El nuevo teléfono de Apple, el iPhone 4S ha empezado a ser comercializado en Estados Unidos y otros seis países considerados como mercados estratégicos. La salida al mercado se produce una semana después del fallecimiento del fundador de la compañía, Steve Jobs.

De acuerdo con algunos analistas de Bloomberg, en el primer fin de semana de su lanzamiento, se venderán cerca de 4 millones de iPhones 4S contra los 1,7 millones de iPhones vendidos desde hace cuatro años la primera semana de su comercialización.

Gran demanda del nuevo iPhone

Por primera vez, el nuevo iPhone de Apple es comercializado simultáneamente por tres operadoras estadounidenses de telefonía móvil. Una forma de impulsar el consumo en tiempos de crisis económica.

Sin embargo, la gran demanda - Apple anunció que había recibido más de un millón de reservas del iPhone 4S sólo el primer día, lo cual es un récord – ha provocado problemas de abastecimiento. Verizon Wireless, el mayor operador de telecomunicaciones de Estados Unidos, y Sprint, que ocupa el tercer lugar, no garantizan la disponibilidad del iPhone 4S de 16 GB, según su propio sitio web.

Asimismo, desde AT & T, el número dos del mercado, se estima un plazo de entrega entre tres y cuatro semanas del nuevo modelo de Apple. Incluso en el Reino Unido se han agotado las existencias del iPhone 4S blanco de 16 GB

Largas colas para comprar el iPhone 4S

Como es habitual con la llegada de un nuevo producto de la compañía de Cupertino, ya se están formando largas colas de clientes a las puertas de todas las Apple Store diseminadas por el mundo para adquirir el nuevo iPhone 4s.

Los fans de Australia y Japón fueron los primeros en hacerse con el dispositivo. Miles de personas se han concentrado a las puertas de las Apple Store de Sydney y Tokio, esperando su turno para comprar el nuevo iPhone 4S.

Steve Wozniak: su homenaje a Steve Jobs

Incluso el cofundador de Apple, Steve Wozniak, quiso dar su tributo personal a su compañero de aventura, Steve Jobs, esperando en la fila frente a una tienda de Apple en California para comprar el nuevo iPhone 4S. Pasó la noche como un fans más de Apple, sentado en una silla de camping con un iPad 2 en sus manos, rindiendo así su pequeño homenaje a Jobs. “La espera ha comenzado - escribió Wozniak en su perfil de Twitter -. Yo soy el primero en la cola. Un tipo llegó primero, pero fue al lado equivocado y está muy enojado".

El iPhone 4S llegará el 28 de octubre a España, Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Hungría, Irlanda, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, México, Países Bajos, Noruega, Singapur, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia y Suiza.

La guerra entre Samsung y Apple se recrudece

Por otra parte, la Compañía de Cupertino ha conseguido que el tribunal federal de Sydney prohíba la comercialización de la tableta Samsung Galaxy Tab 10.1, en todo el territorio australiano. Samsung - líder en ventas de televisores y el número dos del mercado de teléfonos inteligentes -se enfrenta, en estos momentos, en una docena de países a las demandas presentadas por Apple por violación de la propiedad intelectual.

Samsung, por su parte, amenaza con demandar a Apple en Alemania y Francia, con el argumento de que el nuevo iPhone 4S viola una serie de patentes para dispositivos móviles propiedad de la empresa surcoreana.

Samsung Galaxy Tab 10.1 similar al iPad 2

Apple afirma que la ‘tablet’ de Samsung es una copia de la iPad en algunos aspectos, por lo que trata de evitar que el dispositivo de la compañía surcoreana no llegue a las tiendas. El Galaxy Tab 10.1 también fue prohibido en Alemania a mediados de agosto. Un juez de Düsseldorf dio la razón a la compañía norteamericana.

Asimismo, un proceso similar está abierto en California cuya sentencia puede afectar a las ventas de Samsung en el importante mercado estadounidense.

El mensaje de condolencia por la muerte del fundador de Apple, Steve Jobs, que envió Samsung, por medio de su presidente Geesung Choi, parece que no ha surgido efecto y ambas compañías no parecen dispuestas a acercar posturas.