Históricamente, las monedas de plata y los centenarios de oro han sido una de las inversiones más redituables en México, sin embargo antes de tomar la decisión de invertir en el mercado de metales hay varios elementos a considerar para que la inversión no se quede a la mitad del camino y se pierdan los grandes beneficios que se pueden obtener.

Tiempo de maduración en la inversión en metales preciosos

Después de decidir dónde invertir, es importante saber que invertir en metales preciosos llevará una larga maduración. Es decir que antes de ir a comprar las monedas de plata y los centenarios de oro, es importante considerar que el dinero destinado a esas compras regresará después de por lo menos un año. Sin embargo, si se desean mayores rendimientos se deberá esperar aún más tiempo.

Compra-Venta de oro y plata en México

Un factor muy importante a considerar en el caso de los metales es el rango de compra-venta. Esto quiere decir que en el plazo inmediato la inversión no estará disponible en caso de emergencia.

Actualmente, la venta de centenarios de oro se cotiza en 21.500 pesos, pero si alguien posee un centenario, solo podrá obtener 20.000 pesos por él. Mientras que la plata se cotiza en 395 pesos a la venta y 350 pesos a la compra. Sin embargo lo interesante del oro y la plata viene con el paso del tiempo.

Rendimientos históricos del oro

Al día de hoy la venta de centenarios de oro se cotiza en 21.500 pesos, cifra que carece de valor hasta que la comparamos con su valor de hace un año, cuando según el Inegi adquirir un centenario era posible por solo 18.151 pesos.

Al considerar el rango de compra venta, encontramos que un centenario adquirido en diciembre del 2009 por 18.151 pesos es posible venderlo en 20.000 pesos en diciembre del 2010 lo que significa una ganancia neta de 10,18% anual.

Mejor aún, en diciembre del 2008 era posible adquirir un centenario de oro por 14.557 pesos, lo que arroja un rendimiento del 37,39% por los dos años, es decir una ganancia anual del 18,69% entre el 2008 y el 2010.

Al ir a diciembre de 2003, encontraremos que era posible adquirir un centenario de oro por tan solo 5.848 pesos, lo que arroja un rendimiento de 242% en siete años, lo que es igual a 34,57% anual en el periodo comprendido entre diciembre del 2003 y diciembre del 2010.

Rendimientos históricos de la plata

De la misma forma, la compra-venta de monedas de plata es una de las mejores inversiones en México: en primer lugar por sus altos rendimientos y en segundo lugar porque su precio es bastante accesible para una buena parte de los mexicanos.

Actualmente, la moneda de plata se vende a 395 pesos y se compra a 350 pesos, lo cual resulta interesante ya que si un inversionista hubiera comprado una moneda de plata en diciembre del 2009 hubiera pagado por ella 235 pesos lo que genera un rendimiento anual del 48,93%.

De igual forma que el oro, los rendimientos de la plata aumentan considerablemente cuando aumenta el plazo de la inversión. De esta forma, una moneda de plata adquirida a finales del 2008 por 172 pesos hubiera generado un rendimiento de 103%, es decir un rendimiento anual del 51,5% entre diciembre del 2008 y diciembre del 2010.

A finales del 2003 era posible adquirir una moneda de plata por 87 pesos por lo que venderla en el 2010 es igual a un rendimiento del 302% en todo el plazo, es decir un 43,14% de promedio anual.

Evolución futura del oro y la plata en México

¿Es posible esperar el mismo tipo de rendimientos del oro y la plata en el futuro? La respuesta no es sencilla ya que los rendimientos pasados no garantizan los rendimientos futuros, sin embargo es posible esperar el mismo tipo de rendimientos ya que los grandes capitales que se mueven en las bolsas de valores de todo el mundo se encuentran nerviosos por la debilidad del dólar. Esto los hace buscar asegurar sus inversiones en instrumentos seguros como lo son los metales.

De la misma forma hay que preguntarse la causa por la cual el dólar es débil. La respuesta es que la debilidad se puede explicar por el inmenso déficit fiscal y comercial de los Estados Unidos que atraviesan una etapa de declive que pone en riesgo la primacía del dólar sobre el resto de las divisas.

Actualmente, tanto el oro como la plata son instrumentos de inversión muy codiciados, ya que no se prevé que el déficit fiscal y comercial de Estados Unidos se recupere ni en el corto ni el mediano plazo.

Por otro lado, hay que resaltar que la cantidad de oro y de plata en el planeta es limitada y conforme aumenta la riqueza en el planeta y la cantidad de personas invirtiendo en estos instrumentos, su precio tenderá inexorablemente al alza. Y así será hasta que la estructura financiera mundial cambie de forma radical, lo cual es posible pero no previsible.