La intoxicación alimentaria ocurre cuando se consume algún alimento contaminado por organismos o toxinas, ya sea porque estaba en descomposición, no se cocinó el tiempo suficiente o por falta de higiene en su manipulación.

A veces las bacterias crean una toxina en los alimentos y es esta toxina la que causa el problema y la mayoría de los casos es una bacteria común como el estafilococo o la Escherichia coli (E. coli)

Causas de la intoxicación alimentaria

  • Después de consumir alimentos al aire libre, tipo picnic.
  • En comidas que se sirven en bufets libres, al no estar bien refrigerados los alimentos, produciendo en este caso la mayonesa la salmonella.
  • Al consumir carnes de res o de ave crudas o poco cocinadas.
  • Al consumir pescados crudos, poco cocinados o que no hayan pasado el proceso de congelación previa, produciendo anisakis.
  • Al consumir productos lácteos que no estén pasteurizados.
  • Al consumir frutas y vegetales que no se hayan lavado.
  • Al consumir cualquier alimento preparado por alguien que no use las técnicas apropiadas de lavado de las manos o de los utensilios de cocina como las tablas de cortar.
  • Al consumir alimentos congelados o refrigerados que no se guarden a la temperatura apropiada o que no se recalienten adecuadamente.
  • Al consumir huevos mal cocidos o mal lavados.
  • Al beber agua proveniente de un pozo o arroyo, o agua de una ciudad o pueblo que no haya sido tratada.
  • Al cocinar personas portadoras de alguna enfermedad infectocontagiosa y manipular los alimentos.
  • Al consumir alimentos contaminados con plagas por moscas, roedores o cucarachas, que funcionan como vectores contaminantes.
  • También pueden ser provocadas por la presencia de cualquier sustancia tóxica como pesticidas, medicamentos, metales pesados o cualquier otro veneno en la comida o en la bebida.
  • Al ingerir sustancias tóxicas naturales como setas venenosas o peces de arrecife, conteniendo estos últimos una toxina que no desaparece ni al congelarlos ni al cocinarlos.

Síntomas de la intoxicación alimentaria

  • Cólico abdominal.
  • Diarrea.
  • Fiebre y escalofríos.
  • Pérdida del apetito
  • Nauseas
  • Vómito
  • Debilidad y fatiga
Los síntomas de la intoxicación alimentaria pueden comenzar horas o días después de consumir el alimento o bebida contaminada. El tiempo de aparición depende en parte de qué causo la intoxicación alimentaria y en la cantidad de comida o bebida que se consumió.

Tampoco afecta a todo el mundo por igual, depende de la cantidad del germen o de la toxina que cada individuo ingiere y de la inmunidad personal hacia ellas.

La mayoría de las intoxicaciones son leves y desaparecen entre los 2 y 4 días, pero la deshidratación es la complicación más común como efecto secundario y hay que tener mucho cuidado para evitarla.

Tratamiento de la intoxicación alimentaria

  • Evitar los alimentos sólidos y los productos lácteos hasta que se pase el vómito y la diarrea.
  • Tomar mucho líquido que no sean lácteos y que no contengan cafeína.
  • No tomar las llamadas bebidas para deportistas, pues no están hechas para el tratamiento de la diarrea y no reemplazan adecuadamente los electrolitos corporales (sales y minerales) para prevenir la deshidratación.
  • No tomar antiácidos durante un caso de intoxicación alimentaria, ya que puede debilitar las defensas internas al reducir los ácidos estomacales que luchan contra las bacterias.
  • Evitar los antidiarréicos ya que el organismo está tratando de eliminar la toxina. Si se toman estos medicamentos, se contrarresta la capacidad del organismo para atacar la infección.
  • Empezar por una dieta blanda una vez la diarrea y los vómitos se hayan detenido. Se debe procurar alimentos de fácil digestión como cereales, galletas saladas o caldos y evitar, por lo menos durante dos días, los alimentos condimentados, picantes, ácidos, grasosos, azucarados o lácteos.
En cualquier caso se deberá consultar al médico si la diarrea persiste, si existe fiebre prolongada, si se siente debilidad al tragar y en caso de deshidratación.