La certificación de un producto o servicio, la realiza un Ente Certificador que establece qué norma debe cumplir ese producto y evalúa los resultados de los ensayos u auditorías, para la emisión del certificado correspondiente. Las normas de calidad suelen ser confundidas con las normas de seguridad. Para saber cuál es la diferencia analizaremos primeramente qué es una norma.

¿Qué es una norma?

La norma, es un documento que surge a partir de la experiencia de construcción de un determinado producto o servicio. Se determinan cuáles son las características y condiciones esenciales que deben conformarlos.

Para esto se reúnen especialistas que analizan las posibilidades de cada una de estas necesidades. Se establecen las repeticiones, se corrigen defectos y concluyen con una formalidad que es la descripción general de los pasos a seguir para realizar un producto correctamente fabricado.

Norma de seguridad

Cuando se analizan las alternativas de construcción, se estudian las medidas de seguridad que deben tomarse para incluirlas en la norma. El objetivo es asegurarse que todas las partes o componentes que impliquen un riesgo para el usuario, estén incluidas en un procedimiento de revisión de seguridad.

Esta es una norma de seguridad. Son las normas que permiten fabricar un producto que no ponga en riesgo, la vida de las personas.

Norma de Calidad

La norma de Calidad, es la que establece el procedimiento por el cual la construcción de este producto, será siempre exactamente igual. De esta manera, se garantiza el cumplimiento de las normas de seguridad, repitiendo el procedimiento de construcción.

Por ejemplo cada vez que un cliente compre una plancha, ésta estará construida bajo la norma de seguridad, para que sus partes eléctricas, tengan los materiales que corresponden y conexiones seguras, para que el usuario no tenga contacto con la electricidad.

¿Cómo se garantiza la calidad? Escribiendo todo lo que se hace para fabricarla correctamente y esto es lo que se debe repetir, para fabricar el mismo producto, obteniendo la misma calidad.

Comprobación del cumplimiento de las normas

Para lograr el control del cumplimiento de las normas de seguridad, periódicamente deben tomarse muestras de producto fabricado "bajo norma" y se ensayan en un laboratorio especializado. Esto significa que se eligen dos muestras, una tiene que ensayarse y la otra es una contramuestra a la que se recurre si hay alguna falla o duda sobre la primer muestra ensayada.

¿Qué es el ensayo? Son todas las pruebas que deben hacerse para confirmar que algo fue contruido con la norma correspondiente. En el caso se la norma de Calidad, no se hace ensayo, sino, auditoría. Se realizan observaciones periódicas, para verificar el cumplimiento de los procedimientos especificados para cada producto o servicio. Y los ensayos, se hacen para confirmar que se han respetado las normas de seguridad.

Una vez que el ensayo asegura que el procucto es seguro, el Ente Certificador emite un Certificado de Conformidad. Este tiene validez por un tiempo prestablecido. Y será renovado cada vez que sea necesario.

Gracias a esto, se puede asegurar que todos los objetos o servicios construidos bajo este sistema, son exactamente iguales. Como una receta de cocina. Las normas de seguridad son obigatorias en muchos países del mundo. Las normas de calidad no. Aunque los usuarios y consumidores a medida que conocen las reglamentaciones, son más exigentes.