder alzar sus voces lo más alto que pudiesen al son de frases tan repetidas cómo: “quién no tiene el valor para marcharse, quién prefiere quedarse y aguantar…”

Con el pegadizo tema “NYC” el público siguió cantando sin descanso, proclamando que estuvieron allí sólo un instante, pudiendo contar ahora una historia más, y todo gracias al concierto con el que el gallego estaba haciendo disfrutar a los asistentes la noche del 7 de mayo de 2011.

Días Azules

El concierto estaba en auge, y es que no hicieron más que sonar los temas más pedidos siempre por el público en la gira de conciertos. Fue el turno de esos “Días Azules” que recuerdan días de verano “grabados en la memoria, como en piedra, brillando, envueltos en una música especial”.

Seguido de este tema sonó algo como un tornado con el que Ferreiro decía romper las barreras del sonido. Era “Piensa en frío”, canción perteneciente, como la anterior, a su álbum de 2006, “Las Siete y Media”.

El equilibrio es imposible

El final del concierto se acercaba, pero el temblor del público no se debió a que Iván Ferreiro estaba a punto de abandonar el escenario alcarreño, sino a que el gallego cerró el concierto con una increíble versión al piano de “El equilibrio es imposible”, uno de los temas preferidos por el público, perteneciente a Los Piratas.

Con esta canción los espectadores no pudieron más que marcharse repitiendo, cada uno de ellos en su interior, para sí mismos, y como expresa el mismo Iván Ferreiro en su letra: “no te diré que no, yo te sigo porque creo que en el fondo hay algo…”